Actividades Para Estimulación De La Psicomotricidad

Actividades para estimulación de la psicomotricidad

Podemos estimular a nuestro bebé de 3 a los 6 meses con actividades para potenciar su desarrollo psicomotor. A partir de los 3 meses, y hasta los 6 meses son muy importante, mira las actividades para la estimulación de la psicomotricidad.

Las actividades para estimulación de la psicomotricidad a temprana edad

El bebé puede sostener la cabeza cuando lo cogemos y si lo dejamos boca abajo, apoyándose sobre los antebrazos, levanta el tórax y aguanta la cabecita.

Al colocarle un juguete en la mano, lo coge de forma voluntaria iniciando así el juego con las manos.

También es capaz de realizar otras actividades, como seguir un objeto con la mirada, girando la cabeza. Al oír un sonido, gira la cabeza hacia donde se ha producido el ruido. Se entretiene mirándose las manos y moviéndolas. También aparece la visión en perspectiva. Es decir: ya puede percibir la profundidad.

Actividades para estimulación de la psicomotricidad

En esta etapa, el bebé busca activamente el contacto social y muestra interés por los objetos y las personas. También inicia la risa con ruido y el balbuceo.

Entre el 3º y 4º mes se inicia la actividad lúdica del bebé, es decir, empieza a jugar. Disfruta jugando él solo y también con un adulto.

De los 3 a los 6 meses va controlando cada vez más y de forma más estable su cabeza. A partir de los 4 meses, cuando está tumbado, si le ayudamos a sentarse cogiéndole de las manos, es capaz de desplazar su cabecita con el tronco. Se puede mantener sentado durante bastante rato, apoyando la región lumbar, aunque sin apoyo sólo se aguantará un ratito. A partir de los 6 meses, ya es capaz de permanecer sentado sin apoyarse.

Si colocamos un objeto cerca del bebé es capaz de cogerlo de forma voluntaria y llevárselo a la boca. Aproximadamente hacia el 3º mes puede observar un ángulo de 180º y en el 6º, ya es capaz de percibir la profundidad.

La curiosidad se convertirá en un motor que potenciará el desarrollo del niño.

Actividades de estimulación de los 3 a los 6 meses (Actividades para estimulación de la psicomotricidad)

  • Hazle caricias y cosquillas en zonas sensibles como la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies y la columna vertebral. Ello fomenta la sensación del tacto y hace que el bebé se mueva como muestra de bienestar o como reacción a las cosquillas.
  • Pon en la mano del bebé objetos de fácil presión y de distintas texturas (muñecos de trapo, sonajeros, pelotas de trapo, etc.) para estimular su capacidad de coger objetos y de explorarlos.
  • También puedes poner al bebé boca abajo y atraer su atención con un objeto vistoso o sonoro situado dentro de su campo visual. Cuando lo observe atentamente, levanta el objeto para que alce la cabeza. Después, puedes tumbarlo boca arriba y llamar su atención con otro objeto, moviéndolo de izquierda a derecha y de arriba a abajo para que el bebé lo siga con la vista.
  • Es bueno coger al bebé en brazos. Mientras lo hacemos, estamos estimulando que aguante su cabecita.
  • Si el bebé está tumbado boca arriba, puedes cogerle de las manitas o de los antebrazos y hablarle mientras hacéis que os ayude a sentarlo. También puedes sentaros frente a él y acercarle vuestras manos incitándole a alargar las suyas para cogerlas. Después puedes levantarlo, poco a poco, hasta que esté sentado o incluso de pie.
  • Con el bebé tumbado sobre una mantita, vestido sólo con el pañal, puedes ir moviéndole lentamente las diferentes partes del cuerpo (brazos, manos, cabeza, pies, piernas, etc.), mientras las vais nombrando.
  • Otra actividad estimulante puede ser sujetar al bebé con las dos manos por debajo de las axilas manteniéndolo de pie y animándole a que, en contacto con el suelo, mueva las piernas, las flexione y las estire.
  • Tumbado boca arriba, puedes ayudarle con el gesto a pedalear, flexionar y estirar las piernas. Al mismo tiempo, podéis incitarlo y animarlo a que lo haga. A partir de los 4-5 meses, también podéis ayudar al niño a que dé una vuelta sobre sí mismo.
  • Tumbado boca abajo sobre una superficie plana, puedes sostener su juguete preferido a la altura de su cabecita, cerca de él, pero fuera de su alcance. Incítelo con el gesto a que intente cogerlo. Manteniéndolo en esta posición, podéis mover otro objeto atractivo de derecha a izquierda haciendo que se gire para intentar cogerlo.
Actividades para estimulación de la psicomotricidad

Lee también sobre motor fino en niños con síndrome de Down

Actividades para apoyar el desarrollo motor grueso (Actividades para estimulación de la psicomotricidad)

Las habilidades motoras gruesas implican el control de los brazos, las piernas, la cabeza y el tronco. Los proveedores de cuidado infantil pueden ayudar a los niños a desarrollar habilidades motoras gruesas creando oportunidades para que los niños

  • correr
  • saltar
  • salto
  • lanzar y atrapar
  • subir, bajar, sobre, debajo y a través de las cosas
  • triciclos de pedal u otros juguetes para montar
  • empujar y jalar
  • volcar y llenar

Las actividades específicas que apoyan el desarrollo de la motricidad gruesa incluyen correr a diferentes velocidades, saltar la cuerda, jugar a la rayuela, lanzar y atrapar pelotas de diferentes tamaños, lanzar bolsas de frijoles, escalar en muchas direcciones diferentes, pedalear montando juguetes, jalando carretas o juguetes, empujando cochecitos de juguete o escobas, y llenar y vaciar baldes y otros recipientes. Recuerde que el desarrollo motor grueso ocurre tanto adentro como afuera. Un túnel que se arrastra, un automóvil para montar o un juguete para tirar puede ayudar a los niños a practicar movimientos grandes de brazos y piernas.

ejercicios

Actividades para apoyar el desarrollo motor fino

  • Las habilidades motoras finas implican el control cuidadoso de pequeños músculos en las manos, pies, dedos de manos y pies. Controlar los músculos de la lengua y los labios para hablar o cantar también es una habilidad motriz fina. Los proveedores de cuidado infantil pueden planificar actividades que alienten a los niños a desarrollar habilidades motoras finas. Pruebe algunas de las siguientes actividades que practican la coordinación de manos y dedos:
  • Juega masa o arcilla con herramientas de plástico como tijeras o cortadores de galletas para formar varias formas
  • bloques de varios tamaños para apilar y organizar
  • cuentas, macarrones, rigatoni o cereal en forma de rueda para ensartar en hilo o cordones de zapatos
  • rompecabezas con manijas o perillas de diferentes tamaños
  • tijeras, pinturas, pinceles, marcadores, lápices de colores y tizas grandes que sean seguras para los niños
  • La lectura compartida también es un buen momento para fomentar las habilidades motoras finas. Anime a los niños a pasar las páginas de un libro. Recuerde que los libros de cartón son los mejores para niños muy pequeños, porque las páginas son más resistentes y fáciles de manipular.
Actividades para estimulación de la psicomotricidad

Juegos divertidos para la psicomotricidad (Actividades para estimulación de la psicomotricidad)

Cajas de dinero

Use una caja de dinero normal o un recipiente reciclado y anime a su hijo a sostener 2 o 3 monedas en la mano y empujarlas una a la vez sin dejar caer las otras.

Actualice a usar más monedas a medida que su hijo mejore en esta tarea.

¡Poner monedas en una ranura lateral es más difícil!

Si su hijo usa una ranura lateral, asegúrese de que el pulgar esté debajo de los dedos para aprovechar al máximo el ejercicio (como se muestra arriba).

¡Tenga en cuenta el peligro de asfixia con niños pequeños!

Cartón de huevo y frijoles

¡Otra actividad económica con materiales para el hogar!

Este es el mismo concepto que la idea de hucha anterior, pero usando frijoles secos y un cartón de huevos.

En este ejemplo, estamos reforzando el concepto numérico al escribir un número dentro de cada hoyo, y el niño tiene que agregar la cantidad correcta de frijoles.

Actividades para estimulación de la psicomotricidad

Haga que su hijo sostenga algunos frijoles en su mano y colóquelos en el recipiente uno por uno moviendo un solo frijol hasta la punta de los dedos cada vez. ¡Es más difícil de lo que parece, especialmente para niños con habilidades motoras finas pobres!

¡Tenga en cuenta el peligro de asfixia con niños pequeños!

Actividades del dedo del trípode

Los dedos pulgar, índice y medio son los dedos utilizados para controlar el lápiz al escribir. A estos los llamo los dedos del trípode.

Estos ejercicios manuales para el jardín de infantes ayudarán a su hijo a aprender a usar esos dedos en el primer paso para desarrollar un buen control del lápiz.

Corte de tijera

El corte con tijera es, con mucho, uno de los mejores ejercicios manuales de jardín de infantes, ya que es una excelente manera de hacer que los dedos del trípode trabajen bien juntos.

ejercicios

Asegúrese de que su hijo use los dedos del trípode en los agujeros y practique mucho recortando líneas rectas antes de pasar a formas e imágenes.

Juguetes Squirt

Disponible en algunas tiendas de juguetes y proveedores de productos de terapia, estos pequeños juguetes de plástico que arrojan agua se pueden usar de manera efectiva con los dedos del trípode.

Referencia:

https://www.downciclopedia.org/psicologia/motricidad/3009-motricidad-en-los-ninos-con-sindrome-de-down.html

Mira este video para más información:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *