¿Cómo Fortalecer La Autonomía En Niños Con Síndrome De Down?

La autonomía es un aspecto crítico del desarrollo de la primera infancia. La autonomía es un impulso interno completamente normal. Entre las edades de uno y tres años, los niños están experimentando un rápido crecimiento y desarrollo en todas las áreas. Es necesario estimular a los pequeños desde temprano. Aprenda cómo fortalecer la autonomía en niños con síndrome de Down

😚Apoyo a la autonomía

Para los educadores, trabajar al aire libre parece impulsar una forma diferente de relacionarse y permitir el aprendizaje, y es intrigante contemplar por qué y de qué maneras ocurre esto. Tal vez también provoca una visión diferente de los niños pequeños e influye en lo que consideramos particularmente importante en nuestra obra. Creo que muchos estarían de acuerdo en que estar al aire libre tiende a anteesominar el bienestar y la actividad automotivada, donde la “autonomía” toma un papel protagonista.

🌻¿Por qué debería fomentarse la autonomía?

A medida que los niños se vuelven más independientes, exploran el mundo por su cuenta y descubren cómo expresarse. También comienzan a entender cómo sus decisiones y acciones influyen en los resultados, y aprenden lo que hacen y no tienen control sobre. Se debe fomentar la autonomía en la educación de la primera infancia para ayudar a los niños a desarrollar un sentido de sí mismos. Las siguientes son algunas de las maneras más importantes en que la autonomía puede afectar el desarrollo de un niño:

Sensación de control

Aunque no se puede esperar que los niños tengan el control total de todos los aspectos de sus vidas, sí necesitan sentir que tienen propiedad sobre ciertas partes para generar confianza.

Aumentar la autoestima

Cuando un niño siente que tiene el control y puede tomar sus propias decisiones, esto aumenta su autoestima. Ser capaz de hacer algo por sí mismo fomenta una sensación de logro.

Crecimiento cognitivo

Cuando un niño toma sus propias decisiones, resuelve problemas. Tomar decisiones significativas es una parte esencial de su desarrollo cognitivo, que crece a medida que piensan a través de las decisiones que se les presentan. Conozca algunas actividades que también promueven el desarrollo cognitivo preescolar.

🥰¿Cómo animar a un niño a ser autónomo?

Fomentar la autonomía en la educación de la primera infancia es esencial para el crecimiento y la confianza personal de un niño. A medida que los educadores y los padres proporcionan más independencia, los niños son capaces de aprender de sus acciones, luchas y éxitos. Estas son solo algunas maneras en las que puede empezar a fomentar la autonomía en el aula:

Opciones de oferta

Permitir que los niños tomen sus propias decisiones es el primer paso para fomentar la autonomía. Cuando sea posible, configure un entorno donde haya muchas opciones disponibles. Por ejemplo, deje que los niños decidan en qué actividad quieren participar y si desean hacerlo con un grupo o jugar de forma independiente.

Respetar opiniones

Al escuchar las ideas y opiniones de los niños, podemos ayudarles a desarrollar su sentido de autonomía. Respetar las opiniones de los preescolares demuestrales que sí tienen aportes en el mundo que los rodea. También les ayuda a entender que los adultos reconocen y respetan sus habilidades.

Dar responsabilidad

Ofrezca a los niños responsabilidades reales que importan. Las tareas deben ser un poco difíciles para ayudar a los preescolares a desarrollar perseverancia. Experiencias como cocinar desde una receta, organizar archivos o jardinería son excelentes tareas que asignar a los niños para ayudarles a sentirse como si estuvieran realizando una responsabilidad “adulta”.

Al adoptar las opiniones de los niños y permitirles tomar decisiones independientes, los educadores pueden ayudarlos a desarrollar un sentido de autonomía, aumentar la autoestima y fomentar el desarrollo cognitivo. Construir esta independencia en última instancia ayuda a los niños a tomar un papel más activo en el proceso de aprendizaje. Además, les ayudará a hacer frente a más responsabilidades a medida que crecen.

Crear oportunidades de autonomía

Hay muchas oportunidades que se pueden crear para que los niños tengan éxito en su búsqueda de la independencia. Por ejemplo, si sabe que a su hijo le gusta conseguir sus propios bocadillos, colóquelos en un estante al que pueda llegar. También es útil darle a su hijo oportunidades de manipular su entorno. Por frustrante que sea para un padre, deje que su hijo tire de los bloques en el suelo o saque todos los libros de la estantería. Cuando termine, puedes modelar habilidades útiles pidiéndole que ayude a limpiar.

Póngalos a trabajar

Los niños están constantemente en movimiento, y esta energía puede meterlos (¡o a ti!) en problemas. Dé a su hijo tareas para completarlo para que pueda canalizar y enfocar su energía. Esto también ayudará a dar sus sentimientos de independencia mientras termina tareas y conoce una sensación de logro.

Lee también sobre actividades para niños con síndrome de Down

Dar opciones

Hay situaciones en las que los niños pueden sentir que todo está fuera de su control, y no tienen voz y voto. Siempre que pueda darle a su hijo una opción, usted le está enseñando activamente habilidades para tomar decisiones. ¡Briste oportunidades donde usted pueda presentar a su hijo con opciones aceptables, y le permita tener el poder de elegir! Por ejemplo, pregúntele a su hijo si prefiere ir al parque o dar un paseo por el bosque, o si prefiere rebanadas de manzana o pasas para un refrigerio.

Reconocer, nombrar y reconocer sus emociones (¿Cómo fortalecer la autonomía en niños con síndrome de Down?)

No es raro que los niños demuestren frustración cuando no pueden completar una tarea, ya sean niños pequeños, adolescentes o adultos jóvenes. Los niños lloran, lanzan berrinches y muestran acciones de ira. Esto es parte de su proceso de desarrollo. Con el fin de ayudar a su hijo a desarrollar habilidades positivas de afrontamiento socioemocional, es importante nombrar estas emociones mientras también le enseña que las expresiones saludables de las emociones son buenas.

A medida que los niños crecen hasta la adolescencia y la edad adulta temprana, la autonomía y la independencia siguen siendo cruciales e impactan el funcionamiento social. La calidad de la relación padre-hijo debe seguir siendo positiva para seguir fomentando esas expresiones de autonomía. Dar a los niños oportunidades de practicar la independencia y experimentar la autonomía les ayuda a crear un sentido de dominio sobre sus cuerpos, sus mentes y sus entornos. Estas oportunidades tendrán efectos positivos duraderos. Al apoyar la independencia y el pensamiento crítico, se fomenta la motivación intrínseca y la confianza se inspira hasta bien entrada la edad adulta.

Cómo fortalecer la autonomía en niños con síndrome de Down

😚Fortalecer la autonomía y responsabilidad de los niños

Para lograr la autonomía y responsabilidad de los niños en el estudio, podemos ayudar al niño a organizarse haciendo un horario lo que debe hacer con su ayuda, por supuesto, pero asegúrese de que es él quien toma las decisiones principales; por ejemplo, a qué hora estudiar. Puede aconsejar y sugerir lo que es necesario, como el tiempo que dedicará a los sujetos, pero tenga en cuenta que todo lo que decida, es más probable que cumpla.

Algunos padres consideran que lo que se refiere a los estudios pertenece sólo a la escuela y al niño, por lo tanto sólo preguntan de vez en cuando “¿has traído tarea?”, pero no se ocupan de nada más. Tampoco se trata de mantener esta actitud, porque el niño necesita el apoyo de los padres para tener un buen resultado académico. Así que lo que podemos hacer es mostrar la actitud de “Sé que eres capaz y dentro del desarrollo de tu capacidad se incluye que pides ayuda cuando la necesitas. Estoy aquí para guiarte cuando sea necesario. Con su esfuerzo y su valor, logrará lo que se propuso hacer.”

Esto incluye nuestra disponibilidad, cuando surgen obstáculos, para ayudarle a insistir en superarlos. Podemos darte ideas para lidiar con esos obstáculos. “No puedo aprender los ríos”, nos dice nuestro hijo con una cara de desánimo. Podemos ayudarte con un juego o con un recurso conmemorativo que conocemos para que insistas hasta que lo consigas. Esta seguridad de sentirse apoyados junto con el énfasis en su valor, desplegará su propia autonomía.

Por último, queremos influir en la regla de oro de la autonomía: nunca le hagas los deberes a tu hijo. Es preferible que no te los lleves bien hechos haciéndolos, porque en clase no podrás mantener una actitud de acuerdo al aprendizaje de la tarea. Indique las directrices e incluso asuma que puede no llevarse bien; nada sucede, porque en clase, cuando los corrijas, aprenderás y poco a poco tu sentido de habilidad se fortalecerá hasta que lo logres tú mismo, especialmente si tienes tu espíritu y aliento.

🌻Lo que nos impide dar autonomía a los niños

Si la autonomía es esencial para la autoestima de una persona, ¿qué nos impide dar autonomía a nuestros hijos? Vivimos en una sociedad que promueve la sumisión y no la independencia en los niños. Nuestros miedos y creencias nos dificultan soltarnos. Examinemos estos:

Los niños son extensiones de nosotros mismos.

Realmente no creemos que los niños sean seres separados con mentes y pensamientos propios. Sentimos que son parte de nosotros y que podemos moldearlos para que sean quienes queramos que sean.

Hacer las cosas por el hijo es una forma de mostrar amor.

Como padres, queremos demostrar nuestro amor haciendo todo por nuestros hijos, alimentándolos, ayudándoles a vestirse y poniéndose los zapatos. No podemos ver a nuestros hijos luchar, así que saltamos para ayudarlos. Como resultado, terminamos haciéndoles sentir dependientes o inadecuados. El niño poco a poco pierde la confianza y la voluntad de hacer las cosas por sí mismo.

Sólo son niños.

Aprenda cómo fortalecer la autonomía en niños con síndrome de Down, los niños se lo van a agradecer.

Cómo fortalecer la autonomía en niños con síndrome de Down

Sentimos que como sabemos mucho más que nuestros hijos, siempre tenemos que asesorarlos y dirigirlos. Esto viene de la creencia de que el niño es como una pizarra vacía. Si eso es así, ¿tuvimos que instruir al bebé cuándo entregarse, caminar o hablar? Los niños nacen con todo lo necesario para su desarrollo. Nuestro papel es sólo ayudar a que ese potencial se desarrolle.

🥰Cuando un niño no quiere autonomía (¿Cómo fortalecer la autonomía en niños con síndrome de Down?)

A veces, los niños no están dispuestos a ser independientes porque no les hemos concedido autonomía a la edad adecuada. Un niño tiene un fuerte deseo de comer solo cuando tiene poco más de un año de edad. Cuando no le permitimos hacerlo y seguir alimentándolo nosotros mismos, pierde ese deseo y se acostumbra a ser alimentado. Entonces, cuando tiene seis años, decimos: ‘¿Por qué no puedes comer solo?’. Por lo tanto, otorgar autonomía cuando el niño muestra la necesidad es importante.

Algunos niños no pueden ser independientes porque tienen miedo de dormir solos, o no quieren dejar ir al padre en una fiesta. El niño no disfruta sintiéndose dependiente, pero es incapaz de ayudarse a sí mismo. Forzar la autonomía sobre él puede no ayudar. Tenemos que entender por lo que está pasando el niño y ayudarlo a superarlo.

Sin embargo, otra situación en la que los niños no quieren autonomía es cuando su necesidad de tiempo de sus padres es mayor. A continuación, quieren ser alimentados o acostados con el fin de pasar más tiempo con el padre.

Referencias:

https://educrea.cl/fomentar-la-autonomia-los-ninos/

https://www.bebesymas.com/consejos/13-claves-utiles-para-promover-autonomia-ninos

Puedes ver más información en este vídeo:

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

El juego y las actividades de autonomía para niños con síndrome de Down, son una de las mejores herramientas para promover el aprendizaje para los más pequeños, así como para estimular y mejorar todo tipo de habilidades cognitivas y habilidades. A través de estas actividades de ocio y diversión encontramos una manera no sólo de entretener a los niños, sino también de estimular su intelecto y fortalecer los lazos con ellos.

🌞La importancia de las actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

Como se mencionó anteriormente, el juego es esencial en todas las etapas del desarrollo infantil. La razón de esto es que no sólo es útil para entretener a los niños y hacerlos divertirse, sino también porque promueve el correcto desarrollo de la personalidad y las habilidades cognitivas.

A través del juego, todos los niños aprenden a conocerse a sí mismos, así como todo lo que les rodea, incluyendo otras personas. Adquieren todo tipo de conocimientos sobre sus cuerpos y cómo funcionan los objetos, herramientas y utensilios.

Como regla general, los niños sin ninguna condición especial de salud o psicológica tienen la capacidad de aprender a jugar por su cuenta, aunque hacerlo con un adulto fortalece la capacidad de interactuar con los demás, así como los lazos entre ellos. Sin embargo, esto no es lo mismo para los niños con síndrome de Down.

En estos casos los niños no suelen presentar esta iniciativa propia cuando comienzan el juego, por lo que se recomienda la colaboración y el apoyo de otra persona. Debido a las características físicas y psicológicas de este síndrome, el niño puede mostrar ciertas dificultades para aprender a jugar.

Como resultado, la cantidad de tiempo y esfuerzo invertidos en mejorar el juego es esencial para fomentar todo tipo de habilidades cognitivas; desde la autonomía personal hasta el lenguaje, la atención y las habilidades psicomotoras.

Durante los primeros meses de vida, es recomendable comenzar a jugar rutinas sin necesidad de usar juguetes. De esta manera, a través de los gestos, expresiones y palabras del adulto favorecemos el desarrollo de la capacidad de representación y simbolización.

Los niños con síndrome de Down requieren dinámicas de juego especiales que enfatizen estos gestos y lenguaje oral, para que a través de la imitación puedan aprender a hacer los gestos y movimientos apropiados. Por último, al introducir juegos con objetos y materiales, el adulto debe guiar al niño para que le enseñe a usar estas herramientas correctamente.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

La confianza es clave

La autonomía significa mucho más que simplemente crecer. También es tener la confianza en sí mismo para hacer ciertas cosas y independizarse, la capacidad de actuar y pensar por ti mismo. Al volverse autónomo, y así estar más separado de sus padres, el niño desarrolla también su autoestima creando una vida interior estable y rica que le ayudará a prevenir el aburrimiento y deshacerse de su dependencia a los demás.

Al ayudar a su pequeño a desarrollar su autonomía, le está mostrando que confía en él, y que está orgulloso de sus logros, también significa dejarlo ejercer su libertad mientras lo protege , pero no lo sobreproteteja. Los padres a menudo tienden a hacer cosas por sus hijos con el fin de ayudarlos, a apresurar las cosas o porque están bajo la idea errónea de que su hijo no será capaz de llevar a cabo la tarea solo. ¿Cuántas veces ha atado los cordones de los zapatos de su hijo o colgado su abrigo en el armario sin pedirle a su hijo que lo haga? La razón más común dada por los padres es que va más rápido! Ciertamente lo hace, pero al hacer todo usted mismo, usted no está alentando a su hijo a tomar la iniciativa. Y sobre todo, lo estás desalentando de probar pequeños desafíos que muy probablemente podría manejar.

🌞Actividades recomendadas por edad

Al igual que con otros niños, cada etapa de la vida de un niño con síndrome de Down se caracteriza por la adquisición y desarrollo de una serie de habilidades, por lo que se recomienda que los juegos se adapten a estos períodos de infancia.

Lee también sobre actividades para niños con síndrome de Down

1. Niños de entre 1 y 2 años

Para los niños más pequeños con síndrome de Down, se recomienda proponer estos juegos.

Cuando se ponen de pie, coloque juguetes u otros objetos llamativos que los motiven a moverse.

Tomado de la mano con bolas de colores para que él dispare.

Construcción de torres y juegos manipuladores.

Juegos creativos con pinturas o ceras adecuadas para su edad

Juegos para agrupar colores, animales u objetos.

Lectura de cuentos infantiles con ilustraciones y dibujos. Pregúntele al niño acerca de los dibujos.

Pida al niño que use el habla y las palabras para pedir cosas.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

2. Niños de 2 a 3 años.

En esta categoría de niños, el tipo de actividades propuestas son las siguientes.

Juegos de movilidad y coordinación con pelotas

Juegos manipuladores como la creación de figuras con plasticina.

Escuchar y nombrar sonidos en el entorno.

Juegos de adivinanzas.

Anímate a probar estas actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

🤔Actividades según el área cognitiva

A partir de los 3 años, un niño con síndrome de Down generalmente tiene el lenguaje y las habilidades motoras necesarias para realizar un gran número de actividades con ellos. A partir de esta edad, es recomendable jugar juegos que realzan todas y cada una de las habilidades cognitivas.

A continuación presentamos una serie de actividades clasificadas según el área cognitiva que pretenden estimular en niños con síndrome de Down.

1. Estimulación de habilidades psicomotoras

Los juegos que promueven el desarrollo de habilidades motoras gruesas y finas ayudan a fortalecer los músculos de las manos y las extremidades, que constituye la base para el desarrollo de su propia autonomía.

Pasar la pelota a través del aro

El juego consiste en colocar una serie de bolas y aros de diferentes tamaños para que el niño atrape y dispare cada bola al aro correspondiente. También podemos tratar de asegurarnos de que las bolas y los aros son del mismo color para que el niño también tenga que adivinar qué bola va en qué lugar.

Adivinar la forma

Este ejercicio es muy útil para promover las habilidades motoras finas, así como la memoria y la atención. Para ello, le proporcionamos al niño una hoja con una serie de líneas de puntos a las que tiene que unirse golpeando.

El niño debe tocar el contorno del dibujo tratando de no salir. Entonces podemos preguntarle al niño qué forma u objeto es.

2. Estimulación del lenguaje (Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down)

Además de la capacidad de moverse de forma autónoma, el empoderamiento de las habilidades lingüísticas es esencial en los niños con síndrome de Down para obtener una mayor independencia.

Actividades de teatro y performance

Con el fin de trabajar en la fluidez del lenguaje, la memoria y la interacción con otras personas, podemos escenificar pequeñas obras de teatro o teatros en los que el niño debe recitar pequeñas líneas o frases. También podemos pedirle que lea extractos de textos en voz alta mientras gesticula.

Estas historias pueden mostrar escenas de la vida cotidiana, ya que esto también le dará al niño la capacidad de improvisar.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

3. Atención y estimulación de la memoria

Fomentar la atención en niños con síndrome de Down favorecerá su interacción con el medio ambiente y mejorará otras habilidades como la memoria y el lenguaje.

Narración

Estas son actividades en las que un adulto lee o cuenta una historia que es interesante o agradable para el niño. El objetivo es entonces preguntar o que se le pida que cuente su versión de la historia con el fin de fomentar la atención y los procesos de recuperación de memoria e información.

Tarjetas coincidentes boca abajo

En esta actividad tendremos una baraja de cartas cuyos dibujos pueden coincidir dos por dos. Las cartas se colocan delante del niño boca abajo y le pedimos que coincida con las cartas.

Las cartas solo se pueden levantar una vez, por lo que el niño debe recordar dónde se encuentra cada uno de los dibujos para que coincidan con ellos.

4. Estimulación de la autonomía

A lo largo de la vida del niño, se le presentará un gran número de situaciones en las que el hecho de disfrutar de una gran autonomía le permitirá ser independiente y poder llevar a cabo todo tipo de actividades e interacciones por sí mismo.

Jugamos de compras

Los juegos y representaciones que impliquen simular actividades de la vida cotidiana como realizar cualquier compra permitirán al niño aprender a interactuar en tales situaciones, así como darle autonomía al realizar transacciones con monedas y billetes, y administrar su propio dinero.

Esto se puede hacer jugando tienda o mercado, utilizando billetes y monedas que el niño puede hacer él mismo o mediante el uso de juguetes como cajas registradoras de niños.

Referencias:

https://www.downciclopedia.org/neurobiologia/la-atencion-en-el-sindrome-de-down-estrategias-de-intervencion.html

https://www.hola.com/ninos/2010012512513/ninos/sindrome-down/dependencia/

Puedes ver más información en estos vídeos: