Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

El juego y las actividades de autonomía para niños con síndrome de Down, son una de las mejores herramientas para promover el aprendizaje para los más pequeños, así como para estimular y mejorar todo tipo de habilidades cognitivas y habilidades. A través de estas actividades de ocio y diversión encontramos una manera no sólo de entretener a los niños, sino también de estimular su intelecto y fortalecer los lazos con ellos.

🌞La importancia de las actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

Como se mencionó anteriormente, el juego es esencial en todas las etapas del desarrollo infantil. La razón de esto es que no sólo es útil para entretener a los niños y hacerlos divertirse, sino también porque promueve el correcto desarrollo de la personalidad y las habilidades cognitivas.

A través del juego, todos los niños aprenden a conocerse a sí mismos, así como todo lo que les rodea, incluyendo otras personas. Adquieren todo tipo de conocimientos sobre sus cuerpos y cómo funcionan los objetos, herramientas y utensilios.

Como regla general, los niños sin ninguna condición especial de salud o psicológica tienen la capacidad de aprender a jugar por su cuenta, aunque hacerlo con un adulto fortalece la capacidad de interactuar con los demás, así como los lazos entre ellos. Sin embargo, esto no es lo mismo para los niños con síndrome de Down.

En estos casos los niños no suelen presentar esta iniciativa propia cuando comienzan el juego, por lo que se recomienda la colaboración y el apoyo de otra persona. Debido a las características físicas y psicológicas de este síndrome, el niño puede mostrar ciertas dificultades para aprender a jugar.

Como resultado, la cantidad de tiempo y esfuerzo invertidos en mejorar el juego es esencial para fomentar todo tipo de habilidades cognitivas; desde la autonomía personal hasta el lenguaje, la atención y las habilidades psicomotoras.

Durante los primeros meses de vida, es recomendable comenzar a jugar rutinas sin necesidad de usar juguetes. De esta manera, a través de los gestos, expresiones y palabras del adulto favorecemos el desarrollo de la capacidad de representación y simbolización.

Los niños con síndrome de Down requieren dinámicas de juego especiales que enfatizen estos gestos y lenguaje oral, para que a través de la imitación puedan aprender a hacer los gestos y movimientos apropiados. Por último, al introducir juegos con objetos y materiales, el adulto debe guiar al niño para que le enseñe a usar estas herramientas correctamente.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

La confianza es clave

La autonomía significa mucho más que simplemente crecer. También es tener la confianza en sí mismo para hacer ciertas cosas y independizarse, la capacidad de actuar y pensar por ti mismo. Al volverse autónomo, y así estar más separado de sus padres, el niño desarrolla también su autoestima creando una vida interior estable y rica que le ayudará a prevenir el aburrimiento y deshacerse de su dependencia a los demás.

Al ayudar a su pequeño a desarrollar su autonomía, le está mostrando que confía en él, y que está orgulloso de sus logros, también significa dejarlo ejercer su libertad mientras lo protege , pero no lo sobreproteteja. Los padres a menudo tienden a hacer cosas por sus hijos con el fin de ayudarlos, a apresurar las cosas o porque están bajo la idea errónea de que su hijo no será capaz de llevar a cabo la tarea solo. ¿Cuántas veces ha atado los cordones de los zapatos de su hijo o colgado su abrigo en el armario sin pedirle a su hijo que lo haga? La razón más común dada por los padres es que va más rápido! Ciertamente lo hace, pero al hacer todo usted mismo, usted no está alentando a su hijo a tomar la iniciativa. Y sobre todo, lo estás desalentando de probar pequeños desafíos que muy probablemente podría manejar.

🌞Actividades recomendadas por edad

Al igual que con otros niños, cada etapa de la vida de un niño con síndrome de Down se caracteriza por la adquisición y desarrollo de una serie de habilidades, por lo que se recomienda que los juegos se adapten a estos períodos de infancia.

Lee también sobre actividades para niños con síndrome de Down

1. Niños de entre 1 y 2 años

Para los niños más pequeños con síndrome de Down, se recomienda proponer estos juegos.

Cuando se ponen de pie, coloque juguetes u otros objetos llamativos que los motiven a moverse.

Tomado de la mano con bolas de colores para que él dispare.

Construcción de torres y juegos manipuladores.

Juegos creativos con pinturas o ceras adecuadas para su edad

Juegos para agrupar colores, animales u objetos.

Lectura de cuentos infantiles con ilustraciones y dibujos. Pregúntele al niño acerca de los dibujos.

Pida al niño que use el habla y las palabras para pedir cosas.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

2. Niños de 2 a 3 años.

En esta categoría de niños, el tipo de actividades propuestas son las siguientes.

Juegos de movilidad y coordinación con pelotas

Juegos manipuladores como la creación de figuras con plasticina.

Escuchar y nombrar sonidos en el entorno.

Juegos de adivinanzas.

Anímate a probar estas actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

🤔Actividades según el área cognitiva

A partir de los 3 años, un niño con síndrome de Down generalmente tiene el lenguaje y las habilidades motoras necesarias para realizar un gran número de actividades con ellos. A partir de esta edad, es recomendable jugar juegos que realzan todas y cada una de las habilidades cognitivas.

A continuación presentamos una serie de actividades clasificadas según el área cognitiva que pretenden estimular en niños con síndrome de Down.

1. Estimulación de habilidades psicomotoras

Los juegos que promueven el desarrollo de habilidades motoras gruesas y finas ayudan a fortalecer los músculos de las manos y las extremidades, que constituye la base para el desarrollo de su propia autonomía.

Pasar la pelota a través del aro

El juego consiste en colocar una serie de bolas y aros de diferentes tamaños para que el niño atrape y dispare cada bola al aro correspondiente. También podemos tratar de asegurarnos de que las bolas y los aros son del mismo color para que el niño también tenga que adivinar qué bola va en qué lugar.

Adivinar la forma

Este ejercicio es muy útil para promover las habilidades motoras finas, así como la memoria y la atención. Para ello, le proporcionamos al niño una hoja con una serie de líneas de puntos a las que tiene que unirse golpeando.

El niño debe tocar el contorno del dibujo tratando de no salir. Entonces podemos preguntarle al niño qué forma u objeto es.

2. Estimulación del lenguaje (Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down)

Además de la capacidad de moverse de forma autónoma, el empoderamiento de las habilidades lingüísticas es esencial en los niños con síndrome de Down para obtener una mayor independencia.

Actividades de teatro y performance

Con el fin de trabajar en la fluidez del lenguaje, la memoria y la interacción con otras personas, podemos escenificar pequeñas obras de teatro o teatros en los que el niño debe recitar pequeñas líneas o frases. También podemos pedirle que lea extractos de textos en voz alta mientras gesticula.

Estas historias pueden mostrar escenas de la vida cotidiana, ya que esto también le dará al niño la capacidad de improvisar.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

3. Atención y estimulación de la memoria

Fomentar la atención en niños con síndrome de Down favorecerá su interacción con el medio ambiente y mejorará otras habilidades como la memoria y el lenguaje.

Narración

Estas son actividades en las que un adulto lee o cuenta una historia que es interesante o agradable para el niño. El objetivo es entonces preguntar o que se le pida que cuente su versión de la historia con el fin de fomentar la atención y los procesos de recuperación de memoria e información.

Tarjetas coincidentes boca abajo

En esta actividad tendremos una baraja de cartas cuyos dibujos pueden coincidir dos por dos. Las cartas se colocan delante del niño boca abajo y le pedimos que coincida con las cartas.

Las cartas solo se pueden levantar una vez, por lo que el niño debe recordar dónde se encuentra cada uno de los dibujos para que coincidan con ellos.

4. Estimulación de la autonomía

A lo largo de la vida del niño, se le presentará un gran número de situaciones en las que el hecho de disfrutar de una gran autonomía le permitirá ser independiente y poder llevar a cabo todo tipo de actividades e interacciones por sí mismo.

Jugamos de compras

Los juegos y representaciones que impliquen simular actividades de la vida cotidiana como realizar cualquier compra permitirán al niño aprender a interactuar en tales situaciones, así como darle autonomía al realizar transacciones con monedas y billetes, y administrar su propio dinero.

Esto se puede hacer jugando tienda o mercado, utilizando billetes y monedas que el niño puede hacer él mismo o mediante el uso de juguetes como cajas registradoras de niños.

Referencias:

https://www.downciclopedia.org/neurobiologia/la-atencion-en-el-sindrome-de-down-estrategias-de-intervencion.html

https://www.hola.com/ninos/2010012512513/ninos/sindrome-down/dependencia/

Puedes ver más información en estos vídeos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *