Coronavirus Y Síndrome De Down

El consejo actual para las personas con síndrome de Down es el mismo que para todos los demás: seguir la guía local en términos de precauciones, dependiendo de la categoría de riesgo personal de un individuo e informarse sobre coronavirus y síndrome de Down antes de alarmarse. Este consejo puede variar entre países y regiones. Un tema común es la necesidad de lavarse las manos, distanciarse socialmente y quedarse en casa tanto como sea posible para evitar la exposición.

😩 ¿Cómo está afectando el coronavirus a las personas con síndrome de Down?

La difusión sin precedentes de la Enfermedad por Coronavirus 2019 (COVID-19) está ofreciendo al mundo un desafío especial y, en nuestro caso, nos apela para dar una respuesta unida con el fin de comprender mejor su impacto sobre la comunidad de personas con síndrome de Down.

La información general sobre COVID-19 (la enfermedad derivada de la exposición al nuevo coronavirus), que se aplica a todos los individuos, se aplica también a quienes tienen síndrome de Down. Esto incluye la información sobre los síntomas, modos de transmisión, protección, tratamiento de apoyo y cualquier otro conocimiento en relación con el virus. Hasta donde alcanzan los conocimientos de los expertos, las personas con síndrome de Down adquieren la infección vírica con la misma frecuencia, pero algunas pueden estar en mayor riesgo de desarrollar enfermedades más graves por causa del COVID-19.

Las personas con síndrome de Down, ¿son consideradas como población de “alto riesgo” o “vulnerable” en este brote de coronavirus?

Coronavirus y síndrome de Down

Esto incluye a:

  • niños muy pequeños
  • personas “mayores” (en la población general por encima de los 65 años) personas con el sistema inmune comprometido (incluidos los que están en tratamiento por cáncer o en diálisis) personas con enfermedades pre-existentes crónicas (cardiopatías, enfermedad renal, diabetes), personas con enfermedad pulmonar o con dificultades respiratorias (incluida el asma, la apnea obstructiva del sueño, y los fumadores), y las personas que viven en residencias de mayores o instituciones de larga estancia.

No se sabe si el síndrome de Down, por sí mismo, implica tener alto riesgo de presentar una infección por COVID-19 más grave. Problemas de salud que los hacen más propensos al COVID-19

Los CDC y los National Institutes of Health (NIH) han identificado a las personas que tienen ciertas morbilidades subyacentes como de alto riesgo, significando con ello que es más probable que estas personas enfermen gravemente y requieran hospitalización si se infectan con el COVID-19.

Las personas con síndrome de Down entran dentro de este grupo con “alto riesgo”, ya que es mucho más probable que tengan una o más de estas morbilidades subyacentes si se comparan con las que no tienen el síndrome.

Sin embargo, para que quede claro, algunas personas con síndrome de Down no tendrán ninguna de esas comorbilidades subyacentes. Se sabe que los niños y adultos con síndrome de Down tienen varias comorbilidades que, si no son tratadas o están activas, pueden hacer al individuo más vulnerable al COVID-19.

Éstas son:

Problemas cardíacos activos (enfermedad cardíaca)

  • El COVID-19 puede causar una grave respuesta inflamatoria que puede afectar también al corazón
  • Las personas con síndrome de Down que nacieron con una cardiopatía congénita y fue reparada por completo, o los que tienen un corazón plenamente funcionarte, deben de guardar las mismas precauciones que los demás individuos
  • Las personas que tienen insuficiencia cardíaca o una cardiopatía pueden estar en más alto riesgo y deben de consultar con su profesional sanitario sobre la necesidad de tomar mayores precauciones, especialmente si tienen, además:

✓ Diabetes

✓ Obesidad

✓ Hipertensión

Hipertensión pulmonar

✓ Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

✓ Enfermedad renal

Lee más sobre enfermedades del síndrome de Down

Problemas respiratorios crónicos o enfermedad pulmonar o antecedente de infecciones respiratorias graves

  • Los que han tenido problemas respiratorios frecuentes y graves en el pasado, pueden tener consecuencias más graves en su salud si están expuestas al COVID-19. Personas con antecedentes de problemas respiratorios graves pueden estar en situación de mayor riesgo y deben seguir estrictamente las precauciones.
  • Las personas con asma están en mayor riesgo y deben de seguir sus tratamientos durante este tiempo.

Apneas del sueño

  • Se ha demostrado que la apnea del sueño está asociada a un aumento de las infecciones respiratorias.
  • Con frecuencia se utilizan las máquinas CPAP con máscaras faciales para el tratamiento de la apnea del sueño. Es importante una limpieza adecuada de la máscara y máquina de CPAP, especialmente si la persona que la usa se encuentra cursando una infección respiratoria. Esto supone fijar un horario regular de limpieza, cambio de agua cada noche, y reemplazar los

En presencia de una infección respiratoria, se recurrirá a estas actividades higiénicas frecuentemente.

  • Si una persona con síndrome de Down tiene COVID-19 o se sospecha que lo tiene, el uso de las máquinas CPAP (o BiPap) podrían teóricamente aerosolizar el virus y aumentar su dispersión hacia otros.

Baja función inmunitaria

  • Algunas personas con síndrome de Down pueden tener disminuida su función inmunitaria, y tener más dificultad para luchar contra la infección. Las personas que pueden tener esta deficiencia
Coronavirus y síndrome de Down

Inmunitaria son:

  • las que tienen diabetes las que
  • reciben quimioterapia o están bajo tratamiento activo contra el cáncer
  • las que presentan problemas autoinmunes como son la artritis reumatoide, lupus, psoriasis, y están recibiendo medicación que reduce la función del sistema inmune.

Cáncer/leucemia.

Si bien los niños con síndrome de Down tienen un riesgo 10 a 20 veces mayor de desarrollar leucemia mieloide aguda (AML) y leucemia linfoblástica aguda (ALL), en conjunto, menos del 1% de las personas con síndrome de Down desarrollan leucemia u otras formas de cáncer.

 Si un individuo con síndrome de Down está siendo tratado activamente de cáncer, debe ser considerado como de alto riesgo para COVID-19

Diabetes.

Los niños y adultos con síndrome de Down que tienen diabetes están en riesgo por tener una función inmune más baja en comparación con el resto de la población. Las personas con síndrome de Down cuya diabetes está siendo tratada eficazmente no están necesariamente en la categoría de alto riesgo, y deberán seguir tomando su medicación durante este tiempo.

COVID - 19

😖 Los síntomas más comunes del coronavirus:

Las personas con COVID-19 han reportado una amplia gama de síntomas, desde síntomas leves hasta enfermedades graves.

Los síntomas pueden aparecer 2-14 días después de la exposición al virus. Las personas con estos síntomas pueden tener COVID-19:

  • Tos
  • Falta de aliento o dificultad para respirar
  • Fiebre
  • Resfriado
  • Dolor muscular
  • Dolor de garganta
  • Nueva pérdida de sabor u olor.

Esta lista no es todos los síntomas posibles. Se han informado otros síntomas menos comunes, incluidos síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos o diarrea.

Cuándo buscar atención médica de emergencia

Buscar señales de advertencia de emergencia para COVID-19. Si alguien muestra alguno de estos signos, busque atención médica de emergencia de inmediato.

  • Puede sentir dificultad para respirar, obstrucción de las vías respiratorias
  • Dolor o presión persistentes a la altura del pecho
  • Nueva confusión, una desorientación inexplicable, ataca el sistema nervioso
  • Incapacidad para mantenerse despierto, incapacidad para levantarse de la cama
  • Labios o cara azulados (pendientes con los rasgos faciales)
coronavirus

Esta lista no es todos los síntomas posibles. Llame a su proveedor médico para cualquier otro síntoma que sea grave o preocupante para usted.

Referencias:

Puedes encontrar más información en este video:

Características De Los Niños Con Síndrome De Down

Los niños con síndrome de Down requieren de toda una serie de consideraciones y tratamientos debido a las dificultades psicológicas y físicas que presentan, es por ello que hay que aprender sobre las características de lo niños con síndrome de Down.

Características de lo niños con síndrome de Down: niños recién nacidos

Dado que los bebés con este síndrome son propensos a las infecciones respiratorias, se deben seguir de cerca las recomendaciones de inmunización. Las habilidades motoras, lingüísticas, sociales y adaptativas deben evaluarse en cada visita al consultorio. Los aspectos psicosociales de la atención deben discutirse con los padres de un bebé con síndrome de Down.

Niños con síndrome de Down

Debido a que el síndrome de Down es tan común, casi todos los médicos de familia brindan atención médica a al menos una familia con un niño afectado. El cuidado del bebé o niño pequeño con síndrome de Down puede ser complicado y puede involucrar una gran cantidad de problemas médicos y psicosociales inmediatos ya largo plazo.

Como por ejemplo insuficiencia renal, insuficiencia cardiaca, síntomas neurológicos, tono muscular bajo entre otros.

Al momento de nacer

El diagnóstico del síndrome de Down al nacer se basa en la presencia de una constelación de características físicas y se confirma mediante cariotipo genético. Todos los bebés con este trastorno cromosómico no tienen todas las características de las “facies típicas del síndrome de Down”. De hecho, la expresión física del síndrome es muy variable. Por lo tanto, el diagnóstico puede perderse si se confía demasiado en encontrar las facies típicas.

Niños con síndrome de Down

La hipotonía es a menudo la primera característica del síndrome de Down que se nota. Este hallazgo debería elevar el índice de sospecha e impulsar una evaluación adicional.

Algunas de estas características físicas ocurren con frecuencia; otros ocurren con mucha menos frecuencia, pero son más específicos para el síndrome de Down. Varias de estas características son comunes a varios síndromes genéticos diferentes.

Defectos congénitos del corazón en recién nacidos con SD

Los defectos cardíacos congénitos están presentes en 40 a 60 por ciento de los bebés con síndrome de Down. En consecuencia, todos los recién nacidos con el síndrome deben tener un electrocardiograma y un ecocardiograma de detección, incluso si no hay un soplo. Las anomalías más comunes son defectos completos del canal atrioventricular (60 por ciento) y defectos del tabique ventricular (32 por ciento), seguidos de tetralogía de Fallot (6 por ciento), defecto del tabique auricular ostium secundum (1 por ciento) y hendidura mitral aislada (1 por ciento). El pronóstico a largo plazo es mejor cuando un bebé con un defecto cardíaco es remitido de inmediato a un cardiólogo pediátrico para su tratamiento médico para prevenir la hipertensión pulmonar o a un cirujano cardíaco pediátrico para una reparación quirúrgica temprana.

Niños con síndrome de Down

Defectos gastrointestinales

Varios defectos gastrointestinales también están asociados con el síndrome de Down. se puede requerir una serie gastrointestinal superior o un enema de bario para diagnosticar o confirmar los defectos específicos en un recién nacido con problemas de alimentación o heces. La intervención quirúrgica inmediata puede ser necesaria para corregir un defecto gastrointestinal. El síndrome de Down no debe ser un impedimento para esta cirugía.

Problemas de oído, nariz y garganta

Debido a las malformaciones de la cara media que impiden el drenaje óptimo de las trompas de eustaquio y los senos paranasales, los bebés mayores con síndrome de Down son más susceptibles a la otitis media, sinusitis y faringitis. Si los pequeños canales externos de un bebé imposibilitan que el médico de familia visualice las membranas timpánicas, puede ser necesaria la derivación a un subespecialista de oído, nariz y garganta.

Si la otitis media, la sinusitis o la faringitis son causadas por bacterias, la infección debe tratarse de manera rápida y agresiva para prevenir las secuelas asociadas. Estas secuelas pueden incluir pérdida auditiva, infección crónica, neumonía, sepsis, endocarditis o insuficiencia cardíaca congestiva en bebés con defectos cardíacos concomitantes.

Las pruebas de respuesta auditiva del tronco encefálico para evaluar la pérdida auditiva se deben realizar cuando un bebé con síndrome de Down tiene seis meses (si dicha prueba no se realizó antes).

Niños con síndrome de Down

Problemas ortopédicos (Características de lo niños con Síndrome de Down)

Los problemas ortopédicos también están asociados con el síndrome de Down. Los bebés y niños con estos problemas pueden ser referidos a un ortopedista pediátrico, un fisioterapeuta o ambos. En algunas situaciones, la cirugía puede ser necesaria para preservar la función.

Niños con síndrome de Down

Los niños con SD tienen una amplia gama de habilidades, y no hay forma de saber al nacer de lo que serán capaces a medida que crezcan.

Características del síndrome de Down en el feto

Se utilizan dos tipos de pruebas prenatales para detectar el síndrome de Down en un feto: pruebas de detección y pruebas de diagnóstico. Las pruebas de detección estiman el riesgo de que un feto tenga SD; Las pruebas de diagnóstico pueden determinar si el feto realmente tiene la afección.

Entre las características que pueden observarse en una ecografía tenemos, piel translúcida, fémur mas corto, cuello mas corto y ancho. Pero son características muy difíciles de encontrar.

Sin embargo, el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología (ACOG, por sus siglas en inglés) ahora recomienda que se ofrezca a todas las mujeres embarazadas pruebas de detección con la opción de pruebas de diagnóstico invasivas para el síndrome de Down, independientemente de la edad.

Las pruebas de detección

Puedes leer información sobre los tipos de síndrome de Down

Pantalla integrada. Utiliza los resultados de las pruebas de detección del primer trimestre (con o sin translucencia nucal) y los análisis de sangre con una prueba cuádruple del segundo trimestre para obtener los resultados de detección más precisos.

Una ecografía genética. A menudo se realiza una ecografía detallada a las 18 a 20 semanas junto con los análisis de sangre, y verifica al feto en busca de algunas de las características físicas anormales asociadas con el síndrome de Down.

SD

ADN libre de células. Esta prueba analiza el ADN fetal que se encuentra en la sangre de la madre. Se puede hacer en el primer trimestre y es más preciso para detectar la trisomía 21 que los análisis de sangre estándar. Actualmente, las pruebas de ADN sin células solo se ofrecen a mujeres con alto riesgo de tener un bebé con síndrome de Down.

SD

¿Cuáles son las características del Síndrome de Down?

Aunque las personas con síndrome de Down pueden actuar y verse similares, cada persona tiene habilidades diferentes. Las personas con síndrome de Down generalmente tienen un coeficiente intelectual (una medida de inteligencia) en el rango de leve a moderadamente bajo y son más lentas para hablar que otros niños.

Algunas características físicas comunes del síndrome de Down incluyen:

  • Una cara aplanada, especialmente el puente de la nariz.
  • Ojos almendrados que se inclinan
  • Un cuello corto
  • Orejas pequeñas
  • Una lengua que tiende a salir de la boca.
  • Pequeñas manchas blancas en el iris (parte coloreada) del ojo
  • Manos y pies pequeños
  • Una sola línea a través de la palma de la mano (pliegue palmar)
  • Pequeños dedos meñiques que a veces se curvan hacia el pulgar
  • Mal tono muscular o articulaciones flojas
  • De menor estatura como niños y adultos
SD

Actividades para niños con síndrome de Down

1. Las habilidades motoras finas

Entre las características de los niños con síndrome de Down, tenemos el trastorno del procesamiento sensorial (SPD). Tienen dificultades para “sentir” debido a sus músculos débiles. Puede que les resulte incómodo ser tocado, tener problemas para agarrar objetos y tender a ser torpes. Involucrarse en habilidades relacionadas con pequeños grupos musculares como el uso de arcillas y Play-Doh, construir con lego o simplemente dejar que jueguen con agua y arena definitivamente mejorará sus músculos y movimientos.

2. Letras

Las artes permitirán a los niños expresarse mientras desarrollan su coordinación mano-ojo. Promueve la creatividad y mejora la imaginación, ayudando a su desarrollo de la conciencia. Terminar una obra de arte también puede dar una gran fuente de confianza. Desde garabatear hasta pintar con los dedos y dibujar, la experiencia definitivamente es relajante y estimulante para el niño.

3. Música

La música juega un papel importante en el progreso de un niño con síndrome de Down, ya que los ayuda a retener la memoria. Puede usar un cierto tipo de música que el niño ama para una rutina específica, lo que le permite asociar esta música a actividades futuras, formando un hábito a través de la música. Tenga algunos juguetes musicales disponibles para su hijo, y si muestran interés en aprender a tocar un instrumento musical, ¡aproveche ese entusiasmo para convertirlo en un talento! Esta actividad toma en cuenta las características del Síndrome de Down

4. De viaje

Viajar es ventajoso para todos y brinda una buena experiencia y enseñanza para niños con síndrome de Down. Hacer turismo les dará un recuerdo educativo y visualmente entretenido. Conocer gente nueva también promueve la comunicación. Caminar por el zoológico no solo les permite conocer los diferentes tipos de especies, sino que les permite estar en buena forma física. Ya sea que viajen en avión, autocar o crucero, ¡cada aspecto de sus vacaciones es definitivamente una experiencia de aprendizaje!

 Si aún quieres saber más, puedes ver este video para obtener información adicional: