Problemas De Aprendizaje Puede Tener Niños Con Síndrome De Down

Las personas con síndrome de Down también experimentan dificultades de aprendizaje que conducen a retrasos en muchas áreas del desarrollo. Conoce los problemas de aprendizaje puede tener niños con síndrome de Down en las diferentes etapas de su vida.

🤓 ¿Qué problemas de aprendizaje puede tener niños con síndrome de Down?

Los niños con síndrome de Down generalmente aprenden y progresan más lentamente que la mayoría de los otros niños. Sin embargo, no todas las áreas de desarrollo se ven igualmente afectadas. Hay un patrón específico de características cognitivas y conductuales que se observan entre los niños con síndrome de Down que difiere del que se observa en niños con desarrollo típico y niños con otras causas de discapacidad intelectual. Nos referimos a este patrón de fortalezas y debilidades características como un “perfil de desarrollo”.

Problemas de aprendizaje puede tener niños con síndrome de Down con soportes visuales

La investigación sugiere que las personas con síndrome de Down aprenden mejor cuando pueden ver cosas ilustradas. Este hallazgo se ha demostrado en varias áreas de desarrollo, incluida la adquisición del lenguaje, las habilidades motoras y la alfabetización. Esto sugiere que la enseñanza será más efectiva cuando la información se presente con el apoyo de imágenes, gestos u objetos.

Lectura de palabras (Problemas de aprendizaje puede tener niños con síndrome de Down)

Muchos niños con síndrome de Down pueden desarrollar habilidades de lectura antes de lo que se podría esperar para sus niveles cognitivos y de lenguaje. La lectura hace una contribución importante al vocabulario y al desarrollo del lenguaje para todos los niños y esto puede ser un beneficio particular para los niños con síndrome de Down, debido a sus retrasos específicos en el lenguaje.

Lee también sobre las características del síndrome de Down

Problemas de aprendizaje puede tener niños con síndrome de Down

Dificultades características

Desarrollo motor

Las habilidades motoras pueden ser un problema, estas se desarrollan a un ritmo más lento para los niños con síndrome de Down que para los que no lo tienen. Estos retrasos en el desarrollo motor reducen las oportunidades de los bebés para explorar y aprender sobre el mundo que los rodea y, por lo tanto, afectan aún más el desarrollo cognitivo. El mal control motor oral puede afectar el desarrollo de las habilidades del lenguaje.

Lenguaje expresivo, gramática y claridad del habla.

Los niños con síndrome de Down muestran retrasos específicos en el aprendizaje del uso del lenguaje hablado en relación con su comprensión no verbal. Casi todos los niños tendrán un lenguaje expresivo que se retrasa en relación con su comprensión del lenguaje. Los niños experimentan dos tipos de dificultad expresiva: retraso en el dominio de las estructuras de las oraciones y la gramática, y dificultades específicas para desarrollar una producción clara del habla.

La brecha entre la comprensión de los niños y su capacidad de expresarse es motivo de mucha frustración y, en ocasiones, puede generar problemas de conducta. También puede dar lugar a que se subestimen las capacidades cognitivas de los niños. El retraso del lenguaje también conduce al retraso cognitivo, ya que gran parte del aprendizaje humano es a través del lenguaje y el lenguaje se internaliza para pensar, recordar y autoorganizarse.

Habilidades numéricas

La mayoría de los niños con síndrome de Down luchan con habilidades numéricas básicas y sus habilidades numéricas suelen estar a unos 2 años de sus habilidades de lectura. Hay una necesidad de más investigación sobre las razones de esto. Actualmente, el mejor consejo disponible es aprovechar lo que se sabe sobre las fortalezas de aprendizaje de los niños y utilizar sistemas de enseñanza de matemáticas que aprovechen al máximo los soportes visuales para enseñar conceptos numéricos.

problemas

Memoria verbal a corto plazo

La memoria a corto plazo es el sistema de memoria inmediata que tiene la información “en mente” por cortos períodos de tiempo y apoya todo el aprendizaje y la actividad cognitiva. Tiene componentes separados especializados para procesar información visual o verbal.

La capacidad de los niños con síndrome de Down de retener y procesar información verbal no es tan buena como su capacidad de retener y procesar información visual. Estos problemas verbales de memoria a corto plazo hacen que sea más difícil aprender nuevas palabras y oraciones. También hacen que sea más difícil procesar el lenguaje hablado y esto puede afectar negativamente el aprendizaje en el aula

Los estudios sugieren que el procesamiento y la recuperación de la información hablada mejora cuando está respaldada por material de imagen relevante. Esta información ha llevado a los educadores a enfatizar la importancia de usar soportes visuales que incluyen imágenes, signos e impresiones al enseñar a los niños con síndrome de Down, ya que este enfoque aprovecha al máximo sus habilidades de memoria visual más fuertes.

Problemas de aprendizaje puede tener niños con síndrome de Down

🤠 Estrategias didácticas recomendadas

Pueden aprender a un ritmo más lento, pero son más que capaces de aprender. Son fuertes aprendices visuales. Esto significa que entienden lo que ven mejor que lo que oyen.

Los niños con síndrome de Down tienen puntos específicos asociados con su desarrollo de aprendizaje:

1. Son aprendices visuales.

2. Entienden mucho más de lo que pueden decir, porque les cuesta expresarse.

3. Pueden seguir las reglas y rutinas del aula.

4. Necesitan apoyo para recordar instrucciones.

5. Las expectativas de comportamiento, actitud y habilidad de los maestros deben ser altas.

6. Los niños con síndrome de Down pueden aprender.

Reducción de las dificultades auditivas.

El primer problema a tratar es la audiencia. Si la audición de un niño se ve comprometida, entonces él o ella no podrá establecer patrones de sonido claros para las palabras habladas. Los padres deben insistir en que se les brinden detalles completos de las evaluaciones de audición realizadas para sus hijos, incluidas copias de audiogramas y / o timpanogramas. También se les debe aconsejar sobre formas de ayudar a sus hijos a mejorar sus habilidades auditivas y auditivas. Reducir el ruido de fondo ayudará al niño a escuchar y escuchar con mayor eficacia.

Los miembros de la familia y los maestros deben ser conscientes de la necesidad de hablar de forma natural, pero clara, asegurándose de que tengan la atención del niño antes de comenzar a hablar. Siempre que sea posible, el niño debe poder ver su cara para utilizar las formas de los labios y la boca para ayudar a discriminar los sonidos. La firma es una ayuda importante para comprender palabras nuevas y para mantener progresivas las habilidades de comprensión y comunicación de su hijo.

Sin embargo, la firma no ayudará a su hijo a mejorar las habilidades de discriminación auditiva ni a aprender los patrones de sonido de las palabras nuevas. Por lo tanto, es importante alentar la capacidad de discriminar y producir sonidos del habla y palabras, así como el uso de signos con niños de todas las edades.

Discriminación auditiva de palabras.

Los juegos de discriminación de palabras se pueden jugar tan pronto como su hijo comprenda entre 50 y 100 palabras. Se les puede pedir a los niños pequeños que señalen objetos que tienen nombres similares (por ejemplo, perro / rana, rojo / pan, silla / oso). Los niños mayores pueden jugar el mismo tipo de juego usando vocabulario más avanzado.

El siguiente paso es desarrollar la capacidad de su hijo para detectar sonidos y patrones de sonido en palabras, lo que se conoce como conciencia fonológica. Los juegos como identificar palabras que riman o no riman, o identificar palabras que comienzan o terminan con el mismo sonido ayudarán a desarrollar la conciencia fonológica.

El emparejamiento de sonidos y letras se incluye en todos los esquemas fonéticos cuando los niños comienzan en la escuela. Esta es una habilidad importante y la mayoría de los niños disfrutan aprendiendo esta correspondencia de letras y sonidos. Al mismo tiempo, los niños están comenzando a aprender un vocabulario “a la vista”, una cantidad de palabras que pueden reconocer a partir del patrón de la palabra completa. Este vocabulario de “vista” le da a todos los niños un comienzo importante en la lectura y ayuda a fortalecer el vínculo entre letras y sonido,

Los niños con síndrome de Down deben incluirse en todas las actividades de lectura y ortografía de la clase. Esto ayudará a desarrollar sus habilidades de discriminación sonora, fonética (sonido en impresión) y conciencia fonológica (sonido en voz).

problemas

Actividades para mejorar la atención y aumentar la capacidad de procesamiento.

Las actividades para mejorar la atención de su hijo pueden comenzar muy temprano y deben continuar durante los años escolares. Con los bebés muy pequeños, los juegos de balbuceo cara a cara fomentan largos períodos de atención, al igual que muchos de los primeros juegos que juegas naturalmente con bebés. A medida que los niños avanzan durante los años preescolares, es importante asistir a juegos de enseñanza que requieren permanecer sentados y seguir instrucciones, primero uno a uno con un adulto y luego como parte de un grupo. En un grupo, su hijo tiene que aprender a atender al ‘maestro’ y esperar hasta que sea su turno. Leer libros con un adulto es otra actividad que disfrutan muchos niños y extenderá el tiempo que se quedarán quietos y se concentrarán en una tarea.

El aumento de la atención en situaciones que requieren que su hijo procese información puede comenzar temprano con tareas de elección simple. La cantidad de artículos que su hijo puede elegir puede comenzar en dos y luego aumentar a tres o cuatro. Puede pedirle a su hijo que elija un elemento de una selección de opciones y luego que elija dos elementos de una selección de opciones. En casa, se pueden alentar opciones significativas desde el principio, especialmente a la hora de comer. Por ejemplo, pregúntele a su hijo: “¿Le gustaría un plátano o yogur?” mientras sostiene cada artículo.

Referencias:

https://www.downciclopedia.org/psicologia/desarrollo-y-perspectivasgenerales/3007-caracteristicas-psicologicas-y-del-aprendizaje-de-los-ninos-consindrome-de-down

Puedes ver más información relevante en este video:

Salud De Niños Con Síndrome De Down ¡Mira También Las Vacunas Que Necesitan!

Las personas con síndrome de Down tienen un mayor riesgo de desarrollar una serie de Problemas de salud habituales en niños con síndrome de Down.

🩺 Problemas de salud habituales en niños con síndrome de Down

Defectos del corazón

La complicación número uno para las personas con síndrome de Down es nacer con un defecto cardíaco. Cuarenta y siete por ciento de las personas con síndrome de Down nacen con un defecto cardíaco. La gravedad de los defectos puede variar: podría ser un agujero menor que se cura con el tiempo o algo más grave que requiere cirugía a corazón abierto. Los defectos cardíacos son tan comunes que los médicos examinan a todos los bebés nacidos con síndrome de Down.

Enfermedad de Alzheimer

El síndrome de Down se define como nacer con material genético adicional (una copia extra completa o parcial del cromosoma 21). Este material genético adicional puede alterar la forma en que funcionan las células cerebrales, lo que pone a las personas con síndrome de Down en mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento estima que aproximadamente la mitad de las personas con síndrome de Down desarrollan demencia a medida que envejecen, generalmente cuando tienen entre 50 y 60 años. Los signos de que alguien con síndrome de Down podría estar lidiando con el Alzheimer van más allá de la pérdida de memoria y generalmente implican cambios en la personalidad, como una disminución del interés en las actividades habituales y más agresión o ansiedad.

Salud de niños con síndrome de Down

Problemas de tiroides

La tiroides, que es la glándula en forma de mariposa en la parte frontal del cuello, es responsable de controlar el suministro de energía del cuerpo. El hipotiroidismo, o una tiroides poco activa, es común entre las personas con síndrome de Down y afecta a aproximadamente el 10 por ciento de los niños con síndrome de Down, y entre el 13 y el 50 por ciento de los adultos. Los síntomas incluyen sentirse lento e irritable, cambios de peso y fatiga.

La buena noticia es que el hipotiroidismo es fácil de evaluar y puede tratarse. Vellody dice que es importante hacerse la prueba regularmente (al menos una vez cada dos años).

Lee también sobre las características del síndrome de Down

Leucemia

La leucemia no es un gran riesgo, pero el riesgo es mayor para las personas con síndrome de Down que para otras. “Alrededor del 1 por ciento de las personas con síndrome de Down desarrollarán leucemia en algún momento de su vida”. “En comparación con la población general, donde es quizás el 0.1 por ciento, definitivamente es más común, pero aún no es la mayoría”.

La investigación sugiere que las personas con síndrome de Down que desarrollan y reciben tratamiento para la leucemia aguda tienden a tener un rendimiento tan bueno como otras personas tratadas por el cáncer.

Apnea del sueño

La apnea obstructiva del sueño, que puede afectar negativamente las capacidades cognitivas, la tasa de crecimiento y la función cardíaca, afecta del 50 al 100 por ciento de las personas con síndrome de Down. Se recomienda que los niños con síndrome de Down participen en un estudio del sueño antes de los cuatro años.

El riesgo de desarrollar apnea del sueño continúa a medida que los niños crecen y es especialmente frecuente entre los adultos obesos. La buena noticia es que puede tratarse mediante cirugía o cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso. Cualquier adulto que experimente signos clásicos de apnea obstructiva del sueño, como quedarse sin aire mientras duerme o sentirse excesivamente cansado durante el día, debe reunirse con un médico del sueño para hacerse la prueba.

Problemas de visión

Más de la mitad de las personas con síndrome de Down desarrollarán enfermedades oculares, y los problemas pueden variar desde problemas en el conducto lagrimal hasta cataratas de edad temprana. Muchas personas con síndrome de Down necesitan anteojos y, a veces, los lentes bifocales pueden ayudar si tienen problemas para ajustar su enfoque de cerca a lejos. Los niños con síndrome de Down deben hacerse un examen de la vista dentro de los primeros seis meses y luego cada año o dos después de eso (al igual que los adultos).

Salud de niños con síndrome de Down

Problemas de audición

Hasta el 80 por ciento de los niños con síndrome de Down experimentarán pérdida auditiva, que podría ser el resultado de enfermedades del oído o exceso de cera debido a la estructura del oído (anatómicamente, los oídos se desarrollan de manera ligeramente diferente para las personas con síndrome de Down).

Ser capaz de escuchar es crucial para las habilidades del lenguaje y sociales, y no escuchar adecuadamente puede dificultar el aprendizaje de los niños con síndrome de Down.

Los adultos con síndrome de Down también pueden experimentar pérdida de audición y se les debe revisar su audición anualmente.

👧 Crecimiento y vacunación

Los niños con síndrome de Down pueden ser particularmente susceptibles a las infecciones, por lo tanto, es muy importante que tengan las mismas vacunas que los demás. Para algunos niños, particularmente aquellos con problemas cardíacos, se pueden recomendar vacunas adicionales, por ejemplo, para proteger contra la gripe estacional y la bronquiolitis. Puede discutir esto con su médico de cabecera, pediatra, visitante de salud o enfermera de práctica.

Debido a la cardiopatía congénita y la inmunidad reducida, la mayoría de los adultos con síndrome de Down son elegibles para la vacuna contra la influenza y el neumococo. Puede discutir esto con su médico de cabecera.

Salud de niños con síndrome de Down

Las anormalidades del sistema inmune asociadas con el SD incluyen: linfopenia de células T y B de leve a moderada, con marcada disminución de linfocitos ingenuos, proliferación de células T inducida por mitógenos deteriorada, respuestas de anticuerpos específicas reducidas a inmunizaciones y defectos de quimiotaxis de neutrófilos. Se dispone de pruebas limitadas de anomalías genéticas secundarias a la trisomía del cromosoma 21 y que afectan al sistema inmunitario. tales como las posibles consecuencias de la sobreexpresión de genes, más significativamente SOD1 y RCAN1. Se ha postulado la inmunodeficiencia secundaria debida a factores metabólicos o nutricionales en el SD, particularmente la deficiencia de zinc.

La respuesta inmune después de la vacunación con HB-VAX (20 microgramos, Meses 0, 1 y 6) se investigó en 23 pacientes con síndrome de Down y se comparó con la de otros 30 pacientes con retraso mental y 32 miembros del personal.

Alrededor del 90% del síndrome de Down y otros pacientes con retraso mental y el 100% de los miembros del personal tenían anti-HBs en el Mes 9, pero se encontraron anti-HBs de menos de 10 UI por litro en 6/23 (26.1%) del síndrome de Down, 7 / 30 (23.3%) de otros pacientes con retraso mental, en contraste con 2/32 (6.2%) de los miembros del personal.

Otras condiciones también pueden justificar una consideración especial. Por ejemplo, la Asociación Americana del Corazón sugiere que los niños con defectos cardíacos congénitos en realidad pueden necesitar menos medicamentos para superar una enfermedad en lugar de más y advierten contra los antibióticos para prevenir infecciones (con algunas excepciones notables) ya que puede desarrollarse resistencia a los antibióticos.

✍ ¿Qué vacunas debe poner?

Vacuna antineumocócica

La vacuna antineumocócica protege contra infecciones neumocócicas graves y potencialmente mortales. También se conoce como la vacuna contra la neumonía.

¿Con qué frecuencia se administra la vacuna neumocócica?

Los bebés nacidos a partir del 1 de enero de 2020 reciben 2 dosis de la vacuna antineumocócica en:

  • 12 semanas
  • 1 año

A los bebés nacidos antes de esta fecha se les seguirán ofreciendo 3 dosis, a las 8 y 16 semanas y un refuerzo a 1 año.

Las personas mayores de 65 años solo necesitan una única vacuna antineumocócica. Esta vacuna no se administra anualmente como la vacuna contra la gripe.

Las personas con una afección de salud a largo plazo pueden necesitar una única vacuna antineumocócica o vacuna única cada 5 años, dependiendo de su problema de salud subyacente.

vacunas

Muchos expertos recomiendan que los niños con síndrome de Down reciban una dosis de la vacuna Pneumovax (vacuna antineumocócica de polisacárido o PPSV23) cuando tengan al menos dos años y al menos ocho semanas después de completar su serie Prevnar 13.

Si bien las pautas de ACIP para Pneumovax no mencionan específicamente el síndrome de Down, sí dicen que la vacuna es importante para algunos niños con afecciones médicas crónicas y problemas del sistema inmunológico.

Hepatitis B

Se usa para prevenir la hepatitis A, un tipo de enfermedad hepática causada por el virus de la hepatitis A (VHA). La hepatitis A generalmente se transmite cuando una persona ingiere materia fecal por contacto con alimentos, bebidas u objetos que han sido contaminados por heces o heces de una persona infectada con VHA. La infección por hepatitis A puede ser leve sin síntomas o una enfermedad grave que rara vez puede causar insuficiencia hepática y la muerte. Vacunarse contra el virus de la hepatitis A es la mejor manera de prevenir estos problemas.

La vacuna contra la hepatitis A no causa hepatitis porque no contiene el virus vivo. Contiene virus de hepatitis A inactivado. La vacuna funciona estimulando al cuerpo a producir anticuerpos, que son proteínas que lucharán y matarán al virus y evitarán la infección por hepatitis A.

La vacuna contra la hepatitis A se usa para la prevención de enfermedades causadas por el virus de la hepatitis A en personas de 12 meses de edad y mayores.

Vacuna monovalente

La vacuna monovalente contra la influenza A (H1N1) 2009, para inyección intramuscular, es una suspensión estéril, transparente, incolora a ligeramente opalescente con algo de sedimento que resuspende al agitar para formar una suspensión homogénea. La vacuna monovalente contra la influenza A (H1N1) 2009 se prepara a partir del virus de la influenza propagado en el fluido alantoideo de huevos de gallina embrionados.

Vacunas

Después de la cosecha, el virus se purifica en un gradiente de densidad de sacarosa usando una centrífuga zonal de flujo continuo. El virus purificado se inactiva con beta-propiolactona, y las partículas del virus se rompen usando taurodesoxicolato de sodio para producir un ” vibrión dividido “. El virus alterado se purifica más y se suspende en una solución isotónica tamponada con fosfato

Referencias:

https://www.rxlist.com/influenza-a-h1n1-monovalent-vaccine-drug.htm

https://www.down21.org/revista-virtual/402-revista-virtual-2008/revista-virtual-octubre-2008/resumen-octubre-2008/1597-vacunaciones-en-el-sindrome-de-down.html

Puedes ver más información al respecto en este video:

Etapas de niños con síndrome de Down ¡Mira los detalles!

Las etapas de niños con síndrome de Down tienen detalles específicos, las etapas más tempranas tienen la virtud de reparar problemas que vienen desde el nacimiento, pero en la adolescencia empiezan otro tipo de problemas.

🧒 ¿Qué son etapas de niños con síndrome de Down?

Las primeras etapas en esta condición, son de la infancia, allí se lleva a cabo la intervención temprana.

En la etapa temprana se debe implementar una enseñanza receptiva, donde el individuo niño puede comprender mejor el mundo que lo rodea.

  • Cognición: la capacidad de los niños para pensar, razonar, resolver problemas y aprender nueva información sobre su mundo y sus relaciones.
  • Comunicación: la capacidad de los niños para transmitir sus sentimientos, observaciones e intenciones y responder a los sentimientos, observaciones e intenciones de los demás a través del lenguaje no verbal, simbólico y hablado;
  • Funcionamiento socioemocional: la capacidad de los niños para participar y disfrutar de interacciones apropiadas para el desarrollo con padres, adultos y otros niños, así como para cumplir con reglas y expectativas razonables.
Etapas del síndrome de Down

En la década de 1980, Mahoney y sus colegas iniciaron una serie de estudios diseñados para determinar cómo los padres influyeron en la tasa de desarrollo de sus hijos pequeños con discapacidades del desarrollo. La muestra para estos estudios incluyó 60 parejas de madres e hijos en las que el 90% de los niños tenían síndrome de Down y los niños restantes tenían afecciones como el síndrome de Williams y la hidrocefalia

Los 18 ítems en la escala de su investigación evaluaron tres dimensiones del estilo interactivo de las madres. Estos incluyeron la capacidad de respuesta o la orientación del niño, la cantidad de estimulación y la orientación u orientación al rendimiento. La capacidad de respuesta / orientación infantil incluyó elementos como sensibilidad, capacidad de respuesta, reciprocidad, disfrute y diversión.

Lee también sobre las características de los niños con síndrome de Down

Etapas de niños con síndrome de Down

La cantidad de estimulación incluyó ítems que evaluaron la cantidad de estimulación social, física y verbal que las madres proporcionaron a sus hijos. La direccionalidad o la orientación al desempeño incluyeron cuánto intentaron las madres enseñar o dirigir el juego de sus hijos.

Ya sea que los niños tuvieran 12, 24 o 36 meses de edad, los niños que tenían las tasas más altas de desarrollo eran los niños cuyas madres tenían una alta capacidad de respuesta u orientación infantil, y bajos comportamientos que implicaban dirigir el juego de sus hijos y enseñarles a sus hijos ( Mahoney, Fingers & Powell, 1985) Estos resultados sugirieron que si las madres proporcionaban altos niveles de estimulación verbal y física e intentaban enseñar a sus hijos comportamientos de desarrollo guiándolos y dirigiéndolos, sus hijos tenían puntajes de desarrollo Bayley más bajos en comparación con los otros niños que estaban en su mismo nivel de edad.

👧 ¿Cuáles son las etapas de desarrollo de niños con síndrome de Down?

Después de la etapa infantil, viene la etapa adolescente y adulta.

Eso implica cambios de humor, superando límites, cansancio, sentirse confundido, enamorados, primeros amores y pasar años en el baño … Si bien estos cambios pueden ocurrir un poco más tarde que en personas sin síndrome de Down, los jóvenes con síndrome de Down serán esencialmente como cualquier otro adolescente. El sexo y las relaciones, el deseo de independencia, una buena higiene personal, la necesidad de espacio personal y la construcción de una buena autoestima son cuestiones en las que deberá pensar a medida que su hijo o hija crezca.

Etapas de niños con síndrome de Down

Evaluación de necesidades del niño / evaluación de transición

Entre las edades de 14 y 17 años, los adolescentes deben hacerse una evaluación de las necesidades de un niño (también conocida como evaluación de transición) de su autoridad local. Esto probablemente no sucederá automáticamente, por lo que puede ser necesario contactar a la autoridad local para solicitar esta evaluación. El propósito de la evaluación es observar cuáles son las necesidades de la persona cuando cumpla los 18 años. La autoridad local debería indicar si es probable que la persona tenga necesidades elegibles para recibir apoyo a los 18 años. Detrás de esto se debe asegurar que la autoridad local conozca a un joven y que pueda ayudarlo a planificar con anticipación el apoyo y los servicios para adultos.

🧒 Bebés

En casi todos los casos, el síndrome de Down no se da en familias.

Su probabilidad de tener un bebé con síndrome de Down aumenta a medida que envejece, pero cualquiera puede tener un bebé con síndrome de Down.

Hable con un médico de cabecera si desea obtener más información. Es posible que puedan derivarlo a un asesor genético.

Los bebés con síndrome de Down tienen más probabilidades de nacer prematuramente. Su peso y longitud al nacer pueden estar por debajo del promedio. Los bebés con síndrome de Down también tienen más probabilidades de tener un tono muscular bajo que conduce a la flojera (hipotonía).

Además, hay varias características físicas que, cuando se toman en conjunto, se observan con mayor frecuencia en niños con síndrome de Down. Estas características incluyen: ojos inclinados hacia arriba, puente aplanado de la nariz, lengua prominente y orejas bajas.

Aunque los niños con síndrome de Down comparten algunas características físicas comunes, no todos se ven iguales. Un niño con síndrome de Down se parecerá más a sus padres u otros miembros de la familia que otros niños con el síndrome.

Etapas de niños con síndrome de Down

👩‍🦰Niños de 6 – 12 años

Atención médica

  • Los niños con síndrome de Down deben someterse a chequeos regulares con un médico infantil (pediatra) o un médico de cabecera.
  • Esto se debe a que hay condiciones que pueden ser más propensas a tener.

Podría ayudarles a ver:

  • un terapeuta del habla y lenguaje – para ayuda con el habla
  • un fisioterapeuta: para obtener ayuda para caminar si tienen un tono muscular bajo
  • un óptico o especialista en audición: para obtener ayuda con la vista y la audición
  • un terapeuta ocupacional – para ayuda con su desarrollo
  • Hable con un médico de cabecera, visitante de salud o su consejo local para averiguar cómo su hijo puede obtener estos servicios.

Apoyo con educación

  • Elegir una escuela o universidad
  • Muchos niños con síndrome de Down van a las escuelas convencionales.
  • También hay escuelas y colegios especiales para niños y jóvenes que podrían necesitar más ayuda.
Adolescentes

👨‍🦰Adolescencia

La adolescencia, sin duda, viene con los desafíos esperados. Para los adolescentes con síndrome de Down (SD), los desafíos son exponencialmente mayores. Aunque el SD está asociado con retraso mental, la gran mayoría de las personas con SD tienen una discapacidad intelectual de leve a moderada. Aún así, esto puede generar una gran cantidad de estrés interno para el adolescente y ansiedad y estrés para los padres.

La vigilancia anual cambia a medida que el niño envejece y la necesidad de intervención también lo hace. Por ejemplo, el 50% de los niños con SD nacen con cardiopatía congénita. Durante la infancia, es importante realizar ecocardiogramas para identificar y seguir lesiones específicas. Aproximadamente el 57% de los adolescentes con SD desarrollará prolapso de la válvula mitral y el 10% desarrollará insuficiencia aórtica. Por lo tanto, se debe realizar una evaluación minuciosa, escuchar nuevos soplos de inicio, clics y fatiga inexplicable y, si se identifican, se debe repetir un ecocardiograma.

Las tasas de obesidad en personas con SD son mucho mayores que en la población general. El deterioro mental, la disminución de la actividad física y la patología endocrina contribuyen a este problema. Se debe alentar la evaluación del índice de masa corporal, la alimentación saludable y la participación en actividades apropiadas para el desarrollo. La vigilancia de cambios rápidos en el peso, la piel y el ciclo menstrual justifica la evaluación del nivel de tiroides, que debe hacerse anualmente, independientemente.

Referencia:

https://www.down21.org/revista-virtual/1736-revista-virtual-2017/revista-virtual-sindrome-de-down-octubre-2017-n-197/3115-articulo-profesional-caracteristicas-fisicas-y-cognitivas-de-los-ninos-con-sindrome-de-down.html

Puedes encontrar más información en este video:

Plan De Inclusión Del Alumnado Síndrome De Down

Los cambios en los últimos treinta años han traído acceso a la educación para niños con necesidades especiales. Plan de inclusión del alumnado síndrome de Down está diseñado para incorporar al individuo a cada acción de educación que sea necesaria para su educación.

✏ ¿Qué es el plan de inclusión del alumnado síndrome de Down?

Con una legislación de apoyo para ayudar a las escuelas a proporcionar los recursos necesarios para satisfacer necesidades educativas especiales, se está educando a más niños en sus entornos escolares locales. La investigación indica que la educación adecuada proporcionada en entornos inclusivos ofrece las mejores oportunidades para los niños con síndrome de Down.

Los resultados de investigaciones de estudios que comparan a niños que han sido educados en escuelas especiales y aulas indican que es difícil proporcionar entornos de aprendizaje óptimos en tales escuelas o aulas.

Plan de inclusión del alumnado síndrome de Down

📝 ¿Cuál es el plan de inclusión del alumnado síndrome de Down?

Ganancias del habla y el lenguaje.

Los niños con síndrome de Down que son educados en sus entornos escolares principales con el apoyo adecuado muestran importantes avances en el lenguaje a lo largo del tiempo, tanto en estructura como en claridad. La importancia del desarrollo del habla y el lenguaje para el desarrollo cognitivo y social no puede exagerarse. Las palabras y las oraciones son los bloques de construcción para el desarrollo mental: pensamos, razonamos y recordamos usar el lenguaje hablado. Las palabras proporcionan la principal fuente de conocimiento sobre el mundo. Las habilidades del habla y el lenguaje influyen en todos los aspectos del desarrollo social y emocional: la capacidad de negociar el mundo social y hacer amigos, compartir preocupaciones y experiencias y ser parte de la familia y la comunidad.

Acceso al plan de estudios junto a compañeros

La inclusión total en el plan de estudios conduce a habilidades de alfabetización y aritmética mucho mejores, y conocimiento general. El nivel de experiencia de alfabetización compatible en todo el plan de estudios también proporciona un apoyo importante para el desarrollo del lenguaje hablado.

Lee también sobre actividades para niños con Síndrome de Down

Amistades

Los padres y los maestros deben hacer más para garantizar que las amistades con compañeros no discapacitados continúen fuera de la escuela. Una mejora en la comprensión y el apoyo a los adolescentes y adultos con síndrome de Down en sus hogares, lugares de trabajo, tiendas y actividades de ocio podría ser uno de los muchos resultados positivos de la inclusión.

Los niños con síndrome de Down en las escuelas convencionales también necesitan más oportunidades para socializar con un grupo de niños con niveles similares de discapacidad intelectual. Esto se puede lograr asegurando que los niños con síndrome de Down tengan amigos con discapacidades similares dentro o fuera de la escuela.

Plan de inclusión del alumnado síndrome de Down

🖊 ¿Cómo es la escolarización del alumnado síndrome de Down?

Aunque los niños con síndrome de Down tienen necesidades educativas adicionales, también tienen muchas de las mismas necesidades que los otros alumnos no discapacitados de su edad. Harán el progreso más rápido si están completamente incluidos y aceptados socialmente, beneficiándose de modelos a seguir apropiados para la edad y de los beneficios de sentir que son parte de la comunidad ordinaria. Esta aceptación social tendrá un profundo efecto en la autoconfianza, la identidad y la autoestima, si toda la comunidad escolar es solidaria y solidaria con todos sus miembros.

Para lograr una inclusión exitosa en la escuela, el predictor más importante del éxito es la actitud del personal. El personal debe sentirse positivo con respecto a la inclusión y creer que el niño debe estar en su escuela.

Las responsabilidades de toda la escuela incluyen:

  • Valorando la diversidad
  • La importancia de actitudes positivas y establecer el marco para la inclusión: comprender por qué el alumno está en su escuela, su clase y cómo progresará el alumno en la escuela
  • Organizar las responsabilidades de gestión de los sistemas de planificación y apoyo, incluida la creación de recursos
  • participación proactiva de padres, cuidadores y servicios
  • enfoque positivo para la resolución de problemas.

Planificación para el niño individual:

  • Aprenda sobre el perfil específico y las intervenciones efectivas para alumnos con síndrome de Down
  • aprender sobre la comprensión, habilidades y fortalezas del alumno
  • Aprenda sobre los tiempos y situaciones en el día escolar que son más difíciles de manejar con éxito, para el alumno, los compañeros y el personal
  • utilizar las fortalezas del alumno para apoyar el aprendizaje y el desarrollo exitosos, por ejemplo, las fortalezas sociales, el aprendizaje con sus compañeros
  • adaptarse y planificar, según sea necesario, para el individuo, utilizando el plan de estudios para compañeros de edad como punto de partida
  • ser flexible, pero también cauteloso con respecto a intervenciones que no tienen una justificación / evidencia clara
  • compartir adaptaciones con servicios de asociación y padres.
Plan de inclusión del alumnado síndrome de Down

Aplicando el perfil típico:

  • fortalezas como aprendices visuales
  • aprender de escuchar es difícil
  • reducir las demandas de habla y lenguaje
  • Reducción de las demandas de alfabetización: apoyo para la lectura y grabación
  • Reducción de las demandas del motor: montaje del trabajo en álbumes de recortes, aumento del tamaño del texto
  • Reducir las demandas de atención sostenida y desarrollar las habilidades de memoria
  • buena conciencia de las señales sociales y emocionales; uso de recompensa y alabanza
  • buenos aprendices sociales; aprender de sus compañeros a través de la observación y la imitación.

Promover habilidades de aprendizaje efectivas:

Actividades significativas basadas en la experiencia del alumno

  • Recursos visuales y enfoques para ayudar a la comprensión de conceptos abstractos y Demandas de tareas
  • Nuevas actividades basadas en habilidades existentes
  • Pequeños pasos con oportunidades para practicar
  • Aplicando habilidades en diferentes contextos, situaciones.

Diferenciación y aprendizaje individualizado

Objetivos: resultados específicos para el niño en diferentes áreas del plan de estudios durante un corto período de tiempo

Algún aprendizaje puede tener lugar en un entorno, todos los niños podrían beneficiarse de un tiempo.

(Tenga en cuenta que demasiado aprendizaje individualizado puede reducir la exposición a modelos de comportamiento / lenguaje apropiados para la edad y oportunidades para la interacción alumno-alumno. Puede conducir a la exclusión social y al alumno a sentirse ‘diferente’ de la clase. También es muy exigente para el alumno y el asistente para trabajar durante largos períodos.)

La inclusión funcionará de manera diferente para cada escuela y para cada niño individual. Lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Es necesario adoptar un enfoque flexible para que se puedan celebrar los éxitos y se puedan hacer cambios en aquellas áreas donde los resultados fueron menos favorables. Como con la mayoría de las cosas, todos podemos aprender de las experiencias de los demás.

niños con síndrome de Down

Si deseamos marcar una diferencia en las experiencias de vida de niños y adultos con discapacidades, todos los niños deben crecer y aprender juntos. Los vecinos, amigos y compañeros de trabajo de adultos con discapacidades tendrán la oportunidad de valorar a la persona primero, darse cuenta de que todos tienen fortalezas y debilidades y que todos tienen una contribución que hacer a una sociedad solidaria. El desarrollo de comunidades comprensivas e incluyentes mejora la calidad de vida de todos los miembros de la comunidad.

✏ Actividades que fomentan la inclusión de alumnado síndrome de Down

Al organizar el apoyo para el estudiante con síndrome de Down, el maestro de clase debe apuntar a:

  • Mantenga el retiro al mínimo y dele al niño acceso a la mayor cantidad posible del plan de estudios normal.
  • Anime al niño a convertirse en un aprendiz independiente.
  • Fomentar el trabajo cooperativo con otros niños en la clase.
  • Trabaje directamente con los propios niños, al menos una vez a la semana, e idealmente a diario.

Estos objetivos se cumplen mejor cuando el maestro de clase y el personal de apoyo se ven a sí mismos como un equipo, trabajando de manera flexible para satisfacer las necesidades de toda la clase. Como señala Lorenz, un asistente de apoyo al aprendizaje que siempre está a la mano y que incita al niño continuamente, o interviene inmediatamente cuando el niño se enfrenta a un problema, inhibirá el desarrollo de la independencia.

Mucho mejor es una situación en la que el asistente ofrece apoyo sólo cuando es necesario y trabaja regularmente con otros estudiantes que requieren ayuda.

Para que los niños puedan participar exitosamente en sus actividades escolares diarias, las habilidades como prestar atención a los maestros, seguir sus instrucciones, poder comunicar sus necesidades y tener habilidades adaptativas que promuevan su independencia, se consideran críticas.

Programa de actividades con imágenes:

Otro factor influyente en la adaptación de los niños con SD al nuevo entorno fue la institución de un programa de actividades con imágenes. Después de instituir un horario de actividades con imágenes, los niños aprender a seguir el horario diario, primero con la ayuda de un maestro y luego de manera independiente.

El programa de actividades con imágenes consistió en fotografías a color de los entornos escolares (es decir, gimnasio, cafetería, etc.) y / o diferentes materiales escolares (por ejemplo, palabras del horario diario de apertura, un xilófono, el instrumento que adoraba, para la música) combinados con palabras impresas que representan cada actividad en el horario diario.

Desglosando las tareas en pasos pequeños e incrementales:

Se ha demostrado que esta estrategia funciona bien para niños con discapacidades porque dividir el material en partes pequeñas y manejables les permite tener éxito, mejorando así su autoestima y su disposición a emprender tareas más complejas.

Referencias:

Puedes ver este video que contiene mucha más información: