Etapa De Desarrollo 6 A 12 Años ¡Un Poquito Para La Adolescencia!

La etapa de desarrollo 6 a 12 años es muy importante en el síndrome de Down, es una edad para tener en cuenta algunos aspectos sociales y emocionales que sirvieran al futuro adolescente y adulto.

🚶‍♀️Etapa de desarrollo 6 a 12 años del niño con síndrome de Down

El movimiento influye en el progreso social y cognitivo (etapa de desarrollo 6 a 12 años)

Si bien el progreso en las habilidades motoras gruesas y finas básicas es importante porque la capacidad de llevar a cabo los movimientos tiene un beneficio directo y práctico en la vida diaria y la independencia del niño, el progreso motor también es importante porque estas habilidades también influyen en el desarrollo social y cognitivo. La siguiente lista ofrece solo algunos ejemplos de estos enlaces.

Ser capaz de alcanzar y agarrar le permite al niño comenzar a explorar las características de los objetos en su mundo físico;

Poder sentarse aumenta la capacidad de usar brazos y manos para jugar; poder caminar le permite a un niño llevar juguetes y objetos y explorar el mundo de manera más efectiva que gatear; ser capaz de moverse de forma independiente también aumenta las oportunidades de interacción social y aprendizaje de idiomas. Por ejemplo, una vez que un niño puede moverse, puede ir a ver qué sucede cuando el cartero llega a la puerta o suena el teléfono. Pueden seguir a sus cuidadores para que se les hable y se les incluya en las actividades cotidianas.

etapa de desarrollo 6 a 12 años

Lee también sobre actividades para niños con sindrome de Down

🚶Desarrollo motor y sus implicaciones para una vida normal (etapa de desarrollo 6 a 12 años)

El sistema nervioso central

Se sabe que todo movimiento “voluntario” está controlado por los impulsos de los nervios que se originan en el sistema nervioso central, que consiste en el cerebro y la médula espinal. Con la excepción de algunos reflejos de seguridad básicos (reflejos espinales), que pueden estar mediados por la médula espinal, el cerebro determina todas las secuencias de movimiento coordinadas. Aunque hay partes del cerebro que se ocupan principalmente del control del movimiento, como el cerebelo y las áreas motora y pre-motora de la corteza, es importante tener en cuenta que el control motor está ampliamente distribuido en el cerebro, con muchas otras áreas involucradas

Los músculos

Los músculos esqueléticos son aquellos que mueven las extremidades, el tronco, el cuello y otras partes del cuerpo. A veces se les llama ‘músculos voluntarios’ porque producen los movimientos involucrados en actividades como caminar, manipular objetos y participar en deportes. Es importante tener en cuenta que estos movimientos, que implican una gran cantidad de actividades cerebrales, así como muchos movimientos musculares precisos, no están realmente bajo ninguna forma de control consciente. Cuando llevamos a cabo estas funciones, somos principalmente conscientes de los resultados que deseamos lograr en lugar de los medios detallados por los cuales logramos el resultado. Por ejemplo, pensamos ‘Recogeré mis llaves’, no pensamos ‘Necesito mover este músculo y luego aquel para dirigir mi mano hacia las teclas’.

Los nervios periféricos

Los músculos tienen dos formas básicas de suministro nervioso: nervios eferentes, que llevan mensajes del cerebro al músculo, y nervios aferentes, que llevan información al cerebro.

Los nervios eferentes activan sistemas que hacen que el músculo se contraiga con diferentes grados de fuerza y ​​velocidad, según el tipo de mensaje y el tipo de fibras musculares que reciben los impulsos. Los impulsos en los nervios aferentes contienen información de retroalimentación sobre el movimiento y la posición de los músculos y las extremidades, que el cerebro utiliza para garantizar que los movimientos necesarios se realicen correctamente.

etapa de desarrollo 6 a 12 años

Sistemas de retroalimentación

Para mantener y controlar la postura corporal adecuada, el cerebro obtiene información de varias fuentes: información de la posición corporal de los detectores en los músculos y ligamentos (propiocepción); información visual de los ojos (retroalimentación visual); e información sobre la posición del cuerpo en relación con la horizontal y vertical, así como la aceleración, desde los canales semicirculares cerca del oído interno (sistema vestibular).

Toda esta información (retroalimentación) se procesa continuamente en el cerebro y le permite enviar instrucciones apropiadas a los músculos para producir los patrones de movimiento altamente coordinados necesarios para la función normal.

Procesamiento de información y toma de decisiones.

Procesamiento subconsciente

En todos los movimientos, existe un requisito de procesamiento de información significativo ya que el cerebro procesa continuamente la retroalimentación y envía mensajes de control a los músculos para llevar a cabo la actividad con éxito, pero está en un nivel subconsciente. El individuo simplemente se levanta y camina o levanta una taza sin ninguna consideración consciente de los controles sobre los movimientos necesarios para la situación particular; cualquier actividad mental consciente simplemente se enfoca en el objetivo de la actividad.

Procesamiento consciente

Además, algunas tareas motoras requieren un procesamiento consciente de la información y la toma de decisiones antes de llevar a cabo el movimiento. La tarea del tiempo de reacción utilizada en la investigación es un ejemplo, ya que se involucra un nivel consciente de toma de decisiones antes de iniciar el movimiento. El tiempo de reacción es el tiempo que transcurre entre la señal para iniciar un movimiento y el movimiento en sí. Aquí se puede indicar a una persona que toque el botón derecho cuando se enciende la luz roja o que toque el botón izquierdo cuando se enciende el botón verde. Él o ella tiene que identificar qué luz está encendida y luego iniciar el movimiento correcto. Una lección de educación física, en la que el alumno tiene que seguir instrucciones, es otro ejemplo que involucra el procesamiento consciente de información antes o durante un movimiento.

etapa de desarrollo 6 a 12 años

🏃‍♀️Desarrollo social/emocional:

Principales preocupaciones

Al menos la mitad de todos los niños y adultos con síndrome de Down enfrentan un problema importante de salud mental durante su vida. Los niños y adultos con múltiples problemas médicos experimentan una tasa aún mayor de problemas de salud mental.

Los problemas de salud mental más comunes incluyen: ansiedad general, comportamientos repetitivos y obsesivo-compulsivos; comportamientos oposicionales, impulsivos y desatentos; dificultades relacionadas con el sueño; depresión; condiciones del espectro autista; y problemas neuropsicológicos caracterizados por la pérdida progresiva de habilidades cognitivas.

El patrón de problemas de salud mental en el síndrome de Down varía según la edad y las características de desarrollo del niño o adulto con síndrome de Down de la siguiente manera.

Los niños pequeños y en edad escolar temprana con limitaciones en el lenguaje y las habilidades de comunicación, cognición y habilidades de resolución no verbal de problemas presentan vulnerabilidades mayores en términos de:

  • Comportamientos disruptivos, impulsivos, desatentos, hiperactivos y de oposición (planteando preocupaciones de trastorno de oposición coexistente y TDAH)
  • Comportamientos ansiosos, atascados, rumiantes, inflexibles (planteando preocupaciones de ansiedad generalizada coexistente y trastornos obsesivo-compulsivos)
  • Déficits en la relación social, conductas estereotípicas repetitivas e inmersas en uno mismo (planteando preocupaciones de autismo coexistente o trastorno generalizado del desarrollo)
  • Dificultades de sueño crónicas, somnolencia diurna, fatiga y problemas relacionados con el estado de ánimo (preocupaciones crecientes de trastornos del sueño coexistentes y apnea del sueño)

Niños y adolescentes de edad escolar mayores, así como adultos jóvenes con síndrome de Down con un mejor lenguaje y comunicación y habilidades cognitivas que presentan una mayor vulnerabilidad a:

niña con síndrome de down
  • Depresión, retraimiento social, disminución de intereses y habilidades de afrontamiento.
  • Ansiedad generalizada
  • Comportamientos obsesivos compulsivos
  • Regresión con disminución de la pérdida de habilidades cognitivas y sociales.
  • Dificultades de sueño crónicas, somnolencia diurna, fatiga y problemas relacionados con el estado de ánimo (preocupaciones crecientes de trastornos del sueño coexistentes y apnea del sueño)

Referencias:

https://www.downciclopedia.org/psicologia/lenguaje-y-comunicacion/3025-problemas-en-la-comunicacion.html

https://www.downciclopedia.org/educacion/atencion-temprana/332-tablas-e-hitos-del-desarrollo.html

Puedes ver este video para más información:

¿Cuánto Tiempo Vive Una Persona Con Síndrome De Down?

Seguramente te has preguntado, cuánto tiempo vive una persona con síndrome de Down. Es una pregunta completamente natural para una persona que tiene algún pariente con este padecimiento.

🧐¿Cuál es la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down?

Esa comprensión comienza con un mejor conocimiento del tamaño de la población con síndrome de Down. Casi todos los libros, páginas web y artículos de investigación sobre el síndrome de Down comienzan con información sobre la cantidad de personas que lo padecen. Pero esas estimaciones han sido bastante inexactas.

Trabajando con Gert de Graaf de la Fundación Holandesa para el Síndrome de Down y Frank Buckley de Down Syndrome Education International / USA, reunimos bases de datos expansivas que abarcan seis décadas para crear lo que creemos son estimaciones más precisas del número de personas que viven con síndrome de Down.

El trabajo previo de otros estimó que 250,700 personas con síndrome de Down vivían en los Estados Unidos a partir de 2008. Nuestra estimación, publicada a principios de este año en la revista Genetics in Medicine, fue considerablemente menor: 206,366 personas con síndrome de Down a partir de 2010. Eso incluidos individuos nacidos fuera de los Estados Unidos pero que ahora viven aquí. Utilizamos una contabilidad más precisa para los abortos selectivos y las tasas de supervivencia a largo plazo para los niños nacidos con síndrome de Down, que influyen en el tamaño de la población.

En un estudio publicado el año pasado en el American Journal of Medical Genetics Parte A , observamos que en los últimos años un 30 por ciento menos de bebés han nacido con síndrome de Down de lo que hubieran existido si las terminaciones electivas no estuvieran disponibles. En los Estados Unidos, casi las tres cuartas partes de los futuros padres que aprenden prenatalmente que su hijo tiene síndrome de Down deciden interrumpir el embarazo. Estimamos que alrededor de 3,100 fetos con síndrome de Down son terminados cada año. Eso se traduce en un 19 por ciento menos de personas que viven con síndrome de Down en los EE. UU. A partir de 2010.

Los bebés que nacen hoy con síndrome de Down y sus familias pueden esperar toda una vida de posibilidades y potenciales. La esperanza de vida de las personas con síndrome de Down sigue aumentando: la esperanza de vida media es ahora de 58 años. Las afecciones cardíacas, que pueden acompañar al síndrome de Down, se han corregido de manera rutinaria y fácil mediante cirugía desde principios de la década de 1980. Los medicamentos pueden resolver problemas de tiroides concurrentes, y la apnea del sueño puede eliminarse con una buena vigilancia y opciones de tratamiento.

Estos y otros avances en el cuidado de personas con síndrome de Down hacen posible que personas como Ben Majewski lleven una vida próspera y saludable.

envejecimiento

Ben es un miembro conocido por su papel como especialista en recursos en el Programa de Síndrome de Down General de Masa. Entre saludar y acompañar a los pacientes desde la sala de espera a la sala de examen y monitorear el horario diario de la clínica, Ben comparte su experiencia como individuo con síndrome de Down. La enfermedad celíaca es una preocupación común entre los pacientes y sus padres, según Ben, quien está armado con sus propios antecedentes en el manejo de esa afección y un iPad lleno de material de referencia y presentaciones que desarrolló.

A los 26 años, Ben tiene toda una vida de conocimiento personal para compartir. Pero también es una instantánea del futuro para las familias. Además de su trabajo en Mass General, Ben también trabaja a través de los Boston Red Sox y en un restaurante irlandés en Newton, Mass. Ha hablado frente a las Naciones Unidas en el Día del Síndrome de Down. Vive independientemente de su familia y sueña con casarse algún día. En esencia, es como cualquier otra persona.

¿Cuánto tiempo vive una persona con síndrome de Down?

Pero Ben sabe que hay desafíos por delante, tal como sé por mi experiencia clínica que no todas las personas con síndrome de Down son iguales. Los adultos con síndrome de Down a menudo desarrollan afecciones médicas como la apnea obstructiva del sueño y la enfermedad de Alzheimer. Algunos pueden vivir independientemente, otros necesitan más ayuda. Programas como el nuestro brindan enfoques multidisciplinarios a estos problemas médicos y psicosociales para ayudar a nuestros pacientes a maximizar su potencial de vida.

La orientación culturalmente apropiada también es esencial para ayudar a las personas con síndrome de Down con todo, desde técnicas de alimentación hasta la planificación de transición paso a paso y los desafíos de conducir con seguridad un sistema de transporte público tan confuso como el de Boston.

Lee también sobre niños con síndrome de Down

🤠Envejecer con síndrome de Down

La esperanza de vida promedio para las personas con síndrome de Down es de entre 50 y 60 años, con un pequeño número que alcanza los 70 años y más. Un mayor número de adultos está abandonando el hogar familiar y, con apoyo, llevan una vida plena y activa en sus comunidades.

Salud

Las personas con síndrome de Down viven más tiempo que nunca debido, en parte, a una mejor atención médica. Es importante, especialmente a medida que envejecen, que las personas con síndrome de Down se sometan a un examen anual de salud para adultos. Es importante saber que algunas personas pueden experimentar envejecimiento físico y problemas de salud relacionados con la edad en una etapa más temprana de lo que se ve en la población general. Por ejemplo, las cataratas, la osteoporosis y la enfermedad de las encías parecen ser más comunes y ocurren antes en personas con síndrome de Down.

El envejecimiento y los problemas de la vejez son particularmente relevantes para las personas con síndrome de Down, ya que algunos de estos problemas relacionados con la edad se desarrollan antes en la vida de lo que normalmente sería el caso.

¿Cuánto tiempo vive una persona con síndrome de Down?

Envejecimiento y cerebro

A lo largo de la vida se producen cambios en la estructura y función del cerebro. Estos están particularmente marcados en los dos extremos de la vida, la infancia y la vejez. En la primera infancia, esto es principalmente el crecimiento y la racionalización de las conexiones entre las células cerebrales (neuronas). Es una combinación de estos cambios cerebrales en la infancia y las oportunidades educativas y sociales paralelas, que resultan en la creciente adquisición de habilidades educativas y de otro tipo. La medida en que este proceso de desarrollo puede modificarse en niños con síndrome de Down ha sido objeto de acalorados debates y está fuera del alcance de este artículo.

En cualquier investigación diseñada para abordar esta cuestión, es claramente una tarea compleja desenredar los efectos del entorno educativo y social, la nutrición y el hecho de que existe una variación considerable en el alcance y la naturaleza del retraso del desarrollo y las discapacidades intelectuales en niños con síndrome de Down síndrome.

En cualquier niño es imposible saber qué tan diferente podría haber sido si no hubiera tenido lugar una intervención específica. Sin embargo, lo que ha sido sorprendente es la notable mejora en la esperanza de vida para las personas con síndrome de Down que ha ocurrido en este siglo y las oportunidades educativas significativamente mejores. Como con cualquier niño, una buena salud física, una buena nutrición y excelentes oportunidades sociales y educativas maximizan las posibilidades de un desarrollo óptimo.

En el otro extremo de la vida ocurre la pérdida de células neuronales en el cerebro. La vejez se asocia con un mayor riesgo de desarrollar dificultades cognitivas menores y el desarrollo de problemas de salud mental más graves, como depresión y demencia, así como enfermedades físicas. En la población general, son comunes las dificultades cognitivas relativamente menores en la vejez, sin embargo, los cambios cerebrales más graves asociados con trastornos como la demencia son relativamente raros, aunque el riesgo de tales trastornos aumenta a medida que las personas viven entre los 70 y 80 años.

síndrome de down

La forma más común de demencia que ocurre en la edad adulta se llama enfermedad de Alzheimer, llamada así por Alois Alzheimer, quien, en 1906, describió por primera vez los cambios cerebrales característicos (llamados placas y ovillos neurofibrilares) asociados con este trastorno.

Envejecimiento y demencia

Demencia es el nombre dado a una colección de enfermedades, una de las cuales es la enfermedad de Alzheimer, que tienen un patrón característico de síntomas y signos y generalmente ocurre en la edad adulta. Las características principales de varias de las demencias son el deterioro de la memoria de la persona (generalmente para eventos recientes) y la pérdida de otras habilidades, como la capacidad de orientarse, comunicarse a través del lenguaje y realizar tareas particulares, como vestirse.

La demencia debida a la enfermedad de Alzheimer es un trastorno progresivamente constante con evidencia de disminución con el tiempo. ¡Es importante enfatizar que esto es mucho más marcado que las dificultades de memoria que muchos de nosotros somos conscientes con el paso de los años! Como se describió anteriormente, la presencia de Alzheimer.

Referencias:

Puedes ver este video para más información:

¿Cuándo Brotan Los Dientes En Los Niños Con Síndrome De Down?

La atención dental es importante para todos, pero las personas con síndrome de Down pueden tener una serie de necesidades que requieren atención especial. Sobre todo, es importante saber “¿Cuándo brotan los dientes en los niños con Síndrome de Down?”

🧐¿Qué tienen de diferente los dientes de las personas con síndrome de Down?

Erupción Retardada (Cuándo brotan los dientes en los niños con Síndrome de Down)

Los dientes de las personas con síndrome de Down, tanto los dientes de leche como los dientes permanentes, pueden llegar tarde en comparación con los niños que no tienen síndrome de Down. En promedio, los bebés con síndrome de Down obtienen su primer diente a los 12 a 14 meses, pero puede ser tan tarde como a los 24 meses de edad. Los bebés sin síndrome de Down suelen tener sus primeros dientes entre 6 y 12 meses. Es típico que un niño con síndrome de Down no tenga los 20 dientes de leche hasta que tenga entre 4 y 5 años, en lugar de tener entre 2 y 3 años (lo cual es típico en niños sin síndrome de Down). Los dientes permanentes delanteros y los molares permanentes de 6 años pueden no erupcionar hasta que el niño tenga 8 o 9 años. También es común que los dientes de los niños con síndrome de Down entren en erupción en un orden diferente al de los niños sin síndrome de Down.

La erupción de los dientes en personas con síndrome de Down generalmente se retrasa y puede ocurrir en un orden inusual ( Mussig, Hickel y Zschiesche, 1990 ; Fisher-Brandeis, 1989) El retraso en la erupción puede ser de hasta dos o tres años. Si bien se fomenta la independencia en la alimentación y la introducción de alimentos para adultos en los niños pequeños con síndrome de Down, es posible que sea necesario modificar la dieta porque no han surgido suficientes dientes para masticar algunos alimentos de manera segura. Hay una tasa extremadamente alta de dientes perdidos tanto en la dentición primaria como en la permanente.

Se pueden observar otras irregularidades, como microdoncia y dientes malformados. Sin embargo, en una cavidad oral con estructura ósea de tamaño insuficiente, la microdoncia y la falta de dientes pueden ser más una bendición que un problema. El hacinamiento severo puede ocurrir en personas con síndrome de Down que han desarrollado toda su dentición permanente ( Ondarza, Jara, Bertonati y Blanco, 1995) En estos casos, las extracciones selectivas bajo la supervisión de un ortodoncista pueden ser beneficiosas.

Las raíces de los dientes en pacientes con síndrome de Down tienden a ser pequeñas y cónicas. Este es un factor importante cuando se considera el movimiento del diente de ortodoncia y también contribuye a la pérdida temprana de los dientes en la enfermedad periodontal.

Cuándo brotan los dientes en los niños con Síndrome de Down

Enfermedad dental (Cuándo brotan los dientes en los niños con Síndrome de Down)

Históricamente, se ha informado que la incidencia de caries dental en personas con síndrome de Down es extremadamente baja. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que si bien la incidencia es menor, no es tan raro como se pensaba y ciertamente no se debe dar por sentado que “estos pacientes no sufrirán caries” ( Barnett, Press, Friedman y Sonnenburg, 1986)

Los estudios más antiguos de caries en personas con síndrome de Down utilizaron poblaciones institucionalizadas cuyas dietas estaban controladas. Es posible que estos grupos no hayan tenido la exposición a alimentos cariogénicos al ritmo de los niños de hoy con síndrome de Down que están creciendo en casa. Sin embargo, la incidencia es menor, y se teoriza que esto puede deberse a la erupción tardía de los dientes, el aumento del espacio entre los dientes o las posibles diferencias en el contenido químico de la saliva ( Morinushi, Lopatin y Tanaka, 1995 ).

Puedes leer también sobre niños con síndrome de Down

Dientes pequeños y faltantes (Cuándo brotan los dientes en los niños con Síndrome de Down)

Con frecuencia, las personas con síndrome de Down tienen dientes más pequeños que el promedio, así como dientes faltantes. También es común que los dientes de las personas con síndrome de Down tengan raíces más cortas que el promedio.

Grandes lenguas

Las personas con síndrome de Down pueden tener lenguas grandes, o pueden tener una lengua de tamaño promedio y una mandíbula superior pequeña que hace que su lengua sea demasiado grande para su boca. También es común que las personas con síndrome de Down tengan surcos y fisuras en la lengua.

Cuándo brotan los dientes en los niños con Síndrome de Down

Problemas con la mordida

Las personas con síndrome de Down pueden tener dientes pequeños, lo que puede causar espacio entre los dientes. También tienden a tener una mandíbula superior pequeña. Esto puede causar aglomeración de los dientes y puede provocar que los dientes permanentes se vean afectados porque no hay espacio en la boca para que entren. Cuando la mandíbula superior es más pequeña de lo habitual, los dientes superiores pueden no pasar por encima de los dientes inferiores. forma en que están destinados a hacerlo; en cambio, los dientes inferiores pueden extenderse más lejos que los dientes superiores. También es común que los dientes frontales de las personas con síndrome de Down no se toquen en el frente.

La ortodoncia (aparatos ortopédicos) puede mejorar algunos de estos problemas. La ortodoncia requiere mucha cooperación y hace que los dientes sean aún más difíciles de mantener limpios, por lo que puede que no sea posible en todas las personas, o puede ser una buena idea esperar hasta que un niño sea mayor y pueda tolerarlo bastante bien. Tener aparatos de ortodoncia en la boca también puede plantear desafíos para el habla. Los niños sin síndrome de Down suelen adaptar su habla rápidamente; sin embargo, en un niño con síndrome de Down, para quien el habla puede ser un problema, adaptarse a los dispositivos puede ser muy difícil. Por lo tanto, puede ser una buena idea retrasar el tratamiento de ortodoncia hasta que un niño sea mayor y su habla esté más avanzada.

Caries

Algunas investigaciones dicen que las personas con síndrome de Down tienen menos riesgo de caries; sin embargo, gran parte de esa investigación se realizó cuando las personas con síndrome de Down vivían en instituciones y tenían dietas muy restringidas.

Cuándo brotan los dientes en los niños con Síndrome de Down

🤠Consejos importantes en la dentición de niños con síndrome de Down

  • ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico):   esto puede hacer que la boca de su hijo se vuelva ácida, lo que puede desgastar los dientes. Podemos recetar pastas para ayudar a prevenir el daño de los dientes por el ácido.
  • Mantener los alimentos en la boca: algunos niños mantendrán los alimentos en la boca o las mejillas mucho más tiempo de lo habitual. Esto crea un buen lugar para las bacterias que causan el crecimiento de caries.
  • Rechinar (bruxismo): su hijo puede rechinar los dientes mientras duerme o durante el día y con el tiempo, esto puede dañar los dientes. La molienda es común y la mayoría de los niños superan el hábito. Los tratamientos están disponibles si se convierte en un problema.
  • Mal aliento:   puede ser causado por algunos problemas digestivos, sinusitis crónica, diabetes y ciertos medicamentos.
  • Boca seca: puede ser el resultado de la condición de su hijo o de medicamentos. Esto puede provocar caries, enfermedades de las encías e infecciones bucales. Consulte con el dentista especialista en niños y el médico de su hijo para obtener ideas sobre el tratamiento.
  • Retraso en la entrada de los primeros dientes: esto es común en niños con síndrome de Down.
  • Los medicamentos pueden afectar los dientes y las encías: los jarabes líquidos y los medicamentos con azúcar pueden causar caries. Otros medicamentos pueden causar sequedad en la boca y reducir la cantidad de saliva que produce su hijo. Estos pueden incluir: antihistamínicos, antidepresivos, medicamentos anti-ERGE, sedantes y barbitúricos. Algunos medicamentos anticonvulsivos pueden agrandar las encías y hacer que sangren. Para reducir el impacto de la medicina, enjuague o rocíe la boca de su hijo con agua después de cada dosis.

Consejos para cepillarse los dientes

A los niños con necesidades especiales a menudo les resulta difícil administrar su rutina diaria de cuidado bucal, por lo tanto, se requiere que los padres y cuidadores intervengan para recibir ayuda. No hace falta decir que limpiar los dientes de otra persona no es tarea fácil, pero lo más importante es tener paciencia, compasión y comprensión. Durante el chequeo de rutina de su hijo, vale la pena preguntarle a su dentista sobre las mejores técnicas para usar. En muchos casos, es mejor si dos padres / cuidadores están disponibles para ayudar con la limpieza bucal.

Aquí hay algunos consejos para facilitar el proceso:

  • Cepillo de dientes eléctrico

Vale la pena invertir en un cepillo de dientes eléctrico para su hijo con necesidades especiales, especialmente si su coordinación y habilidades motoras finas se ven comprometidas. Estos cepillos de dientes tienen un mango más grueso que es más fácil de sujetar, y también ofrecen una limpieza superior que un cepillo de dientes manual. Esto también puede ayudar a reducir el tiempo necesario para limpiar los dientes de su hijo, ya que los cepillos eléctricos funcionan mucho más rápidos.

 Síndrome de Down
  • Use pasta dental con flúor que le guste a su hijo

La pasta dental con flúor viene en diferentes sabores y colores. Para niños menores de 3 años, use una extensión de pasta de dientes (del tamaño de un grano de arroz). Para niños de 3 a 6 años, use una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un guisante. Anime a su hijo a escupir y no tragar la pasta de dientes restante. Si su hijo es sensible a la pasta de dientes, sumerja el cepillo de dientes en enjuague bucal con flúor y úselo en su lugar. Si su hijo no puede escupir, trate de limpiarse la boca con un paño después de cepillarse.

Referencias:

https://www.sonashomehealth.com/caring-for-child-with-down-syndrome/

Puedes ver este video para más información: