Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

El juego y las actividades de autonomía para niños con síndrome de Down, son una de las mejores herramientas para promover el aprendizaje para los más pequeños, así como para estimular y mejorar todo tipo de habilidades cognitivas y habilidades. A través de estas actividades de ocio y diversión encontramos una manera no sólo de entretener a los niños, sino también de estimular su intelecto y fortalecer los lazos con ellos.

🌞La importancia de las actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

Como se mencionó anteriormente, el juego es esencial en todas las etapas del desarrollo infantil. La razón de esto es que no sólo es útil para entretener a los niños y hacerlos divertirse, sino también porque promueve el correcto desarrollo de la personalidad y las habilidades cognitivas.

A través del juego, todos los niños aprenden a conocerse a sí mismos, así como todo lo que les rodea, incluyendo otras personas. Adquieren todo tipo de conocimientos sobre sus cuerpos y cómo funcionan los objetos, herramientas y utensilios.

Como regla general, los niños sin ninguna condición especial de salud o psicológica tienen la capacidad de aprender a jugar por su cuenta, aunque hacerlo con un adulto fortalece la capacidad de interactuar con los demás, así como los lazos entre ellos. Sin embargo, esto no es lo mismo para los niños con síndrome de Down.

En estos casos los niños no suelen presentar esta iniciativa propia cuando comienzan el juego, por lo que se recomienda la colaboración y el apoyo de otra persona. Debido a las características físicas y psicológicas de este síndrome, el niño puede mostrar ciertas dificultades para aprender a jugar.

Como resultado, la cantidad de tiempo y esfuerzo invertidos en mejorar el juego es esencial para fomentar todo tipo de habilidades cognitivas; desde la autonomía personal hasta el lenguaje, la atención y las habilidades psicomotoras.

Durante los primeros meses de vida, es recomendable comenzar a jugar rutinas sin necesidad de usar juguetes. De esta manera, a través de los gestos, expresiones y palabras del adulto favorecemos el desarrollo de la capacidad de representación y simbolización.

Los niños con síndrome de Down requieren dinámicas de juego especiales que enfatizen estos gestos y lenguaje oral, para que a través de la imitación puedan aprender a hacer los gestos y movimientos apropiados. Por último, al introducir juegos con objetos y materiales, el adulto debe guiar al niño para que le enseñe a usar estas herramientas correctamente.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

La confianza es clave

La autonomía significa mucho más que simplemente crecer. También es tener la confianza en sí mismo para hacer ciertas cosas y independizarse, la capacidad de actuar y pensar por ti mismo. Al volverse autónomo, y así estar más separado de sus padres, el niño desarrolla también su autoestima creando una vida interior estable y rica que le ayudará a prevenir el aburrimiento y deshacerse de su dependencia a los demás.

Al ayudar a su pequeño a desarrollar su autonomía, le está mostrando que confía en él, y que está orgulloso de sus logros, también significa dejarlo ejercer su libertad mientras lo protege , pero no lo sobreproteteja. Los padres a menudo tienden a hacer cosas por sus hijos con el fin de ayudarlos, a apresurar las cosas o porque están bajo la idea errónea de que su hijo no será capaz de llevar a cabo la tarea solo. ¿Cuántas veces ha atado los cordones de los zapatos de su hijo o colgado su abrigo en el armario sin pedirle a su hijo que lo haga? La razón más común dada por los padres es que va más rápido! Ciertamente lo hace, pero al hacer todo usted mismo, usted no está alentando a su hijo a tomar la iniciativa. Y sobre todo, lo estás desalentando de probar pequeños desafíos que muy probablemente podría manejar.

🌞Actividades recomendadas por edad

Al igual que con otros niños, cada etapa de la vida de un niño con síndrome de Down se caracteriza por la adquisición y desarrollo de una serie de habilidades, por lo que se recomienda que los juegos se adapten a estos períodos de infancia.

Lee también sobre actividades para niños con síndrome de Down

1. Niños de entre 1 y 2 años

Para los niños más pequeños con síndrome de Down, se recomienda proponer estos juegos.

Cuando se ponen de pie, coloque juguetes u otros objetos llamativos que los motiven a moverse.

Tomado de la mano con bolas de colores para que él dispare.

Construcción de torres y juegos manipuladores.

Juegos creativos con pinturas o ceras adecuadas para su edad

Juegos para agrupar colores, animales u objetos.

Lectura de cuentos infantiles con ilustraciones y dibujos. Pregúntele al niño acerca de los dibujos.

Pida al niño que use el habla y las palabras para pedir cosas.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

2. Niños de 2 a 3 años.

En esta categoría de niños, el tipo de actividades propuestas son las siguientes.

Juegos de movilidad y coordinación con pelotas

Juegos manipuladores como la creación de figuras con plasticina.

Escuchar y nombrar sonidos en el entorno.

Juegos de adivinanzas.

Anímate a probar estas actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

🤔Actividades según el área cognitiva

A partir de los 3 años, un niño con síndrome de Down generalmente tiene el lenguaje y las habilidades motoras necesarias para realizar un gran número de actividades con ellos. A partir de esta edad, es recomendable jugar juegos que realzan todas y cada una de las habilidades cognitivas.

A continuación presentamos una serie de actividades clasificadas según el área cognitiva que pretenden estimular en niños con síndrome de Down.

1. Estimulación de habilidades psicomotoras

Los juegos que promueven el desarrollo de habilidades motoras gruesas y finas ayudan a fortalecer los músculos de las manos y las extremidades, que constituye la base para el desarrollo de su propia autonomía.

Pasar la pelota a través del aro

El juego consiste en colocar una serie de bolas y aros de diferentes tamaños para que el niño atrape y dispare cada bola al aro correspondiente. También podemos tratar de asegurarnos de que las bolas y los aros son del mismo color para que el niño también tenga que adivinar qué bola va en qué lugar.

Adivinar la forma

Este ejercicio es muy útil para promover las habilidades motoras finas, así como la memoria y la atención. Para ello, le proporcionamos al niño una hoja con una serie de líneas de puntos a las que tiene que unirse golpeando.

El niño debe tocar el contorno del dibujo tratando de no salir. Entonces podemos preguntarle al niño qué forma u objeto es.

2. Estimulación del lenguaje (Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down)

Además de la capacidad de moverse de forma autónoma, el empoderamiento de las habilidades lingüísticas es esencial en los niños con síndrome de Down para obtener una mayor independencia.

Actividades de teatro y performance

Con el fin de trabajar en la fluidez del lenguaje, la memoria y la interacción con otras personas, podemos escenificar pequeñas obras de teatro o teatros en los que el niño debe recitar pequeñas líneas o frases. También podemos pedirle que lea extractos de textos en voz alta mientras gesticula.

Estas historias pueden mostrar escenas de la vida cotidiana, ya que esto también le dará al niño la capacidad de improvisar.

Actividades de autonomía para niños con síndrome de Down

3. Atención y estimulación de la memoria

Fomentar la atención en niños con síndrome de Down favorecerá su interacción con el medio ambiente y mejorará otras habilidades como la memoria y el lenguaje.

Narración

Estas son actividades en las que un adulto lee o cuenta una historia que es interesante o agradable para el niño. El objetivo es entonces preguntar o que se le pida que cuente su versión de la historia con el fin de fomentar la atención y los procesos de recuperación de memoria e información.

Tarjetas coincidentes boca abajo

En esta actividad tendremos una baraja de cartas cuyos dibujos pueden coincidir dos por dos. Las cartas se colocan delante del niño boca abajo y le pedimos que coincida con las cartas.

Las cartas solo se pueden levantar una vez, por lo que el niño debe recordar dónde se encuentra cada uno de los dibujos para que coincidan con ellos.

4. Estimulación de la autonomía

A lo largo de la vida del niño, se le presentará un gran número de situaciones en las que el hecho de disfrutar de una gran autonomía le permitirá ser independiente y poder llevar a cabo todo tipo de actividades e interacciones por sí mismo.

Jugamos de compras

Los juegos y representaciones que impliquen simular actividades de la vida cotidiana como realizar cualquier compra permitirán al niño aprender a interactuar en tales situaciones, así como darle autonomía al realizar transacciones con monedas y billetes, y administrar su propio dinero.

Esto se puede hacer jugando tienda o mercado, utilizando billetes y monedas que el niño puede hacer él mismo o mediante el uso de juguetes como cajas registradoras de niños.

Referencias:

https://www.downciclopedia.org/neurobiologia/la-atencion-en-el-sindrome-de-down-estrategias-de-intervencion.html

https://www.hola.com/ninos/2010012512513/ninos/sindrome-down/dependencia/

Puedes ver más información en estos vídeos:

Triciclo Con Pedales Para Niños Con Síndrome De Down ¡Un Mundo De Diversión!

El ejercicio no siempre es fácil para las personas con síndrome de Down. A menudo tienen menos coordinación y músculos menos fuertes. Sin embargo, el ejercicio es muy importante, al igual que el ciclismo. Los más pequeños pueden empezar con un triciclo con pedales para niños con síndrome de Down y desarrollar sus habilidades motoras.

🧐¿Que dicen las estadísticas sobre el ciclismo en personas con síndrome de Down?

Con mucha práctica, una gran proporción de personas con síndrome de Down pueden aprender a andar en bicicleta, aunque a menudo más lentamente que otras. También es más fácil si aprendes a andar en bicicleta a una edad temprana. Por cierto, poder andar en bicicleta no se aplica a todas las personas con síndrome de Down. Todos tienen sus propios talentos individuales. Por ejemplo, algunos pueden andar en bicicleta pero no pueden leer, mientras que otros pueden leer pero no pueden andar en bicicleta. Según el estudio de la Organización de los Países Bajos para la Investigación Científica Aplicada (TNO) sobre la vida con síndrome de Down  (N-Dutch), alrededor de la mitad de los jóvenes pueden andar en bicicleta cuando van acompañados y alrededor del 20% de los jóvenes pueden andar en bicicleta sin compañía.

El ejercicio, y por tanto el ciclismo, es muy importante . Como resultado, las personas con síndrome de Down desarrollan más fuerza y ​​resistencia muscular y son menos propensas a la obesidad. También es bueno para la independencia, la confianza y la diversión. Andar en bicicleta con la familia es a menudo una actividad importante para hacer juntos y es una actividad social divertida. El ciclismo es saludable para el cuerpo y la mente, y es una forma accesible de moverse. Lea más sobre 10 razones por las que el ciclismo es saludable. El triciclo con pedales para niños con síndrome de Down es un buen comienzo

🚀Modelos de triciclos Van Ram para niños (Triciclo con pedales para niños con síndrome de Down)

Los niños con síndrome de Down a menudo se describen como imprudentes, irreflexivos y ciegos al peligro. Sin embargo, en principio pueden aprender y adherirse a todas las reglas de comportamiento. Sin embargo, debido a las limitaciones en el área cognitiva, por lo general se necesita más tiempo y consistencia para dar a los niños una idea de esto.

Siempre es un nuevo desafío encontrar un término medio entre el apoyo (es decir, tener que aprender más) y la aceptación (es decir, aceptar la situación actual).

En principio, las familias con un niño con discapacidades enfrentan muchos más desafíos en términos de tiempo y cuidado que las familias con niños sin discapacidades. Por tanto, dependen en gran medida del apoyo para poder hacer frente a los requisitos adicionales a largo plazo.

Si no se sienten capaces de hacer frente a esta carga, o en ocasiones no, existe la posibilidad de que los niños en una familia de acogida o en un hogar los cuiden a tiempo completo

Para los niños que no pueden montar en dos ruedas normales o en triciclos para niños normales, fabrican triciclos especiales para niños. Suelen ser niños con limitaciones físicas que necesitan bicicletas con adaptaciones especiales para poder andar en bicicleta.

Triciclo con pedales para niños con síndrome de Down

Para niños de dos años aproximadamente

  • Triciclos de marcha suave
  • Personalizable
  • Colorido y feliz
  • Acortador de calabaza estándar Ágil
  • Posibilidad de opciones como varilla de empuje y respaldo

El triciclo Husky se ha desarrollado especialmente para niños más pequeños que tienen dificultades con el equilibrio. Este triciclo alegre y de marcha suave tiene un eje de pedalier especialmente desarrollado, que permite al niño dar un paso hacia abajo. Los acortadores de manivela de pedal están integrados en las manivelas de serie. No se puede conectar un motor eléctrico a la Husky para la asistencia de pedaleo.

Consulte nuestra lista de precios o nuestro configurador para conocer todos los extras.

Triciclo Mini

El mini triciclo es un triciclo moderno para niños. Es una bicicleta de marcha suave que viene en bonitos colores. Por supuesto, el Mini está disponible con varias opciones, como una barra de empuje, fijación para la espalda y los pies y un motor eléctrico para la asistencia al pedaleo. Lea todo sobre  la asistencia de pedal eléctrica  para esta bicicleta.

Equipamiento estandar:

  • Diferencial
  • Recubrimiento en polvo ecológico
  • Freno de mano
  • bloquear
  • Abrazadera de sillín con liberación rápida
  • Limitador de bloqueo de dirección
  • Encendiendo

Beneficios:

  • Asistencia de pedal posible
  • Maniobrable y fácil de ejecutar
  • Diseño moderno
  • Colores de moda
  • Posibilidad de opciones como varilla de empuje y respaldo
  • Viene por la puerta de una habitación normal

Midi triciclo para niños con síndrome de Down

El midi es un triciclo con un diseño de moda y es adecuado para usuarios jóvenes o personas más pequeñas. Es un triciclo de marcha suave con una mano de obra sólida y un hermoso diseño. Por supuesto, el Midi está disponible con varias opciones, como una manivela estacionaria, fijación del pie y un motor eléctrico para la asistencia al pedaleo. Lea todo sobre  la asistencia de pedal eléctrica  para esta bicicleta.

Equipamiento estándar:

  • Diferencial
  • Freno de mano
  • Abrazadera de sillín con liberación rápida
  • recubrimiento en polvo ecológico
  • Limitador de bloqueo de dirección
  • Encendiendo

Beneficios:

  • Ágil
  • Funcionamiento suave y orientable
  • Diseño moderno
  • diferencial
  • Muchas opciones
  • Viene por la puerta de una habitación normal
Triciclo con pedales para niños con síndrome de Down

Triciclo Easy Ride

Easy Rider Junior fue desarrollado especialmente para niños que luchan con el equilibrio. Este triciclo fresco y animado con un paso bajo tiene un asiento con respaldo y, por lo tanto, ofrece más apoyo que una bicicleta con un sillín convencional. El marco tiene resortes para una comodidad óptima. El cómodo movimiento de pedaleo hacia adelante le da a la bicicleta un carácter deportivo. La Easy Rider Junior está disponible con varias opciones, como indicadores de dirección, reposabrazos, fijación para los pies y un motor eléctrico para la asistencia al pedaleo. Lee todo sobre  la asistencia al pedaleo eléctrica  para esta bicicleta.

Equipamiento ESTÁNDAR:

  • Diferencial
  • Protector de cadena de plástico
  • Recubrimiento en polvo ecológico
  • Freno de mano
  • Limitador de bloqueo de dirección
  • Marco de suspensión 
  • Tamaño de asiento M 
  • Encendiendo 

Beneficios:

  • Buen soporte del asiento
  • Cómodo
  • Apariencia fuerte y deportiva
  • Marco con resorte para una comodidad óptima
  • Círculo de giro corto
  • Puede atravesar la puerta de una habitación normal
  • Se ve bien

🐼Beneficios de los triciclos para niños con síndrome de Down

¡No permita que las limitaciones físicas impidan que su hijo con necesidades especiales disfrute de un paseo en bicicleta! Más allá del concepto típico de la bicicleta tradicional de dos ruedas, los triciclos para necesidades especiales tienen tres ruedas y una serie de características de diseño innovadoras para satisfacer la amplia variedad de discapacidades con las que viven diferentes niños. Ofrecen una mayor estabilidad y funcionalidad, lo que permite a los ciclistas de todas las edades experimentar la emoción de andar en bicicleta, lo que permite a los niños, adolescentes y adultos con necesidades especiales explorar su mundo.

También conocidos como triciclos, triciclos o bicicletas adaptables, los triciclos para necesidades especiales son disfrutados por una amplia gama de niños que viven con discapacidades físicas o cognitivas, como distrofia muscular, artritis, parálisis cerebral, amputaciones, retrasos en el desarrollo y lesiones traumáticas como TBI.

Con los notables avances que se están logrando en el mundo actual de la tecnología adaptativa, los triciclos para necesidades especiales pueden acomodar de manera segura a un mayor número de personas. ¡El hecho de que su hijo use una silla de ruedas no excluye las aventuras al aire libre y disfrutar de la sensación de independencia y libertad que se deriva de andar en triciclo! 

Lee también sobre juguetes para niños con síndrome de Down

Triciclo con pedales para niños con síndrome de Down

🧐Mejores triciclo con pedales para niños con síndrome de Down

Triciclo adaptable Riftón

Mejora el equilibrio y la postura al involucrar a todo el cuerpo.

Las correas de gancho y bucle para los pies garantizan comodidad y pedaleo seguro.

Las ruedas a prueba de pinchazos garantizan una larga vida útil y un uso fiable.

Varias opciones y accesorios de personalización brindan un alojamiento único.

Mejora la interacción social y aumenta la independencia al hacer que los niños se involucren.

Triciclo reclinado Mobo Tot Cruiser

El Mobo Tot Cruiser es un crucero de primera clase diseñado específicamente para niños pequeños de 2 a 5 años. Este crucero puede jugar un papel importante en el desarrollo de las habilidades motoras y la coordinación ojo-mano de un niño pequeño. Viajar al aire libre en Mobo Tot aumenta las habilidades de observación de un niño y estimula la imaginación.

Tenga en cuenta que este producto ya viene con una barra de empuje para el guardián que empuja el triciclo reclinado Mobo Tot Cruiser desde atrás.

Referencias:

Puedes ver más información en este video:

Problemas De Conducta Presentes En Las Personas Con Síndrome De Down ¡No Te Quedes Atrás!

La definición de un “problema de comportamiento” varía, pero ciertas pautas pueden ser útiles para determinar si un comportamiento se ha vuelto significativo. Seguramente te has topado con alguna de esas pautas, mira los problemas de conducta presentes en las personas con síndrome de Down.

👁Detección (Problemas de conducta presentes en las personas con síndrome de Down)

El primer paso para evaluar a un niño o adulto con síndrome de Down que presenta un problema de comportamiento es determinar si hay algún problema médico agudo o crónico relacionado con el comportamiento identificado. La siguiente es una lista de los problemas médicos más comunes que pueden estar asociados con los cambios de comportamiento.

  • Déficit de visión o audición
  • Función tiroidea
  • Enfermedad celíaca
  • Apnea del sueño
  • Anemia
  • Reflujo gastroesofágico
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Ansiedad

La evaluación realizada por el médico de atención primaria es un componente importante de la evaluación inicial de los problemas de conducta en niños o adultos con síndrome de Down.

Los desafíos de comportamiento que se ven en los niños con síndrome de Down generalmente no son tan diferentes de los que se ven en los niños con desarrollo típico. Sin embargo, pueden ocurrir a una edad posterior y durar un poco más. Por ejemplo, los berrinches suelen ser comunes en niños de 2-3 años, pero para un niño con síndrome de Down, pueden comenzar a los 3-4.

Al evaluar el comportamiento en un niño o adulto con síndrome de Down, es importante observar el comportamiento en el contexto de la edad de desarrollo del individuo, no solo su edad cronológica. También es importante conocer los niveles de habilidad del lenguaje receptivo y expresivo del individuo, porque muchos problemas de comportamiento están relacionados con la frustración con la comunicación. Muchas veces, los problemas de comportamiento pueden abordarse buscando formas de ayudar a la persona con síndrome de Down a comunicarse de manera más efectiva.

problemas de conducta en las personas con síndrome de Down.

Nacimiento / comportamiento oposicional (Problemas de conducta presentes en las personas con síndrome de Down)

Una descripción del comportamiento del niño o adulto durante un día típico en el hogar o la escuela a veces puede ayudar a identificar un evento que puede haber desencadenado un comportamiento no conforme. A veces, el comportamiento de oposición puede ser la forma individual de comunicar la frustración o la falta de comprensión debido a sus problemas de comunicación / lenguaje. Los niños con síndrome de Down a menudo son muy buenos para distraer a los padres o maestros cuando se enfrentan a una tarea difícil.

Comportamiento obsesivo compulsivo

Estos a veces pueden ser muy simples; por ejemplo, un niño siempre puede querer la misma silla. Sin embargo, el comportamiento obsesivo / compulsivo también puede ser más sutilmente repetitivo, manifestándose a través de hábitos como colgar cuentas o cinturones cuando no se dedica directamente a una actividad. Este tipo de comportamiento se observa con mayor frecuencia en niños más pequeños con síndrome de Down. Si bien el número de comportamientos compulsivos en niños con síndrome de Down no es diferente al de los niños típicos de la misma edad mental, la frecuencia e intensidad del comportamiento a menudo es mayor. El aumento de los niveles de inquietud y preocupación puede llevar al niño o al adulto a comportarse de una manera muy rígida.

Desorden del espectro autista

Se observa autismo en aproximadamente el 5-7% de las personas con síndrome de Down. El diagnóstico generalmente se realiza a una edad posterior (6-8 años) que en la población general. La regresión de las habilidades del lenguaje, si está presente, también ocurre más tarde (3-4 años de edad). Las posibles estrategias de intervención son las mismas que para cualquier niño con autismo. Es importante identificar los signos de autismo lo antes posible para que el niño pueda recibir los servicios terapéuticos y educativos más apropiados.

Problemas de conducta en las personas con síndrome de Down

👂¿Cómo deben los padres y cuidadores abordar los problemas de comportamiento en personas con síndrome de Down?

  • Descarte un problema médico que pueda estar relacionado con el comportamiento.
  • Considere las tensiones emocionales en el hogar, la escuela o el trabajo que pueden afectar el comportamiento.
  • Trabaje con un profesional (psicólogo, pediatra conductual, consejero) para desarrollar un plan de tratamiento conductual utilizando el ABC de la conducta. (Antecedente, Comportamiento, Consecuencia del comportamiento).
  • La medicación puede estar indicada en casos particulares como el TDAH y el autismo.

Las estrategias de intervención para el tratamiento de los problemas de conducta son variables y dependen de la edad del individuo, la gravedad del problema y el entorno en el que se ve más comúnmente la conducta. Los programas locales de apoyo para padres y cuidadores a menudo pueden ayudar al proporcionar sugerencias, apoyo e información sobre programas de tratamiento comunitario. Los servicios psicosociales en el consultorio del médico de atención primaria se pueden utilizar para la atención consultiva con respecto a problemas de comportamiento. Los problemas crónicos justifican la derivación a un especialista en comportamiento con experiencia en el trabajo con niños y adultos con necesidades especiales.

Lee más sobre niños con Síndrome de Down

👄¿Qué pasa con los cambios de comportamiento en la edad adulta?

Estos pueden ser causados ​​por una serie de factores: dificultad con las transiciones hacia la adolescencia o la edad adulta, con la pérdida de las redes sociales, la partida de hermanos mayores, la muerte de seres queridos, la mudanza de la casa o la transferencia de un entorno escolar protector a un situación laboral; privación sensorial, ya sea visual (por ejemplo, cataratas) o auditiva (pérdida de audición); trauma emocional; hipotiroidismo Apnea obstructiva del sueño; depresión; y la enfermedad de Alzheimer. Si bien la enfermedad de Alzheimer ocurre antes y con mayor frecuencia en adultos con síndrome de Down que en la población general, no todos los cambios conductuales o cognitivos en un adulto con síndrome de Down deben atribuirse a esta forma de demencia. Las causas reversibles enumeradas anteriormente deben considerarse, buscarse y tratarse.

Problemas de conducta en las personas con síndrome de Down

🙇Estrategias de conducta para niños con síndrome de Down

Los padres de niños con síndrome de Down y trastorno del espectro autista (DS-ASD) necesitan especialmente estos consejos porque hay muy poca información disponible sobre este diagnóstico dual para padres o profesionales. Como padres, se sienten cómodos adaptando el estilo de aprendizaje de su hijo basándose en información sobre el síndrome de Down y sus propias experiencias. Luego, el último diagnóstico, trastorno del espectro autista, se superpone al primero. En este punto, muchos padres están abrumados. Sienten que toda esperanza de modificación está perdida. Sin embargo, si aborda las dificultades de comportamiento de su hijo que a menudo se asocian con el espectro autista desde una perspectiva de comportamiento sistemática, sentirá una esperanza renovada no solo para el manejo del comportamiento, sino también para el desarrollo de habilidades.

Una metodología que ha demostrado ser efectiva para niños con trastornos del espectro autista, incluidos aquellos con síndrome de Down, es el análisis conductual aplicado o los enfoques ABA. Los enfoques ABA se basan en la idea de que sabemos que cuando los niños se portan mal, a menudo tienen alguna motivación para hacerlo. También sabemos que los niños aprenden de sus entornos y adaptan su comportamiento para tener acceso a lo que más los motiva. Lo que se vuelve confuso es que cada niño está motivado por diferentes factores y, a veces, más de un factor a la vez. Para abordar esto, ABA utiliza formas sistemáticas y empíricas para evaluar los factores de motivación individuales de cada niño. Con esta información, se crean programas o planes individuales que abordan tanto lo que sucede antes del comportamiento como las consecuencias del comportamiento en sí.

Existen varias pautas generales que puede usar para mejorar los problemas relacionados con el comportamiento sin realizar una evaluación formal. Estas estrategias mejorarán el comportamiento de su hijo independientemente de la motivación específica que lo respalde. Sin embargo, primero debemos analizar algunos datos generales sobre los niños con síndrome de Down y trastorno del espectro autista (DS-ASD) que forman la base para trabajar eficazmente con su hijo.

Los niños con DS-ASD no se portan mal porque son mezquinos u obstinados

Todos los comportamientos tienen un propósito. Ese propósito puede ser comunicar deseos y necesidades. Particularmente, los niños que no son verbales o que simplemente están aprendiendo a comunicarse se comunicarán de cualquier forma que sea más efectiva y exitosa para obtener lo que desean, ya sea que sea apropiado o no.

Los niños con DS-ASD pueden aprender

El aprendizaje puede llevar más tiempo y es posible que necesite utilizar diferentes estrategias de enseñanza que sean más explícitas y directas que para otros niños, pero sí aprenden.

Los niños con DS-ASD tienen tres áreas principales de preocupación: comunicación, socialización e intereses o actividades. Un niño con DS-ASD puede o no tener una cantidad diferente de lenguaje, socialización y conductas de ocio de otros niños de su misma edad. Lo que es distinto es que las interacciones varían de lo que se espera de otros niños de su misma edad y capacidad de desarrollo, particularmente en el área de comunicación, socialización y actividades.

Los problemas de comportamiento comunes como la agresión, los berrinches y el “incumplimiento” no forman parte del DS-ASD

Por ejemplo, no es necesario que un niño tenga estos comportamientos para cumplir con los criterios de diagnóstico para el DS-ASD. Sin embargo, los niños con DS-ASD tienden a responder con agresión, berrinches o comportamiento “no conforme” como una forma de comunicar una frustración o necesidad. Los comportamientos son el resultado del síndrome, no un síntoma del mismo. Algunas sugerencias sobre cómo responder a estos comportamientos se analizan más adelante en este artículo.

Un programa integral e individualizado es la forma más efectiva de afectar el comportamiento. Un programa integral no solo abordará las consecuencias de comportamientos inapropiados, sino que también se centrará en capacitar alternativas apropiadas, como la comunicación funcional y las habilidades de juego. Si solo busca reducir el comportamiento inapropiado, puede estar disminuyendo la única forma efectiva de comunicación que tiene su hijo. Es tan importante enseñarle a un niño qué hacer y qué no hacer.

Referencias:

https://www.clinicalascondes.cl/BLOG/Listado/Centro-Down/enfrentar-problemas-conducta-ninos-sindrome-down.aspx

https://www.downciclopedia.org/psicologia/sociabilidad-y-conducta/3026-comportamiento-y-conducta.html

Puedes ver más información en este video: