Envejecimiento Prematuro En Síndrome De Down

Envejecimiento Prematuro En Síndrome De Down

El envejecimiento prematuro en síndrome de Down tiene síntomas específicos. Se observa disminución del tono de la piel, canas tempranas o pérdida de cabello, hipogonadismo, cataratas, pérdida de audición, aumento relacionado con la edad en hipotiroidismo, convulsiones, neoplasias, enfermedad vascular degenerativa, pérdida de habilidades adaptativas y mayor riesgo de demencia senil de tipo Alzheimer.

😨Envejecimiento prematuro en síndrome de Down

El síndrome de Down es el trastorno cromosómico más común, asociado con discapacidad intelectual moderada a grave. Si bien la esperanza de vida de la población con síndrome de Down ha aumentado considerablemente en las últimas décadas, las tasas de mortalidad siguen siendo altas y los sujetos se enfrentan prematuramente a un fenómeno de envejecimiento atípico y acelerado. La presencia de un deterioro inmunitario en sujetos con síndrome de Down se sugiere durante mucho tiempo por la existencia de una mayor incidencia de infecciones, la eficacia incompleta de las vacunas y una alta prevalencia de autoinmunidad.

Las anomalías inmunológicas se han descrito desde hace muchos años en esta población, tanto desde un punto de vista numérico como funcional, y estas anomalías pueden reflejar las observadas durante el envejecimiento normal. En esta revisión, resumimos nuestros conocimientos sobre alteraciones inmunológicas comúnmente observadas en sujetos con síndrome de Down, y en inmunidad innata y adaptativa, así como con respecto a la inflamación crónica. Luego discutimos el papel del envejecimiento acelerado en estas anomalías observadas y finalmente revisamos los posibles mecanismos moleculares y celulares asociados a la edad involucrados.

Envejecimiento Prematuro En Síndrome De Down

El envejecimiento acelerado

El síndrome de Down ha sido considerado durante mucho tiempo como un síndrome progeroides, como individuos con trisomía 21 comienzan a envejecer prematuramente y presentan condiciones precozmente generalmente características de la población geriátrica. El proceso de envejecimiento en sujetos de DS no sólo parece ser prematuro /acelerado, sino que también parece ser atípico y segmental, ya que recapitula muchos, pero no todos, de los signos y síntomas clásicos del envejecimiento. Clínicamente, los sujetos de DS presentan signos de envejecimiento temprano que afectan particularmente al sistema neurológico, con una prevalencia extremadamente alta de demencia del tipo de Alzheimer. El envejecimiento afecta también prematuramente a los sistemas dermatológicos, sensoriales, endocrinos y musculoesqueléticos, lo que conduce a altos niveles de mortalidad y multi-morbilidad en esta población.

Desde el punto de vista biológico, se ha observado la misma tendencia del envejecimiento acelerado con el uso de biomarcadores envejecidos. Las últimas y poderosas generaciones de biomarcadores que se basan en diferentes enfoques se han aplicado a cohortes de adultos DS. Curiosamente, estos diferentes biomarcadores muestran un envejecimiento concordantemente acelerado en sujetos con DS, ya sean relojes epigenéticos, biomarcadores metabólicos como GlycoAge, o la edad cerebral predicha se prueban.

Características clínicas que sugieren un deterioro inmunológico

Se han acumulado evidencia significativa sobre la existencia de una desregulación inmune en DS, existente desde el principio de la vida de los individuos de DS. En primer lugar, se ha observado que los sujetos de DS se caracterizan por una mayor susceptibilidad a las infecciones bacterianas en comparación con la población general, con especial incidencia de las vías respiratorias recurrentes y crónicas. Además, las personas con DS han alterado las respuestas a las vacunas con vacunas conjugadas o toxoides. Estas respuestas subóptimas de anticuerpos potencialmente empeoran el fenómeno de mayor susceptibilidad a las infecciones. Por último, los sujetos de DS tienen con frecuencia altos niveles de autoanticuerpos. Mientras que algunos de ellos parecen no estar relacionados con una eventual significación clínica, los otros están asociados con una mayor incidencia de trastornos autoinmunes específicos de órganos, afectando especialmente al sistema endocrino.

Este cuadro clínico recapitula el aumento de la incidencia de infecciones, el fracaso de la vacunación y la alta prevalencia de autoanticuerpos que se pueden observar en personas mayores de la población general, apoyando aquí también el concepto de DS como síndrome de envejecimiento acelerado. Esta presentación clínica es el reflejo de importantes alteraciones en la homeostasis inmune en DS con perturbaciones significativas en todas las ramas del sistema inmunitario, algunas de ellas comunes con las observadas durante la inmunosensiscencia y que se detallarán en las siguientes secciones.

Señales de envejecimiento prematuro

Envejecimiento precoz en el síndrome de Down no es sinónimo de enfermedad de Alzheimer. Se hace preciso distinguir entre lo que es un deterioro o declive (que incluye lo cognitivo) relacionado con la edad en el síndrome de Down, y lo que es la instauración y presencia de demencia. De la misma manera, es necesario diferenciar muy bien a la demencia de la sintomatología que ofrecen otros procesos que pueden aparecer en el adulto con síndrome de Down, como son la depresión, el hipotiroidismo o las pérdidas sensoriales, en especial la visión y la audición.

La precocidad del envejecimiento de las personas con síndrome de Down es una realidad. Entre sus manifestaciones destacan:

a)    la disfunción inmunitaria

b)    la formación de cataratas

c)     la presbiacusia

d)    la atrofia de la piel

e)    el declive en algunas habilidades cognitivas

f)     la neuropatología tipo Alzheimer (sin demencia)

g)    la aparición plena de la enfermedad de Alzheimer

h)    la aparición de algunas neoplasias

Centraremos el análisis en la presentación de los datos biológicos que pueden explicar este proceso de envejecimiento precoz en el síndrome de Down, por una parte, y esta tendencia marcada hacia la aparición de la enfermedad de Alzheimer, por otra.

Envejecimiento Prematuro En Síndrome De Down

😩El curso del envejecimiento en el síndrome de Down

El primer riesgo que podemos correr es considerar que cualquier cambio o deterioro en la capacidad cognitiva o en la conducta de un adulto con síndrome de Down expresa el comienzo de la demencia tipo Alzheimer. Nada más lejos de la realidad. Existe todo un conjunto de cuadros patológicos que pueden aparecer en las personas con síndrome de Down, y que tienen rasgos que pueden semejar demencia.

Lee también sobre terapias para niños con síndrome de Down

Signos

  • Depresión
  • Disfunción tiroidea
  • Cardiopatía no diagnosticada
  • Trastornos epilépticos
  • Problemas de sueño
  • Pérdida de la audición
  • Pérdida de visión
  • Compresión de médula cervical
  • Neoplasias no diagnosticadas

Todos estos cuadros son valorados sistemáticamente si se siguen bien las instrucciones del Programa de salud para Personas con Síndrome de Down. Es particularmente necesario resaltar la frecuencia con que pueden iniciarse procesos depresivos coincidiendo con acontecimientos variados que ocurren en la vida de un adulto: muerte de familiares, cambios de domicilio y de ambiente, pérdida de un amigo, temas laborales, etc.

Otras veces son las pérdidas sensoriales de la visión y de la audición, o la aparición de hipotiroidismo que, si no son reconocidas y no son expresadas por el interesado, pueden ocasionar graves modificaciones de conducta. De ahí la importancia de crear, mantener y fortalecer relaciones de compañía y amistad que suplan la pérdida de seres queridos; la importancia de conseguir y promover la comunicabilidad durante la vida de adulto, para que sepan y se acostumbren a contar sus problemas y notifiquen  las molestias y dificultades que experimentan.

Desde el punto de vista de la evaluación cognitiva y conductual, habrá que aplicar el uso de unas determinadas escalas de evaluación psicométrica que han sido progresivamente adaptadas y perfeccionadas para su aplicación en personas con deficiencia mental y específicamente con síndrome de Down.

Una vez descartada la existencia de cuadros patológicos que podrían confundir el diagnóstico de demencia, hay que analizar si existen otras causas de demencia que no sean enfermedad de Alzheimer (p. ej., de origen vascular, enfermedades desmielinizantes). El factor decisivo va a ser la documentación de que existe una progresión, un declive en varias áreas específicas, lo cual requiere un estudio sistemático y longitudinal del individuo.

Por las razones arriba expuestas, son los estudios longitudinales prospectivos los que ofrecen mayor garantía a la hora de evaluar las características y la evolución de las personas con síndrome de Down que padecen demencia. Una vez que disponemos de una población habremos de analizar cuándo se puede precisar que se inicia la demencia, qué curso sigue, cuáles son los elementos que más se deterioran.

Así, pues, los criterios para confirmar la presencia de un declive no son absolutos pero han de demostrar que existe una progresiva pérdida funcional, diferente de la que es propia del envejecimiento normal. Este declive se aprecia en las siguientes áreas:

a) Memoria. Hay problemas en la adquisición de nueva información: acordarse de encuentros sociales, ubicación de objetos colocados recientemente, tareas rutinarias que hay que hacer, qué se ha tomado en el desayuno de la mañana.

b) Otras funciones cognitivas. Se aprecian cambios o deterioros en el juicio y en el razonamiento (planes, organización); qué vestido ponerse, cómo arreglarse, los saludos sociales, el aseo personal.

c) Orientación. Se va perdiendo la orientación en el tiempo y en el espacio.

d) Comunicación, control emocional, motivación, conducta social. Hay cambios en el lenguaje, en el estado emocional, irritabilidad, apatía, retraimiento social; cambios de humor, pérdida de la actividad en general, inicio de conductas anómalas (agresividad, alucinaciones, pérdida de atención).

Envejecimiento Prematuro En Síndrome De Down

🤔Razones biológicas del envejecimiento precoz

Parece lógico partir de la base de que las peculiaridades características del envejecimiento en el síndrome de Down son consecuencia directa de su particular dotación cromosómica: la sobredosis génica que aporta la presencia de un cromosoma extra del par 21. Hoy día vamos conociendo cada vez mejor que sobredosis de gen no significa necesariamente que vaya a haber sobreexpresión de ese gen en forma de una mayor cantidad de la proteína derivada de ese gen.

El estrés oxidativo en el síndrome de Down

Numerosos datos experimentales indican que determinadas células del organismo con síndrome de Down muestran signos claros de estrés oxidativo. El estrés oxidativo viene definido por la aparición y acumulación de un conjunto de productos derivados del metabolismo oxidativo, que ejercen una acción tóxica sobre las estructuras de la célula en donde se forman. La acumulación de estos productos se debe a que hay un exceso de producción, no compensada por la adecuada capacidad de neutralizarlos.

Los productos son los llamados radicales de oxígeno que poseen una alta capacidad reactiva, o especies reactivas de oxígeno; es decir, tienen una gran capacidad de interactuar con otras moléculas de las estructuras celulares, modificándolas y, por así decir, debilitándolas para ejercer su correcta función. Con lo cual, a la larga, la célula va perdiendo su capacidad funcional e, incluso, puede llegar a morir.

Los principales radicales de oxígeno, que son generados como subproductos de la fosforilación oxidativa, son los siguientes:

  • aniones superóxido (•O2‾)
  • radicales hidroxilo (O•OH) e hidroperóxidos (-ROO•)
  • peróxido de hidrógeno (H2O2)
  • peroxinitritos (ONOO‾)
  • radical de óxido nítrico (NO•)

El resultado es que estas mitocondrias son menos eficientes con el tiempo.

Referencias:

https://www.sindromedown.net/wp-content/uploads/2020/03/ENVEJECIMIENTO-Y-SD-2.pdf

http://riberdis.cedd.net/bitstream/handle/11181/5867/S%c3%adndrome_de_Down_Envejecimiento_y_Lenguaje.pdf?sequence=1

Puedes ver más información en este vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *