Toneles O Cilindros Encajables Para Niños Down

Toneles o cilindros encajables para niños Down

¿Recuerdas tu juguete favorito cuando eras pequeño? No importaba si era un muñeco, un oso de peluche o un soldado de plástico. Los toneles o cilindros encajables para niños Down, son la clase de juguete práctico y sencillo que puede hacer la diferencia.

⚽¿Por qué son importantes los juguetes en el desarrollo infantil?

Todos los expertos coinciden: los niños aprenden jugando y los juguetes son los instrumentos que les permiten descubrir el mundo en el que viven. Y por eso, precisamente, interactúan con su entorno a través de los juguetes. Además, los juguetes brindan mucho disfrute y felicidad, los cuales ayudan a desarrollar su autoestima.

Habilidades motoras (Toneles o cilindros encajables para niños Down)

Los juguetes hacen que los niños se involucren en la actividad física al ejercitar sus habilidades motoras finas y gruesas. Ya sea que estén coloreando o vistiendo y desnudando una muñeca, por ejemplo, los niños están usando su sentido del tacto y la vista (habilidades motoras finas) mientras que los andadores, los triciclos o los carros de juguete mejoran su fisonomía (habilidades motoras gruesas) y fortalecen sus brazos y piernas. Los juguetes también les ayudan a descubrir el equilibrio y la coordinación y, al ser físicamente activos , los niños evitan la obesidad y adoptan un estilo de vida saludable.

Desde que nacen, los juguetes motivan a los bebés a usar los pies y las manos para descubrir formas, colores y sonidos. Una vez que los bebés saben cómo sentarse y gatear, los juguetes los incitan a moverse. Si su juguete favorito está fuera de su alcance, el bebé usará sus músculos para intentar agarrarlo.

Desarrollo emocional (Toneles o cilindros encajables para niños Down)

Los juguetes potencian la creatividad de los niños y les ayudan a expresar sus emociones (internas y externas). Ya sea a través de juegos de rol (representar diferentes personajes, uso de disfraces, etc.) o muñecos , los niños tienen el espacio para imaginar situaciones familiares (jugar a la casa, un día en la granja, una visita al hospital …) inventar mundos fantásticos que lleven a los niños a la abstracción ( muñecos de acción , universos de ciencia ficción…) La capacidad de generar juegos simbólicos revela una personalidad madura, capaz de crear reglas propias.

A menudo, los adultos tienden a identificar la palabra juguete con “algo que venden en la tienda”, pero los niños, por otro lado, ven que los juguetes son los objetos incluidos en su juego. Estos objetos pueden ser algo real como un juego de llaves, una olla, un rollo de papel higiénico o cosas que pueden transformar como arcilla, plastilina, pintura. Todas estas herramientas ayudan a enseñar a los niños cómo tomar decisiones, ya que ayudan a despertar su imaginación mientras crean un universo en el que pueden jugar.

Toneles o cilindros encajables para niños Down

Desarrollo Social

Además de mejorar las habilidades lingüísticas de los niños, los juguetes les enseñan habilidades sociales y les da una comprensión de la sociedad en la que viven. Los juguetes invitan a los niños a interactuar, primero con adultos y luego con otros niños de su edad. El simple hecho de jugar con otro niño los desafía a experimentar situaciones en las que se deben aprender lecciones importantes: respeto, cooperación e intercambio. Los juguetes también motivan a los niños a tomar la iniciativa, a aprender a negociar y les enseñan cómo organizarse mejor.

Desarrollo cognitivo

Los juguetes promueven el desarrollo cognitivo de los niños estimulando su concentración y memoria (juegos de mesa) y dándoles la capacidad de resolver problemas de forma creativa, lo cual es clave para su futura autonomía (jugar con bloques de construcción). El desarrollo cognitivo es importante porque permite a los niños abordar las habilidades matemáticas y del lenguaje de una manera que les resulte divertida.

🐼Cinco maneras en las que los toneles o cilindros encajables para niños Down pueden ayudar

Creatividad.

Construir cosas con toneles o cilindros encajables. Usar las pinturas de dedos, plastilina, papel y crayones fomentan el desarrollo artístico, además de las habilidades motoras finas necesarias para escribir.

Lee también sobre juegos para niños con síndrome de Down

Resolución de problemas.

Crear laberintos con toneles o cilindros encajables o actividades basadas en la naturaleza, como hacer barro y excavar en la caja de arena, ayudan a su hijo a convertirse en un experimentador e investigador . Los bloques , y cualquier cosa que su hijo pueda separar en grupos, también fomentan tanto la manipulación (bueno para el desarrollo de habilidades motoras) como la categorización.

Toneles o cilindros encajables para niños Down

Desarrollo del lenguaje.

Leer libros ilustrados juntos es extremadamente importante para desarrollar las habilidades de comunicación de su pequeño. Así como dialogar mientras utilizan los toneles o cilindros encajables.

Habilidades sociales.

Se pueden utilizar muñecos y peluches para representar a las personas y representar emociones o situaciones preocupantes. Los toneles o cilindros encajables también ayudan a desarrollar el trabajo en equipo.

🤠Cilindros para comprar

Montessori

Los cilindros con botón son uno de los materiales Montessori más conocidos. Y no es de extrañar, porque son mucho más que un juguete entretenido. Con ellos los peques ejercitan la concentración, la psicomotricidad fina y la coordinación y aprenden conceptos como el orden, el tamaño y las secuencias. También practican la pinza que les ayudará en la escritura.

Este juego de cilindros con botón tiene cuatro barras. En cada una encajan cinco cilindros distintos. Unos aumentan de diámetro y de altura, otros aumentan de diámetro y disminuyen de altura, otros tienen el mismo diámetro, pero aumentan de altura y otros tienen la misma altura, pero aumentan de diámetro.

El peque deberá descubrir qué cilindro encaja en cada hueco, ayudándose de los colores para clasificarlos.

A partir de tres años.

Detalles

Los cilindros con botón se han ganado a pulso ser uno de los materiales Montessori más conocidos fuera de las aulas especializadas en este método educativo.

Se han hecho multitud de versiones de este material, pero a nosotros nos ha robado el corazón en particular este juego de la marca Small Foot, que añade al original colores. De esta forma resulta más atractivo para los peques y permite trabajar una forma más de clasificación, por tonalidades.

El juego lo componen cuatro barras de igual tamaño. Todas ellas tienen huecos en los que encajan cilindros, pero cada una es diferente.

En una de las barras encajan los cilindros verdes, que van aumentando de altura y de diámetro.

Otra de las barras tiene huecos que aumentan de diámetro y a la vez disminuyen en profundidad. En ella encajan los cilindros azules.

Hay otra barra en la que los huecos aumentan de diámetro, pero todos tienen la misma profundidad. Los cilindros rojos cumplen con estas características.

Por último, los cilindros amarillos tienen todos el mismo diámetro, pero distintas profundidades y tienen su propia barra en la que encajan perfectamente.

El peque tendrá que descubrir qué cilindro encaja en cada hueco. Podrá deducirlo por el diámetro, por la altura, por el peso… o a base de probar y probar.

Es un juego complicado, pero en este caso resulta algo más sencillo porque los cilindros están agrupados por colores. Así, una vez que el peque descubra qué patrón sigue cada color, le será más fácil encajarlo en su barra correspondiente.

Toneles o cilindros encajables para niños Down

El juego de cilindros Montessori parece un material sencillo, pero que es fascinante, porque utilizándolo los peques afianzan o descubren conceptos abstractos como el orden, las secuencias, el tamaño o la profundidad. Pueden utilizarlo también para contar y clasificar.

A nivel físico, los cilindros con botón permiten descubrir los diferentes pesos que tienen las cosas en función de su tamaño. Además, los botones obligan a los peques a realizar constantemente la pinza con el dedo índice y el pulgar, lo que supone un ejercicio fantástico previo a la escritura.

Es ideal para utilizarlo con peques a partir de los tres años, que es cuando están preparados para adquirir los conceptos que van ligados a este juguete Montessori y, por tanto, cuando le podrán sacar más partido. Puede que al principio les cueste, pero enseguida aprenderán a colocar cada cilindro en su sitio casi de forma intuitiva.

Los cilindros con botón, un material Montessori sensorial

Dentro del método Montessori, los cilindros con botón forman parte de los materiales sensoriales que buscan desarrollar el sentido visual y, en concreto, trabajar los volúmenes. Al mismo grupo de materiales pertenece la también famosa torre rosa.

En un aula Montessori, la forma de presentar el material sería dejarlo al alcance del peque y mostrarle primero cómo se encajan los cilindros, sacando uno a uno y volviéndolos a colocar, para después dejar que él o ella lo intenten, practiquen y aprendan, sin corregirle cuando se equivoca, para que adquiera autonomía y autoconfianza en que sabrá resolverlo solo.

Evidentemente, en casa podemos hacerlo como queramos, e incluso inventar nuevas formas de trabajar con este material tan interesante con nuestros peques.

Referencias:

https://gateandotienda.com/montessori/202-cilindros-encajables.html

https://www.iwannatoy.com/plan-toys/12677-cilindros-encajables-de-colores-8854740053763.html

Puedes ver más información en este video:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *