Juegos Para Adolescentes Con Síndrome De Down

Juegos para adolescentes con síndrome de Down

Los adolescentes con Síndrome de Down también desarrollan necesidades sociales y emocionales, intereses de ocio y conciencia de sexualidad. Por eso, para ellos también hay una gran variedad de juegos para adolescentes con síndrome de Down, que seguro serán útiles para su desarrollo y adquisición de habilidades sociales.

💖Jugar con amigos

Alrededor del 58% de todos los adolescentes pasan tiempo con amigos al menos una vez a la semana. Cuando preguntamos por estos amigos, el 18% de los adolescentes de las escuelas convencionales y el 64% de los adolescentes de las escuelas especiales sólo tenían amigos discapacitados. Alrededor del 47% de los adolescentes de las escuelas convencionales y el 9% de los de las escuelas especiales sólo tenían amigos no discapacitados. Alrededor de un tercio de todos los adolescentes tenían amigos discapacitados y no discapacitados.

Estas cifras indican que alrededor del 50% de los adolescentes educados en escuelas convencionales no tenían amigos discapacitados y que el 64% de los adolescentes educados en escuelas especiales no tenían amigos no discapacitados.

La información proporcionada sobre el tipo de clubes a los que asistieron explica en parte estos patrones de amistad, ya que el 55% de los adolescentes convencionales y el 43% de los adolescentes de escuelas especiales pertenecen a clubes “convencionales”, y el 65% de los adolescentes convencionales y el 56% de los adolescentes de escuelas especiales pertenecen a “clubes especiales”. Al parecer, había la oportunidad de que más adolescentes tuvieran amigos discapacitados y no discapacitados, ya que, por ejemplo, el 65% de los adolescentes convencionales asistían a clubes “especiales”, pero el 18% no hacía amigos “especiales” allí.

Sin embargo, la información sugiere que el 35% de los adolescentes convencionales nunca tuvieron la oportunidad de hacer amigos con compañeros discapacitados dentro o fuera de la escuela y que alrededor del 57% de los adolescentes que asistían a escuelas especiales tenían pocas oportunidades de hacer amigos con compañeros no discapacitados dentro o fuera de la escuela.

Juegos para adolescentes con síndrome de Down

La información proporcionada sobre ir a fiestas y discotecas apoya la imagen anterior. Mientras que el 69% de los adolescentes de la educación convencional son invitados a discotecas y fiestas organizadas para compañeros típicos, sólo el 16% de los adolescentes de escuelas especiales reciben tales invitaciones. Alrededor del 80% de todos los adolescentes van a discotecas y fiestas y alrededor del 40% van tan a menudo como cada mes, lo que indica que los grupos de adolescentes tienen vidas sociales igualmente activas, pero que los que están en la educación convencional son más propensos a ir a eventos sociales inclusivos o “ordinarios” y que los adolescentes de escuelas especiales son más propensos a ir a eventos “especiales”. El mundo social y las amistades de los adolescentes se están viendo fuertemente afectados por las colocaciones escolares.

En opinión de los autores, estos hallazgos tienen implicaciones negativas para ambos grupos de adolescentes. Los adolescentes que reciben educación con sus compañeros discapacitados parecen tener pocas oportunidades de socializar en entornos inclusivos o no discapacitados y son menos propensos a tener amigos no discapacitados. Esto es probable que los ponga en desventaja al sentirse a gusto y poder comunicarse con compañeros no discapacitados cuando asisten a universidades inclusivas de educación superior, cuando están en el lugar de trabajo y cuando están fuera y alrededor en la comunidad.

Por el contrario, los adolescentes educados en las escuelas convencionales parecen estar en riesgo de no tener la oportunidad de tener amigos con un nivel similar de discapacidad para las amistades cercanas y especiales y encontrar amigos y novias niños. Alrededor del 38% de los adolescentes de las escuelas especiales tenían novios o novias, pero nadie de las escuelas convencionales tenía novio o novia en el momento de la encuesta.

El efecto de estas experiencias sociales durante la adolescencia temprana (11-16 años) parece tener consecuencias negativas para algunos de ellos una vez que dejan la escuela. Sólo tenemos un pequeño número de adolescentes mayores (mayores de 17 años) que han dejado una escuela convencional, pero parecen tener vidas sociales más restringidas que los adolescentes mayores del sistema escolar especial. Parece que puede ser más difícil para ellos encontrar amigos o socios, y establecerse en una red social, que para los de las escuelas especiales.

Las implicaciones de estos hallazgos son que los padres necesitan alentar a los amigos con y sin discapacidades. Las implicaciones para las escuelas y para un sistema escolar inclusivo eficaz que puede proporcionar ventajas académicas y sociales se han discutido en el primer artículo de la última edición.

📌Ejercicio físico

Los ejercicios físicos promueven efectos beneficiosos desde el punto de vista fisiológico, psicológico y social. Mejora la flexibilidad, el equilibrio y la movilidad articular. Aumenta la circulación cerebral lo que hace al individuo más despierto y alerta, mejora los procesos del conocimiento, y fortalece el sistema osteo-muscular. Mantiene adecuadamente la irrigación de distintos órganos especialmente el corazón, cerebro, pulmón, hígado y riñones. Resultan beneficiosos para contrarrestar enfermedades como la diabetes, asma, etc. (Barrios 2003). Es la actividad que propicia un beneficio físico aportándoles bienestar, los ejercicios se realizan apropiadamente según sus limitaciones de salud. Lo realizan a un ritmo suave, las repeticiones son breves, y se trabaja en que realicen una buena respiración. También se programan juegos de  competencia por equipos en tiro al aro con la pelota, baile con hula- hula. etc. Para lograr todo  esto es necesario la interrelación padre-facilitador, tener en cuenta las habilidades de estas  personas, sus gustos y preferencias.

Podemos decir que el desarrollo de las habilidades educativas en los jóvenes con Síndrome de

Down puede ser estimulado a largo plazo sin que la ausencia de una estimulación temprana sea un impedimento para ello.

Lee también sobre juegos para niños con síndrome de down

adolescentes

💖Juegos para adolescentes

El tragapeces

Un jugador tendrá el rol de tragapeces y se situará en el centro de la pista de  juego. El resto de los participantes, que serán los peces, comenzarán todos en una de las líneas de fondo.

El objetivo del tragapeces es pillar a los peces. Para ello puede dar dos  consignas diferentes que determinarán las acciones a seguir por los peces. Si la  consigna que escoge es “costa”, los peces deben intentar llegar a la línea de  fondo opuesta sin que el tragapeces les pille. Si lo que dice es “tragapeces”, todos los peces deberán agruparse por parejas para poder cruzar el campo y llegar a la otra línea de fondo. En este segundo caso, el tragapeces solo puede pillar a aquellos que no han encontrado pareja.

En lugar de jugar a pillar, que todos los jugadores lleven un pañuelo sujeto a la  parte trasera del pantalón, que será lo que el tragapeces deberá coger para  considerar que los peces han sido capturados.

La conquista de la isla

El grupo está junto, y a su alrededor se pasa papel de baño, para mantenerlos  unidos, como si fuera una cinta. El grupo debe tratar de llegar hasta la isla (colchoneta quitamiedos), permaneciendo siempre unido. Para llegar hasta la isla deberá seguir un recorrido con diversos obstáculos. Se considera que han conquistado la isla si todos se han subido a la colchoneta y el papel no se ha roto.

Formar los grupos con un número mayor o menor de componentes en función de la dificultad que se le quiera dar al juego. Montar una competición entre dos equipos que comienzan la conquista de la isla al mismo tiempo. Si alguno rompe el papel, deben volver a comenzar el recorrido.

El propósito es desarrollar los desplazamientos en carrera y favorecer la participación en juegos cooperativos.

Antes de que toque el suelo

Un jugador desempeña el rol de mago y se colocará en la línea de meta. El resto de jugadores se ubican en la línea de salida, en el lado contrario de la pista, mirando hacia el mago.

El mago tiene en su mano un pañuelo que el resto de participantes debe ver.

Cuando el mago deja caer dicho pañuelo, todos los jugadores pueden comenzar a correr para llegar a la meta. En el momento en que el pañuelo toca el suelo todos deben quedarse inmóviles, puesto que si el mago les ve moverse, hará que retrocedan hasta la línea de salida. Una vez el mago comprueba que el resto de jugadores se ha quedado quieto, vuelve a coger el pañuelo para volver a repetir la misma secuencia hasta que un jugador llegue a la línea de meta. El primero que lo consiga será el nuevo mago.

El mago puede lanzar el pañuelo hacia arriba para que tarde más en llegar al suelo. Añadir la consigna de que al quedarse parados solo pueden sustentarse sobre un apoyo. Modificar las formas en que los jugadores se desplazan. Por ejemplo, a cuatro patas, por parejas, desplazamiento lateral, etc.

La invasión del espacio

Cada uno de los equipos tendrá un rol, unos serán los astronautas y los otros  los marcianos. Los astronautas están repartidos por todo el espacio de juego y los marcianos son los lanzadores que se encuentran en un extremo del campo de juego.

Uno de los marcianos tiene una pelota, que lanzará hacia el campo de juego.  Una vez la ha tirado, debe salir corriendo para conseguir llegar al otro extremo de la pista. Si consigue llegar, los marcianos habrán conseguido que uno de sus jugadores llegue al planeta Tierra.

Para evitar que el marciano les invada, los astronautas debe atrapar la pelota lo más rápidamente posible y dar tres pases sin que la pelota toque el suelo. En el momento en que el tercer jugador coge el balón, se acaba el tiempo para que el marciano pueda llegar a la Tierra.

De ese modo van lanzando todos los marcianos. Y una vez todos han sido lanzadores, los dos equipos se intercambian los roles. Gana el equipo que consigue que más marcianos lleguen a la Tierra.

Referencias:

http://monografias.umcc.cu/monos/2016/FCF/mo16125.pdf

https://www.pinterest.com.mx/dennisitae/juegos-para-sindrome-de-down/

Puedes ver más información en este vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *