Desarrollo De Los Bebés Con Síndrome De Down ¡Mira Los Problemas Que Tienen!

El desarrollo de los bebés con síndrome de Down es más complicado que el de los demás, es por eso que importa mucho la información de la que puedas dispone para tener en cuenta ciertos detalles.

✏¿Cómo describimos el desarrollo en el síndrome de Down?

El síndrome de Down es el síndrome genético más común de todos, y su prevalencia es la misma en todo el mundo, también entre todas las razas y sexos.

La prevalencia del síndrome es de 1: 800-1,000 nacimientos vivos, al igual que en Israel y en los países occidentales. Cuanto mayor es la futura madre, la prevalencia aumenta, especialmente después de los 35 años. Entonces, por ejemplo, a los 25 años, la probabilidad de que una mujer tenga un bebé con síndrome de Down es de 1: 1,600 nacimientos, a los 30 años crece a alrededor de 1: 1,000 nacimientos, pero a los 35 se eleva abruptamente a 1: 400 nacimientos.

A los 40 años, las posibilidades de que una mujer tenga un hijo con síndrome de Down es de 1 a cada 100 nacimientos.

Los niños con síndrome de Down comparten una serie de características clínicas comunes, pero rara vez se encuentran todas o incluso la mayoría de ellas en una sola persona con síndrome de Down.

Desarrollo de los bebés con síndrome de Down

Características faciales:

Un perfil facial plano, principalmente un puente nasal plano y ancho, mientras que la nariz es relativamente pequeña, una cabeza relativamente redonda, ojos sesgados, orejas pequeñas y una estructura estrecha del conducto auditivo, cabello liso, una línea que cruza el ancho de la piel en la palma, una boca pequeña y una lengua relativamente grande.

Características generales:

Cabeza pequeña, bajo tono muscular y debilidad muscular, flacidez general en las correas de las articulaciones, manos pequeñas, dedos cortos, un gran espacio entre el cable y el segundo dedo del pie.

Estas y otras características físicas pueden conducir a varios problemas comunes con los niños con síndrome de Down, por ejemplo: el bajo tono muscular y la debilidad significativa de las articulaciones provocan restricciones sustanciales en el movimiento, por lo que los niños con síndrome de Down, especialmente los bebés, pueden desarrollar defectos motores. -control del movimiento y puede causar un desarrollo lento de las habilidades motoras suaves y de las habilidades motoras más gruesas (gatear, sentarse, pararse, caminar) en relación con otros niños de su edad. Hoy, usando la terapia ocupacional y la fisioterapia, estas habilidades se pueden mejorar significativamente.

Desarrollo de los bebés con síndrome de Down

Tamaño y crecimiento

El tamaño de los bebés con síndrome de Down en el momento del nacimiento es, en su mayoría, pequeño a promedio, pero tienden a crecer más lentamente que sus pares, lo que hace que sean más pequeños en comparación con otros de su edad. Existen curvas de crecimiento especiales para los bebés con síndrome de Down.

Los pacientes con síndrome de Down tienen problemas médicos típicos, que involucran varios sistemas en el cuerpo, que pueden poner en riesgo su salud después del nacimiento, durante su crecimiento y desarrollo, e incluso en una edad más avanzada.

Por ejemplo, aproximadamente el 40% de los niños con síndrome de Down tienen defectos congénitos cardíacos y corren el riesgo de desarrollar problemas respiratorios.

La mayoría de los niños con síndrome de Down sufren problemas visuales y auditivos: los problemas de audición pueden ser causados ​​por la acumulación de líquido en el oído medio, así como por la estructura única del oído característica de este síndrome. Los problemas característicos en el sistema visual incluyen “Lazy Eye” (Ambliopía / Estrabismo) y Catarata. Por estas razones, se requieren pruebas de audición y pruebas oculares poco tiempo después del nacimiento, para mejorar el funcionamiento de estos sistemas y descubrir defectos y trastornos lo antes posible.

Otros problemas médicos que se encuentran comúnmente en los niños con síndrome de Down incluyen hipotiroidismo (que a su vez puede causar un retraso en el desarrollo y la obesidad), baja estatura corporal, problemas de digestión (una prevalencia relativamente alta de bloqueos internos, estreñimiento, celiacos), alta susceptibilidad a la infección, problemas ortopédicos característicos y problemas de la piel. La mayoría de las afecciones médicas descritas anteriormente requieren un diagnóstico temprano y un tratamiento temprano y continuo para mejorar la condición médica, de desarrollo y funcional.

La esperanza de vida de un niño nacido con síndrome de Down ha aumentado significativamente en los últimos años, y ahora es de 55 años. Prevemos un aumento en la esperanza de vida con el progreso de la medicina moderna y la mejora general en los servicios de salud. Acerca de los adultos con síndrome de Down, solo diremos que los problemas típicos de la vejez, como la demencia, el Alzheimer y la osteoporosis, aparecen relativamente temprano y tienen una alta prevalencia en comparación con la población general.

Lee también sobre niños con síndrome de Down

🔬De bebés a niños con Síndrome de Down

Todos los niños con síndrome de Down tendrán algún grado de aprendizaje discapacidad, leve en algunos, más marcada en otros. Es imposible predecir en el grado de dificultad de aprendizaje del bebé.

En las personas con síndrome de Down, el cerebro se forma de forma diferente, haciendo que el proceso de aprendizaje menos eficiente. Los niños necesitan ser animados a desarrollar a su máximo potencial, pero no impulsado más allá de sus capacidades, o puesto bajo presión indebida para lograr.

Los niños con síndrome de Down siempre avanzan en su desarrollo – físicamente, intelectualmente y emocionalmente – siendo más competente con cada año que pasa. Sin embargo, el progreso es más lento para otros niños.

Los niños con síndrome de Down varían en su ritmo de desarrollo; van a lo largo de una velocidad más lenta que otros niños y llegar a cada etapa de desarrollo más tarde, permaneciendo en esa etapa por más tiempo. No importa cuán lejos detrás de otros niños un niño con síndrome de Down se está desarrollando, lo que es importante es que mantienen un ritmo de desarrollo constante, por muy rápido o lento que sea.

El desarrollo de los niños con síndrome de Down procede en una serie de se detiene y comienza. Las paradas son cuando los niños no parecen estar aprendiendo nada nuevas habilidades. Estas pausas en el desarrollo son muy importantes… son cuando el niño está consolidando lo que ha aprendido practicando su nueva habilidad. Es un momento en el que empiezan a desarrollar los componentes para la siguiente habilidad.

Desarrollo de los bebés con síndrome de Down

Los hitos que los niños alcanzan son la punta del iceberg con mucho más desarrollo que se está produciendo sin ser visto bajo la superficie.

Muchos niños se benefician de la intervención temprana – este es el término usado para cubrir la fisioterapia, la terapia ocupacional, la terapia del habla y del lenguaje y ayuda educacional especial, dada a los niños de edad preescolar.

Estos profesionales trabajan con el niño y los padres, diseñando programas que son seguidos en el hogar. Cualquier área en la que el niño esté teniendo problemas

Las dificultades se orientan a prevenir posibles retrasos en el desarrollo futuro.

Hoy en día, la mayoría de los niños con síndrome de Down atienden a la madre y al niño pequeño grupos, guarderías, grupos de juego y otros clubes junto a sus compañeros. Estas actividades tienen muchos beneficios; el niño desarrollará la coordinación y la fuerte músculos, así como aprender buenas habilidades sociales, de comunicación y de convertirse más independiente de sus padres. Lo más importante es que están tomando su lugar dentro de su comunidad.

Cada vez más niños con síndrome de Down asisten a la escuela primaria… la escuela. Con el tipo y el nivel de apoyo correctos, muchos desarrollarán habilidades académicas.

🧬Desarrollo emocional

Por lo general, los niños con síndrome de Down tienen un temperamento agradable y conveniente, y son amigables y hacen amigos fácilmente. Además, se sabe que son ingenuos, tienen un buen corazón amplio y tienen un buen sentido para todo lo relacionado con la inteligencia emocional, no son malcriados, por lo general.

bebé

✏El desarrollo motor

De inmediato, es importante destacar que muchos niños con síndrome de Down solo experimentarán retrasos en el desarrollo motor. Esto significa que eventualmente aprenderán habilidades motoras básicas, solo a una edad más avanzada.

Los niños y adultos con síndrome de Down tienen marcadas diferencias físicas, algunas de las cuales se han utilizado para explicar por qué estos niños desarrollan habilidades motoras más tarde que sus compañeros. Por ejemplo, un niño con síndrome de Down comenzará a caminar entre 13 y 48 meses, que es más tarde que el rango de 9 a 17 meses para un niño con desarrollo típico.

La hipotonía (bajo tono muscular) y los ligamentos laxos están presentes desde el nacimiento y pueden contribuir a retrasos en el desarrollo motor, sin embargo, actualmente hay poca investigación que valide completamente esta afirmación. Caso en cuestión: muchos adultos con síndrome de Down que también exhiben hipotonía y ligamentos laxos han dominado las habilidades motoras, y algunos se han convertido en atletas profesionales.

No está claro por qué existe una discrepancia en la fuerza muscular entre los niños con síndrome de Down y sus compañeros. Una posibilidad es que debido a que estos niños tardan más en aprender a caminar y dominar la coordinación y el equilibrio, simplemente no son tan activos como sus compañeros desde el principio. Algunas investigaciones apuntan a los síntomas notables de la condición de hipotonía y ligamentos laxos como causas.

Fuera de las características de desarrollo y comportamiento, existen numerosos síntomas físicos que los niños con síndrome de Down pueden presentar. Por ejemplo, hay un mayor riesgo de problemas cardiovasculares o defectos cardíacos, problemas respiratorios, acidez estomacal (ERGE) y una tiroides poco activa. Estos factores fisiológicos pueden limitar la actividad, lo que explicaría la disminución de la fuerza, la coordinación y el control.

Referencias:

https://www.webconsultas.com/bebes-y-ninos/el-bebe/el-bebe-con-sindrome-de-down

https://www.serpadres.es/bebe/4-8-meses/articulo/como-estimular-a-mi-bebe-con-sindrome-de-down-en-casa

Puedes ver más información en este video:

Etapa De Desarrollo 6 A 12 Años ¡Un Poquito Para La Adolescencia!

La etapa de desarrollo 6 a 12 años es muy importante en el síndrome de Down, es una edad para tener en cuenta algunos aspectos sociales y emocionales que sirvieran al futuro adolescente y adulto.

🚶‍♀️Etapa de desarrollo 6 a 12 años del niño con síndrome de Down

El movimiento influye en el progreso social y cognitivo (etapa de desarrollo 6 a 12 años)

Si bien el progreso en las habilidades motoras gruesas y finas básicas es importante porque la capacidad de llevar a cabo los movimientos tiene un beneficio directo y práctico en la vida diaria y la independencia del niño, el progreso motor también es importante porque estas habilidades también influyen en el desarrollo social y cognitivo. La siguiente lista ofrece solo algunos ejemplos de estos enlaces.

Ser capaz de alcanzar y agarrar le permite al niño comenzar a explorar las características de los objetos en su mundo físico;

Poder sentarse aumenta la capacidad de usar brazos y manos para jugar; poder caminar le permite a un niño llevar juguetes y objetos y explorar el mundo de manera más efectiva que gatear; ser capaz de moverse de forma independiente también aumenta las oportunidades de interacción social y aprendizaje de idiomas. Por ejemplo, una vez que un niño puede moverse, puede ir a ver qué sucede cuando el cartero llega a la puerta o suena el teléfono. Pueden seguir a sus cuidadores para que se les hable y se les incluya en las actividades cotidianas.

etapa de desarrollo 6 a 12 años

Lee también sobre actividades para niños con sindrome de Down

🚶Desarrollo motor y sus implicaciones para una vida normal (etapa de desarrollo 6 a 12 años)

El sistema nervioso central

Se sabe que todo movimiento “voluntario” está controlado por los impulsos de los nervios que se originan en el sistema nervioso central, que consiste en el cerebro y la médula espinal. Con la excepción de algunos reflejos de seguridad básicos (reflejos espinales), que pueden estar mediados por la médula espinal, el cerebro determina todas las secuencias de movimiento coordinadas. Aunque hay partes del cerebro que se ocupan principalmente del control del movimiento, como el cerebelo y las áreas motora y pre-motora de la corteza, es importante tener en cuenta que el control motor está ampliamente distribuido en el cerebro, con muchas otras áreas involucradas

Los músculos

Los músculos esqueléticos son aquellos que mueven las extremidades, el tronco, el cuello y otras partes del cuerpo. A veces se les llama ‘músculos voluntarios’ porque producen los movimientos involucrados en actividades como caminar, manipular objetos y participar en deportes. Es importante tener en cuenta que estos movimientos, que implican una gran cantidad de actividades cerebrales, así como muchos movimientos musculares precisos, no están realmente bajo ninguna forma de control consciente. Cuando llevamos a cabo estas funciones, somos principalmente conscientes de los resultados que deseamos lograr en lugar de los medios detallados por los cuales logramos el resultado. Por ejemplo, pensamos ‘Recogeré mis llaves’, no pensamos ‘Necesito mover este músculo y luego aquel para dirigir mi mano hacia las teclas’.

Los nervios periféricos

Los músculos tienen dos formas básicas de suministro nervioso: nervios eferentes, que llevan mensajes del cerebro al músculo, y nervios aferentes, que llevan información al cerebro.

Los nervios eferentes activan sistemas que hacen que el músculo se contraiga con diferentes grados de fuerza y ​​velocidad, según el tipo de mensaje y el tipo de fibras musculares que reciben los impulsos. Los impulsos en los nervios aferentes contienen información de retroalimentación sobre el movimiento y la posición de los músculos y las extremidades, que el cerebro utiliza para garantizar que los movimientos necesarios se realicen correctamente.

etapa de desarrollo 6 a 12 años

Sistemas de retroalimentación

Para mantener y controlar la postura corporal adecuada, el cerebro obtiene información de varias fuentes: información de la posición corporal de los detectores en los músculos y ligamentos (propiocepción); información visual de los ojos (retroalimentación visual); e información sobre la posición del cuerpo en relación con la horizontal y vertical, así como la aceleración, desde los canales semicirculares cerca del oído interno (sistema vestibular).

Toda esta información (retroalimentación) se procesa continuamente en el cerebro y le permite enviar instrucciones apropiadas a los músculos para producir los patrones de movimiento altamente coordinados necesarios para la función normal.

Procesamiento de información y toma de decisiones.

Procesamiento subconsciente

En todos los movimientos, existe un requisito de procesamiento de información significativo ya que el cerebro procesa continuamente la retroalimentación y envía mensajes de control a los músculos para llevar a cabo la actividad con éxito, pero está en un nivel subconsciente. El individuo simplemente se levanta y camina o levanta una taza sin ninguna consideración consciente de los controles sobre los movimientos necesarios para la situación particular; cualquier actividad mental consciente simplemente se enfoca en el objetivo de la actividad.

Procesamiento consciente

Además, algunas tareas motoras requieren un procesamiento consciente de la información y la toma de decisiones antes de llevar a cabo el movimiento. La tarea del tiempo de reacción utilizada en la investigación es un ejemplo, ya que se involucra un nivel consciente de toma de decisiones antes de iniciar el movimiento. El tiempo de reacción es el tiempo que transcurre entre la señal para iniciar un movimiento y el movimiento en sí. Aquí se puede indicar a una persona que toque el botón derecho cuando se enciende la luz roja o que toque el botón izquierdo cuando se enciende el botón verde. Él o ella tiene que identificar qué luz está encendida y luego iniciar el movimiento correcto. Una lección de educación física, en la que el alumno tiene que seguir instrucciones, es otro ejemplo que involucra el procesamiento consciente de información antes o durante un movimiento.

etapa de desarrollo 6 a 12 años

🏃‍♀️Desarrollo social/emocional:

Principales preocupaciones

Al menos la mitad de todos los niños y adultos con síndrome de Down enfrentan un problema importante de salud mental durante su vida. Los niños y adultos con múltiples problemas médicos experimentan una tasa aún mayor de problemas de salud mental.

Los problemas de salud mental más comunes incluyen: ansiedad general, comportamientos repetitivos y obsesivo-compulsivos; comportamientos oposicionales, impulsivos y desatentos; dificultades relacionadas con el sueño; depresión; condiciones del espectro autista; y problemas neuropsicológicos caracterizados por la pérdida progresiva de habilidades cognitivas.

El patrón de problemas de salud mental en el síndrome de Down varía según la edad y las características de desarrollo del niño o adulto con síndrome de Down de la siguiente manera.

Los niños pequeños y en edad escolar temprana con limitaciones en el lenguaje y las habilidades de comunicación, cognición y habilidades de resolución no verbal de problemas presentan vulnerabilidades mayores en términos de:

  • Comportamientos disruptivos, impulsivos, desatentos, hiperactivos y de oposición (planteando preocupaciones de trastorno de oposición coexistente y TDAH)
  • Comportamientos ansiosos, atascados, rumiantes, inflexibles (planteando preocupaciones de ansiedad generalizada coexistente y trastornos obsesivo-compulsivos)
  • Déficits en la relación social, conductas estereotípicas repetitivas e inmersas en uno mismo (planteando preocupaciones de autismo coexistente o trastorno generalizado del desarrollo)
  • Dificultades de sueño crónicas, somnolencia diurna, fatiga y problemas relacionados con el estado de ánimo (preocupaciones crecientes de trastornos del sueño coexistentes y apnea del sueño)

Niños y adolescentes de edad escolar mayores, así como adultos jóvenes con síndrome de Down con un mejor lenguaje y comunicación y habilidades cognitivas que presentan una mayor vulnerabilidad a:

niña con síndrome de down
  • Depresión, retraimiento social, disminución de intereses y habilidades de afrontamiento.
  • Ansiedad generalizada
  • Comportamientos obsesivos compulsivos
  • Regresión con disminución de la pérdida de habilidades cognitivas y sociales.
  • Dificultades de sueño crónicas, somnolencia diurna, fatiga y problemas relacionados con el estado de ánimo (preocupaciones crecientes de trastornos del sueño coexistentes y apnea del sueño)

Referencias:

https://www.downciclopedia.org/psicologia/lenguaje-y-comunicacion/3025-problemas-en-la-comunicacion.html

https://www.downciclopedia.org/educacion/atencion-temprana/332-tablas-e-hitos-del-desarrollo.html

Puedes ver este video para más información:

Etapa Adolescente En El Síndome De Down

La adolescencia, sin duda, viene con los desafíos esperados. En la etapa adolescente, en el síndrome de Down (SD), los desafíos son exponencialmente mayores.

🧐Desarrollo del niño con síndrome de Down adolescencia

Aunque el SD está asociado con retraso mental, la gran mayoría de las personas con SD tienen una discapacidad intelectual de leve a moderada. Aun así, esto puede generar una gran cantidad de estrés interno para el adolescente y ansiedad y estrés para los padres.

Se deben considerar muchos problemas para el adolescente con DS. La vigilancia anual cambia a medida que el niño envejece y la necesidad de intervención también lo hace. Por ejemplo, el 50% de los niños con SD nacen con cardiopatía congénita. Durante la infancia, es importante realizar ecocardiogramas para identificar y seguir lesiones específicas.

Las tasas de obesidad en personas con SD son mucho mayores que en la población general. El deterioro mental, la disminución de la actividad física y la patología endocrina contribuyen a este problema. Se debe alentar la evaluación del índice de masa corporal, la alimentación saludable y la participación en actividades apropiadas para el desarrollo. La vigilancia de cambios rápidos en el peso, la piel y el ciclo menstrual justifica la evaluación del nivel de tiroides, que debe hacerse anualmente, independientemente. Las personas con SD tienen un riesgo de enfermedad tiroidea del 16% al 20% y un riesgo aumentado de 1,4% a 10% de diabetes tipo 2.

etapa adolescente

Visión

La esotropía acomodativa, la miopía, el estrabismo y la blefaritis son afecciones oftalmológicas comunes asociadas con SD.

Dolores

El pie plano es un hallazgo muy común que puede provocar dolor de cadera y rodilla. La obesidad también se suma a su aparición (14% -67%).

Sexualidad

Ahora, el tema más apremiante y, probablemente, más pasado por alto es el tema de la sexualidad. Dedicamos una gran cantidad de tiempo a educar a los adolescentes sin SD sobre los riesgos del sexo sin protección y la exposición a las ITS, pero muchos suponen que estos problemas no afectan a los adolescentes con SD. Las características sexuales secundarias se desarrollan de la misma manera y a la misma edad que lo hacen en niños sin SD.

desarrollo

Por lo tanto, es una suposición segura que la curiosidad sexual y la excitación también lo hacen. Dado que puede haber diversos niveles de discapacidad mental, el enfoque de la educación sexual debe ser apropiado para el desarrollo. Normalizar los sentimientos y tener discusiones sobre la expresión apropiada e inapropiada son importantes.

Como con todos los adolescentes, la aceptación y la inclusión son de suma importancia. Las discapacidades físicas y de aprendizaje los distinguen a pesar del desarrollo sexual y emocional compartido. Esto puede conducir a problemas de ansiedad, depresión y comportamiento. Comprender que estos son problemas reales para el adolescente con DS es importante cuando se proporcionan los recursos y el apoyo adecuados.

El manejo del ciclo menstrual puede agregar nuevos desafíos tanto para la adolescente como para los padres y, por lo tanto, debe investigarse durante las visitas de mantenimiento de la salud. La amenorrea puede ser el resultado de la introducción de la terapia hormonal y debe considerarse. El abuso sexual también aumenta en este grupo de edad, por lo que es importante una estrecha supervisión y conciencia de este problema.

Es imprescindible ayudar a los padres de niños con SD durante la adolescencia. Hacerlos conscientes de los grupos de apoyo locales y las organizaciones nacionales para niños con discapacidades los ayudará a navegar estos años. La Academia Estadounidense de Pediatría tiene pautas para el mantenimiento de la salud para el síndrome de Down.

Lee también sobre niños con síndrome de Down

etapa adolescente

😵Desarrollo social/emocional en la etapa adolescente

Además de los cambios en las emociones y su cuerpo, la mayoría de los jóvenes con síndrome de Down también comenzarán a interesarse en el amor y las relaciones. Esto puede parecer un poco desalentador, pero es una parte normal y natural del crecimiento. Muchos jóvenes con síndrome de Down quieren comenzar una relación, pero pueden necesitar un poco de apoyo adicional. Tendrán que aprender qué significan las relaciones y cómo pueden tener una relación feliz y segura. Puede encontrar más información en nuestro folleto de Salud sexual .

Su hijo o hija también puede comenzar a tener un mayor deseo de independencia y querer ’empujar los límites’. Esto es normal, pero no significa que deba soportar el mal comportamiento. Trate de darles más independencia, permitiéndoles tomar sus propias decisiones tanto como pueda, pero hágales saber cuáles son las reglas y las consecuencias de romperlas.

🌺 Comunicación en la etapa adolescente

El logro de la inteligibilidad del habla por parte de personas con síndrome de Down facilita su participación en la sociedad. La negación de los servicios de terapia del habla en virtud de habilidades cognitivas bajas es una violación de sus derechos humanos fundamentales

Su lenguaje receptivo suele ser superior a sus habilidades de lenguaje expresivo. La mayoría de los adolescentes con síndrome de Down son capaces de comprender mucho, mucho más de lo que pueden expresar. Como resultado, sus puntajes de prueba para el lenguaje receptivo son más altos que para el lenguaje expresivo. Esto se conoce como la brecha receptivo-expresivo.

En el lenguaje, los niños muestran un retraso en el desarrollo del vocabulario en la infancia, con una comprensión antes de la producción, pero en la adolescencia, el vocabulario es una fortaleza relativa con las “edades” del vocabulario antes de las “edades” de la gramática.

Los niños con síndrome de Down tienen fortalezas en el área de vocabulario y pragmática (lenguaje social interactivo). A menudo desarrollan un vocabulario rico y variado a medida que maduran.

Cuando estamos aprendiendo lenguaje, generalmente vemos un objeto y escuchamos una cadena de sonido y luego los unimos y los almacenamos (y su significado) en nuestros cerebros. Por ejemplo, levantamos un objeto, digamos una gran bola roja y luego le decimos al niño con una voz chillona y amigable “bola”. Luego, el niño combina las dos cosas juntas, rojo, objeto brillante y sonidos b, a, l, l y le atribuye significado. Todos hemos hecho esto muchas veces con niños pequeños y lo damos por sentado. Este proceso depende de la capacidad de escuchar sonidos, recordarlos temporalmente y luego vincularlos para formar un significado. Nos referimos a esto como el bucle fonológico. Para todos los adolescentes, se cree que el ciclo fonológico desempeña un papel fundamental en el aprendizaje de un idioma hablado, Entonces, la capacidad de recordar el sonido que han escuchado y procesarlo no es un área de fuerza y, por lo tanto, puede ser difícil para ellos adquirir un lenguaje expresivo.

🌿Habilidades de autoayuda y adquisición de habilidades

La investigación muestra avances en las habilidades del lenguaje hasta la edad de 12 años, con una meseta posterior. En contraste, las habilidades de autoayuda aún aumentan en la adolescencia y la edad adulta. Las habilidades académicas y de computación mejoran hasta los 14 años. Sin embargo, las habilidades académicas menos desarrolladas (y las habilidades de computación) de los adolescentes y adultos jóvenes parecen ser una diferencia generacional, más que una pérdida de las habilidades adquiridas.

💪Desarrollo motor

Los rangos de edad para el dominio de los hitos del desarrollo motor fino para el logro temprano y representativo se desarrollaron en base al análisis descriptivo de las revisiones de la historia clínica retrospectiva transversal. Que el rango de edad para dominar las habilidades motoras finas y el autocuidado se amplíe a medida que los niños con SD crecen está de acuerdo con lo que se identifica en el fenotipo conductual de DS con respecto a las habilidades motoras variables en general. Estos marcadores de hito en el desarrollo de la motricidad fina y el autocuidado contribuyen al campo informando a los padres, cuidadores y proveedores de atención médica sobre los posibles resultados de la motricidad fina y el autocuidado y describiendo el desarrollo normativo para niños con SD.

Referencia:

https://www.down21.org/revista-virtual/1756-revista-virtual-2019/revista-virtual-enero-2019/3284-articulo-profesional-jovenes-sindrome-de-down-y-calidad-de-la-vida.html

http://www.mihijodown.com/es/etapas/adolescencia

Puedes ver este video para más información: