Tratamientos Comunes En Personas Con Síndrome De Down

El síndrome de Down (trisomía 21) no es una enfermedad o condición que se pueda controlar o curar con medicamentos o cirugía. El objetivo del tratamiento, por lo tanto, no es abordar el trastorno en sí, sino más bien la variedad de problemas de salud, condiciones médicas y desafíos físicos. Mira todos los tratamientos comunes en personas con síndrome de Down de los que puedes disponer.

🥰Tratamientos comunes en personas con síndrome de Down

Terapias

La mayoría de los niños con síndrome de Down necesitan terapias de varios tipos. Algunos se centran en ayudar a los pacientes a alcanzar hitos físicos al mismo ritmo que aquellos que no tienen el trastorno. Otros están destinados a ayudarles a ser lo más independientes posible cuando llegan a la edad adulta.

Intervención temprana

Cuanto antes los niños con síndrome de Down reciban la atención individualizada y la atención que necesitan para abordar sus problemas específicos de salud y desarrollo, más probabilidades tendrán de alcanzar todo su potencial.

La intervención temprana, según la NDSS, es un “programa sistemático de terapia, ejercicios y actividades diseñadas para abordar los retrasos en el desarrollo que pueden experimentar los niños con síndrome de Down u otras discapacidades”. La intervención temprana normalmente incluye estos tres tipos de terapia:

Fisioterapia: La mayoría de los bebés con síndrome de Down tienen hipotonía (tono muscular bajo) que puede ralentizar su desarrollo físico y, si no se trata, conducir a problemas como mala postura más adelante en la vida. La fisioterapia puede ayudarlos a desarrollar el tono muscular y la fuerza, y también enseñarles cómo mover sus cuerpos de maneras apropiadas que ayudan a su funcionamiento diario.

Logopedia:

Los niños con síndrome de Down a menudo tienen bocas pequeñas y lenguas ligeramente agrandadas, rasgos que pueden dificultarles hablar con claridad. Estos problemas se pueden empeorar en niños con hipotonía porque el tono muscular bajo puede afectar la cara. La hipoacusia también puede afectar el desarrollo del habla. Con la terapia del habla, un niño con síndrome de Down puede aprender a superar estos obstáculos y comunicarse con mayor claridad. Algunos niños también se benefician de aprender y usar el lenguaje de señas.

Terapia ocupacional: Este tipo de terapia ayuda a los niños a desarrollar las habilidades que necesitarán para ser lo más independientes posible. Esto puede incluir una serie de actividades, desde aprender a recoger y soltar objetos hasta girar perillas, presionar botones para autoalimentarse y vestirse.

El objetivo de este enfoque multifacético para tratar el síndrome de Down es ayudar a las personas con el trastorno a hacer la transición de vivir con sus familias de niños a vivir de la manera más independiente posible que los adultos (lo que puede, aunque no siempre, significar vivir en un hogar grupal o compartir un hogar con otras personas con síndrome de Down).

La terapia del habla y el lenguaje puede ayudar a los niños con síndrome de Down a mejorar sus habilidades de comunicación y usar el lenguaje de manera más eficaz.

Los niños con síndrome de Down a menudo aprenden a hablar más tarde que sus compañeros. Un terapeuta del habla y el lenguaje puede ayudarlos a desarrollar las habilidades tempranas necesarias para la comunicación, como imitar sonidos. El terapeuta también puede ayudar a un bebé a amamantar porque la lactancia materna puede fortalecer los músculos que se usan para el habla.

En muchos casos, los niños con síndrome de Down entienden el lenguaje y quieren comunicarse antes de poder hablar. Un terapeuta del habla y el lenguaje puede ayudar a un niño a usar medios alternativos de comunicación, como lenguaje de señas e imágenes, hasta que aprenda a hablar.

Aprender a comunicarse es un proceso continuo, por lo que una persona con síndrome de Down también puede beneficiarse de la terapia del habla y el lenguaje en la escuela, así como más adelante en la vida. El terapeuta puede ayudar con las habilidades de conversación, habilidades de pronunciación, comprensión de lo que se lee (llamado comprensión) y aprender y recordar palabras.

Las terapias emocionales y conductuales funcionan para encontrar respuestas útiles a comportamientos deseables e indeseables. Los niños con síndrome de Down pueden frustrarse debido a dificultades para comunicarse, pueden desarrollar comportamientos compulsivos y pueden tener trastorno por déficit de atención con hiperactividad y otros problemas de salud mental. Este tipo de terapeutas tratan de entender por qué un niño está actuando, crean maneras y estrategias para evitar o prevenir que estas situaciones ocurran, y enseñan maneras mejores o más positivas de responder a las situaciones.

Un psicólogo, consejero u otro profesional de salud mental puede ayudar a un niño a lidiar con las emociones y desarrollar habilidades interpersonales e interpersonales.

Los cambios en los niveles hormonales que experimentan los adolescentes durante la pubertad pueden hacer que se vuelvan más agresivos. Los terapeutas conductuales pueden ayudar a los adolescentes a reconocer sus emociones intensas y enseñarles maneras saludables de alcanzar una sensación de calma.

Los padres también pueden beneficiarse de la orientación sobre cómo ayudar a un niño con síndrome de Down a manejar los desafíos cotidianos y alcanzar todo su potencial.

🤔Dispositivos de asistencia

Gracias a los avances tecnológicos, hay una gama cada vez mayor de artículos que pueden ayudar a las personas con síndrome de Down a negociar sus desafíos individuales de forma más fácil y exitosa. Algunos, como audífonos y gafas, son los mismos dispositivos que son útiles para las personas que no tienen síndrome de Down pero que comparten ciertas preocupaciones que son comunes entre las personas con trisomía 21, como la pérdida auditiva y los problemas de visión.

Más allá de eso, hay todo tipo de dispositivos de asistencia que son especialmente útiles para el aprendizaje.

Estos van desde elementos simples como lápices de tres lados y tijeras cargadas de resorte que son más fáciles de sostener y manipular a dispositivos más elaborados como computadoras con pantallas táctiles o teclados con letras grandes.

Tratamientos comunes en personas con síndrome de Down

Al igual que con todos los tratamientos para el síndrome de Down, los dispositivos de asistencia de los que más se beneficiará un niño con el trastorno dependerán de la extensión y el tipo de discapacidades físicas, del desarrollo e intelectuales. Es probable que el fisioterapeuta, el terapeuta ocupacional, el trabajador social y la ayuda en el salón de clases de tu hijo estén al tanto de las opciones que serán más útiles y de cómo obtenerlas si no están disponibles.

Prescripciones

Muchos de los problemas de salud que afectan a alguien con síndrome de Down se pueden controlar con medicamentos, normalmente el mismo medicamento que se le administraría a una persona que no tiene síndrome de Down.

Por ejemplo, según la Sociedad Nacional del Síndrome de Down (NDSS), alrededor del 10 por ciento de las personas con el trastorno, nacen con un problema de tiroides o desarrollan uno más adelante en la vida.

El más común de estos es el hipotiroidismo, en el que la glándula tiroides no produce suficiente hormona llamada tiroxina. Las personas con hipotiroidismo, con o sin el diagnóstico adicional del síndrome de Down, generalmente toman una forma sintética de la hormona (levotiroxina) por vía oral para controlar la afección.

Debido a que el síndrome de Down puede causar una variedad de condiciones de salud a la vez, muchos de los que lo tienen también tienen un número de diferentes médicos y especialistas. La NDSS cita un problema potencial con esto, señalando que, aunque es “común que varios médicos participen en la prescripción de medicamentos para un individuo, es posible que no se comuniquen entre sí en absoluto. Es importante ser proactivo con el manejo de la lista de medicamentos, asegurándose de que tanto las recetas como los medicamentos de venta libre, junto con sus dosis y frecuencias, estén actualizados.”

En otras palabras, si eres padre de alguien que tiene síndrome de Down, debes tomar las riendas para asegurarte de que los diversos médicos de tu hijo sepan acerca de todos los medicamentos recetados, medicamentos de venta libre y suplementos que toman regularmente para ayudar a prevenir interacciones peligrosas entre ellos.

También es importante tener en cuenta que el envejecimiento trae el mismo conjunto de desafíos para las personas con síndrome de Down que para todos los demás, incluyendo un mayor riesgo de enfermedades como la depresión y la enfermedad de Alzheimer. El tratamiento también es similar.

Una diferencia para los cuidadores e incluso los médicos, sin embargo, puede ser que puede ser más difícil notar la aparición de este tipo de condiciones en alguien que tiene problemas para comunicarse claramente sobre lo que está sintiendo.

Los cuidadores y los médicos deben estar alerta para detectar signos de que las personas mayores con síndrome de Down pueden estar desarrollando trastornos adicionales y, como resultado, ahora pueden requerir tratamiento adicional.

Lee también sobre equinoterapia para niños con síndrome de Down

🌻Cirugías

El síndrome de Down también se asocia con ciertos problemas de salud que pueden necesitar ser tratados quirúrgicamente. Sería imposible enumerar todos los potenciales, ya que los desafíos médicos causados por el síndrome de Down varían tan ampliamente entre los individuos, pero estos son algunos de los más comunes:

Para defectos cardíacos

Ciertos defectos congénitos son comunes en bebés con síndrome de Down. Uno de ellos es un defecto septal atrioventricular (AVSD), en el que un agujero en el corazón interfiere con el flujo sanguíneo normal.

Un AVSD se trata quirúrgicamente parcheando el agujero y, si es necesario, reparando cualquier válvula en el corazón que no se cierre por completo.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus pares), incluso con la cirugía, puede haber complicaciones de por vida por AVSD, incluyendo una válvula mitral con fugas, que puede hacer que el corazón funcione más duro de lo normal.

Por esta razón, las personas nacidas con un AVSD tienen que ser seguidas por un cardiólogo (especialista en corazón) a lo largo de su vida; si desarrollan una válvula mitral con fugas, es posible que deba repararse quirúrgicamente.

Para problemas gastrointestinales

Algunos bebés con síndrome de Down nacen con una deformidad del duodeno (un tubo que permite que los alimentos digeridos pasen del estómago al intestino delgado) llamado atresia duodenal.

Requiere cirugía para ser reparado, pero no se considera una emergencia si hay otros problemas médicos más urgentes. La atresia duodenal se puede tratar temporalmente con un tubo colocado para descomprimir la hinchazón en el estómago y los fluidos intravenosos para tratar la deshidratación y los desequilibrios de electrolitos que a menudo resultan de la afección.

Referencias:

https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/sindrome-down

https://www.debate.com.mx/salud/Sindrome-de-Down-7-preguntas-para-entenderlo-20170321-0045.html

Puedes ver más información en este vídeo:

Cuidados Comunes De Un Bebé Con Síndrome De Down

El síndrome de Down causa algunas discapacidades físicas e intelectuales. La mayoría de las veces, está en un nivel moderado. Si tienes un bebé con síndrome de Down, tendrás que cuidarlo, hablar con él, jugar y amarlo como cualquier otro bebé. Debes poner especial atención a los cuidados comunes de un bebé con síndrome de Down.

🌻Aspectos fundamentales de la salud de los niños con síndrome de Down

En muchos aspectos importantes, los niños que tienen síndrome de Down se parecen mucho a otros niños. Tienen los mismos estados de ánimo y emociones, les gusta aprender cosas nuevas, jugar y disfrutar de la vida. Usted puede ayudar a su hijo a desarrollarse proporcionando tantas oportunidades como sea posible para que él o ella haga estas cosas. Lea a su hijo y juegue con él o ella, como lo haría con cualquier otro niño. Ayude a su hijo a tener experiencias positivas con nuevas personas y lugares.

Cada bebé nacido con síndrome de Down es diferente. A medida que su nuevo bebé crezca, tendrá que prestar especial atención a su desarrollo físico e intelectual. Su bebé también puede tener algunos problemas de salud que requieren atención adicional. No todos los bebés nacidos con síndrome de Down tienen problemas de salud. No todos los bebés tendrán los mismos problemas de salud.

Salud física:

Los bebés que nacen con síndrome de Down son más propensos a tener:

Problemas de alimentación. Aprender a amamantar o chupar un biberón puede llevar a tu bebé más tiempo para aprender. La lactancia materna es buena para todos los bebés, incluidos los bebés que tienen síndrome de Down. El médico, una enfermera, un terapeuta de alimentación u otra madre que tenga un bebé con síndrome de Down pueden proporcionar consejos y entrenamiento especial.

Defectos cardíacos.

Alguno corazón problemas requerirán cirugía dentro del primer año. Otros problemas se corregirán con el tiempo. Si tu bebé tiene un problema cardíaco, el médico te derivará a un cardiólogo. Controlará la salud del corazón de su bebé hasta que se corrija el problema.

Lee también sobre terapia para niños con síndrome de Down

Cuidados comunes de un bebé con síndrome de Down

Problemas auditivos.

Algunos bebés tendrán pérdida parcial de audición. Los bebés que tienen síndrome de Down tienen tubos eustaquios más pequeños (parte del oído interno). Esto causa acumulación de líquido. Eso se puede aliviar con tubos. El médico insertará quirúrgicamente los tubos para aliviar el líquido. Algunos bebés tienen nervio daño. Esto puede causar pérdida auditiva permanente. Los audífonos a menudo ayudan a su hijo a oír. Sin tratamiento, la pérdida auditiva puede afectar el desarrollo del habla de su bebé.

Problemas de visión. Esto puede incluir cataratas u otros problemas oculares que requieran gafas.

Los problemas de salud menos probables incluyen:

  • Bloqueo intestinal al nacer que requiere cirugía.
  • cadera dislocación.
  • Enfermedad tiroidea.
  • Aquí es cuando rojo sangre las células no pueden llevar suficiente oxígeno al cuerpo.
  • Deficiencia de hierro. Esto es anemia donde los glóbulos rojos no tienen suficiente hierro.
  • Leucemia en la infancia o la primera infancia.

😚Aspectos fundamentales de su desarrollo (Cuidados comunes de un bebé con síndrome de Down)

Su bebé alcanzará todos los mismos hitos de bebé y niño pequeño. Sin embargo, le llevará un poco más de tiempo. Apoyo académico de intervención temprana, así como terapia ocupacional puede ayudar a los niños que tienen síndrome de Down a desarrollarse. Esto cubre los siguientes temas:

  • Habilidades motoras (gatear, caminar, alimentarse, apósito, escritura a mano).
  • Habilidades lingüísticas (habla y desarrollo de vocabulario).
  • Habilidades sociales (turn-taking, compartir, contacto visual, modales).
  • Habilidades académicas (lectura temprana, conteo).

Cuanto antes comience a recibir terapia, mejor se desarrollará y tendrá éxito en la vida.

Muchas ciudades tienen grupos de apoyo y recursos comunitarios para ayudar a los padres que tienen hijos con síndrome de Down. Estos recursos también son útiles para los hermanos y otros miembros de la familia. Su médico puede indicarle dónde encontrar estos recursos en su comunidad.

🌿Tratamientos comunes para niños con síndrome de Down

No existe un tratamiento único y estándar para el síndrome de Down. Los tratamientos se basan en las necesidades físicas e intelectuales de cada individuo, así como en sus fortalezas y limitaciones personales.

Las personas con síndrome de Down pueden recibir atención adecuada mientras viven en casa y en la comunidad.

Un niño con síndrome de Down probablemente recibirá atención de un equipo de profesionales de la salud, incluyendo, pero no limitado a, médicos, educadores especiales, logopedas, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y trabajadores sociales. Todos los profesionales que interactúan con niños con síndrome de Down deben proporcionar estimulación y aliento.

Las personas con síndrome de Down tienen un mayor riesgo de tener una serie de problemas de salud y afecciones que aquellas que no tienen síndrome de Down. Muchas de estas afecciones asociadas pueden requerir atención inmediata justo después del nacimiento, tratamiento ocasional durante la infancia y adolescencia, o tratamientos a largo plazo a lo largo de la vida. Por ejemplo, un bebé con síndrome de Down puede necesitar cirugía unos días después del nacimiento para corregir un defecto cardíaco; o una persona con síndrome de Down puede tener problemas digestivos que requieren una dieta especial de por vida.

Cuidados comunes de un bebé con síndrome de Down

Los niños, adolescentes y adultos con síndrome de Down también necesitan la misma atención médica regular que aquellos sin la afección, desde visitas de bebés sanos y vacunas de rutina como bebés hasta consejería reproductiva y atención cardiovascular más adelante en la vida. Al igual que otras personas, también se benefician de la actividad física regular y las actividades sociales.

  • Intervención temprana y terapia educativa
  • Terapias de tratamiento
  • Medicamentos y suplementos
  • Dispositivos de asistencia

Intervención temprana y terapia educativa (Cuidados comunes de un bebé con síndrome de Down)

La “intervención temprana” se refiere a una serie de programas y recursos especializados que los profesionales proporcionan a niños muy pequeños con síndrome de Down y sus familias. Estos profesionales pueden incluir educadores especiales, logopedas, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y trabajadores sociales.

Las investigaciones indican que la intervención temprana mejora los resultados para los niños con síndrome de Down. Esta asistencia puede comenzar poco después del nacimiento y a menudo continúa hasta que un niño alcanza los 3 años. Después de esa edad, la mayoría de los niños reciben intervenciones y tratamiento a través de su distrito escolar local.

🌻¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a vivir con síndrome de Down?

Los niños con síndrome de Down a menudo pueden hacer la mayoría de las cosas que cualquier niño pequeño puede hacer. Pueden caminar, hablar, vestirse y estar entrenados en el baño. Pero a menudo hacen estas cosas a una edad más avanzada que otros niños. Las edades exactas de estos hitos de desarrollo son diferentes para cada niño. Los programas de intervención temprana que comienzan cuando un niño es un bebé pueden ayudar al niño a alcanzar su potencial.

Un niño con síndrome de Down puede ir a la escuela. Los programas especiales que comienzan en los años preescolares ayudan a los niños con síndrome de Down a desarrollar habilidades lo más plenamente posible. Muchos niños reciben ayuda con la intervención temprana y la educación especial. También pueden entrar en un aula regular. Muchos niños aprenderán a leer y escribir. Pueden participar en actividades infantiles, tanto en la escuela como en su comunidad.

Su hijo puede necesitar terapia física, ocupacional y del habla para ayudar con su desarrollo. Hable con el proveedor de atención médica de su hijo, otras familias y agencias nacionales de apoyo al síndrome de Down para aprender qué esperar con el síndrome de Down. También puede aprender lo que puede ser útil para criar a un niño con síndrome de Down.

Cuidados comunes de un bebé con síndrome de Down

Los programas de trabajo especiales están diseñados para adultos con síndrome de Down. Muchos adultos con este trastorno pueden tener trabajos regulares. Cada vez más adultos con síndrome de Down viven semiindependientemente en hogares comunitarios. Se cuidan a sí mismos, hacen tareas domésticas, desarrollan amistades, realizan actividades de ocio y trabajan en sus comunidades.

Algunas personas con síndrome de Down se casan. La mayoría de los hombres con síndrome de Down no pueden tener un hijo. En cualquier embarazo, una mujer con síndrome de Down tiene una probabilidad de 1 de cada 2 de concebir un niño con síndrome de Down. Muchos de los embarazos son abortados.

Referencias:

https://cuidateplus.marca.com/familia/nino/-cuidados-precisa-hijo-sindrome-down-140066.html

https://cuidateplus.marca.com/familia/nino/-cuidados-precisa-hijo-sindrome-down-140066.html

Puedes ver más información en este vídeo:

Hipotonía en síndrome de Down

La hipotonía en síndrome de Down es una de las consecuencias de esta discapacidad, los médicos han resuelto tratarla con fisioterapia y otra serie de métodos para hacer la vida del niño mucho más fácil.

🤗 ¿Qué características tienen las personas con síndrome de Down?

Rasgos físicos

Baja estatura:

A menudo se puede diagnosticar a un niño en función de la proporción de longitud y anchura de los huesos del dedo. Los machos adultos promedian una altura de cinco pies y una pulgada y las hembras adultas promedian cuatro pies y ocho pulgadas. El problema de la estatura también se refleja en la dificultad con el equilibrio, dedos y manos cortos y anchos y, posteriormente, motor. 

Una cresta nasal plana:

Un aplanamiento de la cara y la lengua grande a menudo contribuyen a la apnea del sueño.  

Pies abiertos:

Los estudiantes con síndrome de Down generalmente tienen un espacio extra grande entre el dedo gordo y el segundo dedo del pie. Esto crea algunos desafíos para la coordinación y la movilidad. 

Rasgos neurológicos

Déficits intelectuales:

Los niños con síndrome de Down tienen discapacidades intelectuales leves (cociente intelectual o cociente de inteligencia de 50 a 70) o moderadas (cociente intelectual de 30 a 50), aunque algunos tienen discapacidades intelectuales graves con un cociente intelectual de 20 a 35. 

Lenguaje:

Los niños con síndrome de Down a menudo tienen un lenguaje receptivo (comprensión, comprensión) más fuerte que el lenguaje expresivo. En parte, se debe a las diferencias faciales (cresta nasal plana y una lengua gruesa, a menudo unidas a la parte inferior de la boca y que requieren una cirugía simple). 

Los niños con síndrome de Down son capaces de hacer un lenguaje inteligible, pero requieren terapia del habla y lenguaje y mucha paciencia para dominar la articulación. Sus diferencias físicas crean desafíos de articulación, pero los niños con síndrome de Down a menudo están ansiosos por agradar y trabajarán duro para crear una conversación clara.

hipotonía en síndrome de Down

Rasgos sociales

A diferencia de otras discapacidades, como los trastornos del espectro autista que crean dificultades con las habilidades sociales y el apego, los niños con síndrome de Down a menudo están entusiasmados por involucrar a otras personas y son muy sociables. Esta es una razón por la cual la inclusión es una parte valiosa de un niño con la carrera educativa del Síndrome de Down.

Los estudiantes con síndrome de Down a menudo son muy cariñosos y pueden beneficiarse de la capacitación social que incluye ayudar a los estudiantes a identificar interacciones socialmente apropiadas e inapropiadas.

📌 Desafíos motores y de salud

Las habilidades motoras gruesas débiles y la tendencia de los padres a aislar a sus hijos pueden conducir a problemas de salud a largo plazo, incluida la obesidad y la falta de habilidades motoras gruesas y aeróbicas. Los estudiantes con síndrome de Down se beneficiarán de los programas de educación física que fomentan la actividad aeróbica.

A medida que los niños con síndrome de Down envejecen, tendrán problemas de salud relacionados con su diferencia física. Son propensos a la artritis debido al estrés esquelético relacionado con su baja estatura y su bajo tono muscular. A menudo no reciben suficiente educación aeróbica y a menudo pueden sufrir enfermedades cardíacas.

hipotonía en síndrome de Down

🔹 Comorbilidad

A menudo, los estudiantes con discapacidades tendrán más de una condición de discapacidad (primaria). Cuando esto ocurre, se conoce como “comorbilidad”. Aunque algún tipo de comorbilidad es común en todas las discapacidades, algunas discapacidades tienen más probabilidades de tener pares comórbidos. Con el síndrome de Down, puede incluir esquizofrenia, depresión y trastornos obsesivo compulsivos. Estar atento a los síntomas es esencial para proporcionar el mejor tipo de apoyo educativo.

☘ Signos de hipotonía

Dependiendo de la causa subyacente, la hipotonía puede aparecer a cualquier edad. Los signos de hipotonía en bebés y niños incluyen:

  • control deficiente o inexistente
  • retraso en el desarrollo de habilidades motoras gruesas, como gatear
  • retraso en el desarrollo de habilidades motoras finas, como agarrar un crayón

Los signos de hipotonía a cualquier edad incluyen: Hipotonía en síndrome de Down

  • disminución del tono muscular
  • disminución de la fuerza
  • pobres reflejos
  • hiperflexibilidad
  • dificultades del habla
  • disminución en la resistencia de la actividad
  • postura deteriorada
hipotonía en síndrome de Down

⭐ Causas de la hipotonía

Los problemas con el sistema nervioso o muscular pueden desencadenar hipotonía. A veces es el resultado de una lesión, enfermedad o trastorno hereditario. En otros casos, nunca se identifica una causa.

Algunos niños nacen con hipotonía que no está relacionada con una afección separada. Esto se llama hipotonía congénita benigna.

La fisioterapia, la terapia ocupacional y la del habla pueden ayudar a su hijo a ganar tono muscular y mantenerse en el camino del desarrollo.

Algunos niños con hipotonía congénita benigna tienen retrasos menores en el desarrollo o discapacidades de aprendizaje. Estas discapacidades pueden continuar hasta la infancia.

La hipotonía puede ser causada por afecciones que afectan el cerebro, el sistema nervioso central o los músculos. Estas condiciones incluyen:

  • parálisis cerebral
  • daño cerebral, que puede ser causado por falta de oxígeno al nacer
  • distrofia muscular
  • En muchos casos, estas afecciones crónicas requieren atención y tratamiento de por vida.

La hipotonía también puede ser causada por condiciones genéticas. Estas condiciones incluyen:

  • Síndrome de Down
  • Síndrome de Prader-Willi
  • enfermedad de Tay-Sachs
  • trisomía 13

Los niños con síndrome de Down y síndrome de Prader-Willi a menudo se benefician de la terapia. Los niños con enfermedad de Tay-Sachs y trisomía 13 suelen tener vidas más cortas.

En raras ocasiones, la hipotonía es causada por infecciones de botulismo o contacto con venenos o toxinas. Sin embargo, la hipotonía a menudo desaparece después de recuperarse.

hipotonía en síndrome de Down

🍒 Hipotonía en síndrome de Down: ¿Cuándo ver a un doctor?

La hipotonía puede diagnosticarse al nacer. En algunos casos, sin embargo, es posible que no note la condición de su hijo hasta que sea mayor. Un indicador es que su hijo no está cumpliendo los hitos del desarrollo.

Programe citas regulares para su hijo con un médico. Asegúrese de mencionar cualquier inquietud que tenga sobre el progreso de su hijo.

Su médico evaluará el desarrollo de su hijo y realizará pruebas si tienen dudas. Las pruebas pueden incluir análisis de sangre y resonancias magnéticas y tomografías computarizadas.

Si nota signos repentinos de la condición en una persona de cualquier edad, busque atención médica de emergencia.

🎊 Tratamiento de la hipotonía.

El tratamiento varía según cómo se vea afectado su hijo. La salud general y la capacidad de su hijo para participar en terapias conformarán un plan de tratamiento. Algunos niños trabajan frecuentemente con fisioterapeutas.

Dependiendo de las habilidades de su hijo, pueden trabajar hacia objetivos específicos, como sentarse erguido, caminar o practicar deportes. En algunos casos, su hijo puede necesitar ayuda con su coordinación y otras habilidades motoras finas.

Los niños con condiciones severas pueden necesitar sillas de ruedas para movilidad. Debido a que esta afección hace que las articulaciones estén muy flojas, es común tener luxaciones articulares. Los aparatos ortopédicos y los yesos pueden ayudar a prevenir y corregir estas lesiones.

hipotonía

🎀 ¿Cuál es el pronóstico a largo plazo para las personas con hipotonía? Hipotonía en síndrome de Down

Las perspectivas a largo plazo dependen de lo siguiente:

  • causa subyacente
  • años
  • gravedad
  • músculos afectados

Tener hipotonía puede ser un desafío. A menudo es una afección de por vida, y su hijo necesitará aprender mecanismos de afrontamiento. También pueden necesitar terapia.

Sin embargo, no es potencialmente mortal, excepto en los casos de neurona motora o disfunción cerebelosa.

🔵Ejercicios de fisioterapia: Hipotonía en síndrome de Down:

Ortesis

Las ortesis hechas a medida son un excelente complemento para la fisioterapia. Estos pequeños aparatos ayudan a mantener el cuerpo de su hijo en la alineación adecuada a medida que aprende, se desarrolla y gana fuerza.

Una solución ortopédica en particular, el Surestep SMO, revolucionó el tratamiento de la hipotonía. Con un plástico flexible único, un enfoque en la compresión y un diseño innovador, es efectivo y diferente a cualquier otra opción.

La fisioterapia pediátrica temprana para niños con síndrome de Down puede ayudar con la adquisición de habilidades motoras y desarrollar la fuerza para ayudar a maximizar la función motora y la calidad de vida. Nuestro equipo de fisioterapeutas especializados puede:

  • Promover el logro de las habilidades motoras gruesas como sentarse, gatear y pararse
  • Mejorar la independencia en las actividades funcionales
  • Mejorar la fuerza muscular, la postura y el equilibrio
  • Mejorar la confianza y la socialización con los compañeros a través de las habilidades motoras mejoradas
  • Reducir el riesgo de problemas secundarios en las articulaciones en la edad adulta como resultado de ligamentos laxos

Se ha demostrado que la experiencia de caminar temprano en una cinta caminadora ayuda a los bebés con síndrome de Down a caminar antes.

niños SD

🤗Efectos musculo esqueléticos: Hipotonía en síndrome de Down:

El síndrome de Down es uno de los trastornos genéticos más comunes. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, afecta a aproximadamente 1 bebé de cada 700 nacimientos.

Los niños con síndrome de Down tienen diferentes retrasos en el desarrollo y problemas médicos. Pueden tener problemas médicos especiales del corazón, el estómago, los ojos y otras partes del cuerpo. Muchos niños tienen problemas que involucran los huesos y las articulaciones. Estos problemas musculo esqueléticos pueden afectar el movimiento y la coordinación, y pueden empeorar más adelante en la vida.

Anticipar y abordar los problemas musculo esqueléticos que ocurren en la infancia puede mejorar en gran medida la salud y la función de las personas con síndrome de Down.

📌Descripción mas detallada: Hipotonía en síndrome de Down

La gravedad del retraso del desarrollo varía en niños con síndrome de Down. Un niño con síndrome de Down eventualmente alcanzará los mismos hitos de crecimiento que otros niños, sin embargo, él o ella puede ser más lento para darse vuelta, sentarse, pararse, caminar y hacer otras actividades físicas.

Los efectos musculoesqueléticos más comunes del síndrome de Down incluyen tono muscular débil (hipotonía) y ligamentos demasiado flojos (laxitud de los ligamentos). Esto lleva a una flexibilidad articular excesiva.

Inestabilidad conjunta

Los niños con síndrome de Down pueden tener cadera, rodilla y otras articulaciones que se deslizan fuera de lugar o se dislocan.

Inestabilidad de cadera. La cadera es una articulación “esférica”. En una cadera normal, la bola del extremo superior del fémur (fémur) se ajusta firmemente al acetábulo (cavidad). Debido a que los ligamentos y músculos que ayudan a mantener los huesos en su lugar están flojos en los niños con síndrome de Down, es más probable que el fémur se salga de su lugar. Con el tiempo, esta inestabilidad puede conducir a repetidas dislocaciones de cadera, en las cuales el fémur se sale completamente de la cavidad, sin ninguna fuerza externa o lesión.

hipotonía

Radiografía de cadera dislocada

Esta radiografía de la pelvis muestra que la cadera izquierda del niño está dislocada.

Inestabilidad de la rótula: La inestabilidad patelofemoral (rótula) es un problema musculoesquelético común en niños con síndrome de Down. La rótula normalmente descansa en un pequeño surco al final del fémur. La rótula se desliza hacia arriba y hacia abajo dentro de la ranura cuando la rodilla se dobla y se endereza. Debido al tono muscular débil, las rótulas de un niño con síndrome de Down pueden salirse del surco. Esta inestabilidad hará que las rodillas se vean deformadas, pero no puede causar ningún otro síntoma. Muchos niños continuarán caminando, mientras que otros pueden experimentar dolor y caídas frecuentes.

Inestabilidad del cuello

En muchos niños con síndrome de Down, los músculos y ligamentos que sostienen el cuello son débiles y flojos. Potencialmente, esto puede causar compresión de la médula espinal, en la cual los huesos pequeños del cuello (vértebras) presionan la médula espinal. La compresión puede conducir a una reducción de la coordinación muscular, entumecimiento y debilidad.

La compresión de la médula espinal no ocurre en la mayoría de los niños con inestabilidad del cuello. Sin embargo, cualquier cambio físico progresivo en un niño con síndrome de Down debe comunicarse con su médico. Estos cambios pueden incluir:

  • Debilidad, torpeza y tropiezos.
  • Caminando con piernas rígidas
  • Tener rigidez en el cuello, dolor de cuello y dolores de cabeza.

Su médico puede recomendar tomar radiografías del cuello de su hijo para buscar la laxitud articular. En algunos casos, un niño puede mantenerse alejado de los deportes de contacto u otras actividades que ejerzan presión sobre el cuello, como saltar alto, bucear, hacer gimnasia y usar un trampolín.

niño con hipotonía

Condiciones del pie

Un niño con síndrome de Down puede tener pies planos, juanetes y otras afecciones de los pies. Estos problemas pueden causar dolor en el pie y afectar la marcha y el equilibrio del niño.

📌 Tratamiento

Obtener atención médica y tratamiento tempranos puede mejorar la salud de un niño con síndrome de Down.

Su médico considerará muchos factores al planificar el tratamiento, incluida la edad de su hijo, los años restantes de crecimiento, los síntomas y cualquier discapacidad física causada por el problema ortopédico.

☘ Tratamiento no quirúrgico

Hay varias cosas que se pueden hacer sin cirugía para ayudar a un niño con síndrome de Down.

Terapia física:

El ejercicio y las actividades de fortalecimiento pueden mejorar el tono muscular débil y ayudar a proteger contra los problemas que pueden resultar de una flexibilidad articular excesiva. Su médico puede recomendar un programa especial de fisioterapia cuando su hijo sea muy pequeño. La intervención temprana puede ayudar a un niño con síndrome de Down a lograr habilidades de desarrollo y desarrollar el tono muscular y la coordinación. También puede proporcionar estimulación y estímulo adicionales para ayudar al niño a alcanzar su máximo potencial en la vida.

Inmovilización:

Los niños con inestabilidad de la cadera pueden ser tratados temporalmente con un yeso espica diseñado para mantener los huesos de la cadera en la posición adecuada y permitir que los ligamentos alrededor de la articulación se vuelvan más estables.

Dispositivos de ayuda:

Algunos niños pueden necesitar férulas u otros dispositivos para aliviar el dolor y facilitar la actividad física. Las ortesis, los soportes para el arco, los zapatos personalizados y los aparatos ortopédicos pueden ser útiles para los problemas debidos a la inestabilidad articular.

No dejes de ver todo o relacionado a los niños son sindrome de Down

Adoptando un estilo de vida saludable:

Se debe alentar a un niño con síndrome de Down a estar físicamente activo y comer una dieta saludable y bien balanceada. Esto los ayudará a evitar el exceso de peso y otros problemas de salud como la presión arterial alta y la diabetes. Su médico puede ayudarlo a desarrollar una rutina de ejercicios completa que incluya actividad aeróbica, entrenamiento de fuerza y ejercicios de estiramiento.

SD

⭐ Tratamiento quirúrgico

Si los problemas musculoesqueléticos del niño no responden a tratamientos no quirúrgicos, como aparatos ortopédicos, aparatos ortopédicos y fisioterapia, su médico puede recomendarle una cirugía.

Fusión espinal:

Ocasionalmente, un niño con inestabilidad cervical severa puede requerir un procedimiento de fusión espinal para estabilizar los huesos del cuello y disminuir la presión sobre la médula espinal. La fusión espinal es esencialmente un proceso de “soldadura”. El objetivo de la cirugía es fusionar las vértebras para que se curen en un solo hueso sólido.

Otros procedimientos:

También se puede necesitar cirugía en los huesos, tejidos blandos como los ligamentos, o ambos para controlar la flojedad de las articulaciones de la cadera y la rodilla, y la flojedad de las articulaciones de los pies.

🎊Implicaciones de la hipotonía en el síndrome de Down

1) Propiedades viscoelásticas de tendones y ligamentos e inercia de segmentos corporales.

Suponiendo que una persona está completamente relajada, y durante el examen los niveles de activación muscular no muestran desviaciones de cero, la resistencia de las articulaciones se definirá principalmente por la mecánica de los tejidos periféricos. En una primera aproximación, la resistencia a un movimiento externo obtiene contribución de la inercia, la elasticidad (resistencia al estiramiento) y la amortiguación (resistencia a la velocidad). En particular, los tendones y ligamentos humanos proporcionan un comportamiento viscoelástico no lineal de las articulaciones pasivas, mientras que las fibras musculares relajadas muestran una resistencia al estiramiento relativamente baja

2) Capacidad para relajar los músculos que cruzan la articulación

Esta habilidad no se puede dar por sentado. En algunos casos, como la espasticidad, las personas no pueden relajar los músculos en ciertas configuraciones de las articulaciones, mientras están bajo estrés emocional o cuando sus partes del cuerpo se mueven (revisado en Dietz. Incluso una persona típica y saludable puede necesitar explicación y tiempo para poder relajarse cuando sus segmentos de extremidades son manipulados por otra persona. Es de conocimiento común que algunas personas pueden relajarse ‘completamente’ durante el masaje u otras manipulaciones, mientras que otras no pueden o, al menos, requieren recordatorios y tiempo para relajarse.

bebe con hipotonía

3) Capacidad para evitar o minimizar la activación muscular involuntaria durante el movimiento articular

Suponemos que el movimiento producido por el examinador es suave y no muy rápido. Como tal, no se espera que produzca reflejos monosinápticos o reacciones preprogramadas de larga latencia (también conocidas como M 2-3), revisadas en Chan y Kearney; McKinley et al. en los músculos estirados. La activación muscular involuntaria durante un movimiento articular no muy rápido se puede ver si se alcanza el umbral para la activación muscular durante el movimiento. Los músculos con activación cero pueden estar profundamente relajados (su umbral de activación está muy lejos, posiblemente más allá del rango anatómico del movimiento articular) o superficialmente relajado (su umbral de activación está cerca y se puede alcanzar fácilmente si el músculo se estira). Tenga en cuenta que se ha ofrecido una explicación similar para la activación muscular involuntaria en la espasticidad.

Si el movimiento articular conduce a la activación muscular, las propiedades viscoelásticas de las fibras musculares se hacen cargo de la contribución de los tendones y ligamentos a la resistencia articular al movimiento y definen esta resistencia.

Si quieres saber más sobre la hipotonía en síndrome de Down, puedes ver este video:

Tratamiento Del Síndrome De Down

  Es posible que su hijo necesite ayuda de diferentes maneras, para eso es el tratamiento del síndrome de Down, desde gatear y caminar hasta hablar y aprender a ser social. También puede necesitar atención extra en la escuela. Y ella puede tener problemas médicos que necesitan atención regular.

  Es probable que confíe en un equipo de proveedores, incluido el médico principal de su hijo, y tal vez especialistas como médicos del oído, médicos del corazón y otros. Su hijo también puede trabajar con terapeutas físicos, ocupacionales y del habla.

👉 Diagnóstico para el tratamiento del síndrome de Down

  El síndrome de Down se diagnostica de dos maneras, durante el embarazo o poco después del nacimiento. El diagnóstico siempre se basa en la presencia de un cromosoma número 21 adicional en un cariotipo.

Antes del tratamiento del síndrome de Down viene la amniocentesis

  Este procedimiento se utiliza para recolectar líquido amniótico, el líquido del útero. Se inserta una aguja a través de la pared abdominal de la madre en el útero, usando ultrasonido para guiar la aguja. Este método generalmente se lleva a cabo entre las semanas 14 y 18 del embarazo.

  El diagnóstico durante el parto se realiza observando algunas diferencias en la apariencia del bebé. Estos pueden incluir un perfil facial plano, una inclinación hacia arriba del ojo, un cuello corto, orejas de forma anormal.

diagnostico del sindrome de Down

📌 Intervención rápida como parte del tratamiento del síndrome de Down

  La mayoría de los estados ofrecen programas que brindan una gama de servicios para niños de hasta 3 años. Estos programas pueden impulsar el crecimiento físico y mental de su hijo. Por lo general, tienen terapeutas y maestros especialmente capacitados para ayudar a los niños a aprender una variedad de habilidades, como, por ejemplo:

  1. Alimentarse y vestirse
  2. Da la vuelta, gatea y camina
  3. Jugar y estar cerca de otras personas.
  4. Piensa y resuelve problemas
  5. Hablar, escuchar y comprender a los demás.
  6. Ayuda en la escuela

  Muchos niños con síndrome de Down van a las escuelas de su vecindario junto con todos los demás niños. Esto puede ser excelente no solo para su hijo, sino también para los demás niños.

 Su hijo también tiene derecho a recibir servicios bajo la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA), que comienza a los 3 años. IDEA requiere que las escuelas públicas ofrezcan la mejor educación posible, sin importar los desafíos que enfrenta una persona.

tratamiento

🔹 Programas de desarrollo educativo antes del tratamiento del síndrome de Down

  Como parte de este esfuerzo, trabajará con la escuela para desarrollar un programa educativo individualizado (IEP). Esto ayuda a asegurar que su hijo reciba apoyo que se adapte a sus necesidades. Puede incluir cosas como trabajar con un especialista en lectura o logopeda.

 No existe un tratamiento estándar único para el síndrome de Down. Los tratamientos se basan en las necesidades físicas e intelectuales de cada individuo, así como en sus fortalezas y limitaciones personales.

  Es probable que un niño con síndrome de Down reciba atención de un equipo de profesionales de la salud, incluidos, entre otros, médicos, educadores especiales, logopedas, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y trabajadores sociales. Todos los profesionales que interactúan con niños con síndrome de Down deben proporcionar estimulación y estímulo.

niños con sindrome de Down

❤ Problemas de salud para los que se necesita el tratamiento del síndrome de Down

  Las personas con síndrome de Down tienen un mayor riesgo de sufrir una serie de problemas y afecciones de salud que aquellas que no tienen síndrome de Down. Por ejemplo, un bebé con síndrome de Down puede necesitar cirugía unos días después del nacimiento para corregir un defecto cardíaco; o una persona con síndrome de Down puede tener problemas digestivos que requieren una dieta especial de por vida.

  Los niños, adolescentes y adultos con síndrome de Down también necesitan la misma atención médica regular que los que no tienen la afección, desde visitas de rutina para bebés y vacunas de rutina como bebés hasta asesoramiento reproductivo y atención cardiovascular más adelante en la vida. Al igual que otras personas, también se benefician de la actividad física regular y las actividades sociales.

  1. Intervención Temprana y Terapia Educativa
  2. Terapias de tratamiento
  3. Drogas y Suplementos
  4. Dispositivos de ayuda
terapia educativa

🌟 Intervención temprana y terapia Educativa como parte del tratamiento del síndrome de Down

  La “intervención temprana” se refiere a una gama de programas y recursos especializados que los profesionales brindan a niños muy pequeños con síndrome de Down y sus familias. Estos profesionales pueden incluir educadores especiales, logopedas, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y trabajadores sociales.

  La investigación indica que la intervención temprana mejora los resultados para los niños con síndrome de Down. Esta asistencia puede comenzar poco después del nacimiento y a menudo continúa hasta que un niño cumpla los 3 años. 4 Después de esa edad, la mayoría de los niños reciben intervenciones y tratamiento a través de su distrito escolar local.

  La siguiente información puede ser útil para quienes consideran programas de asistencia educativa para un niño con síndrome de Down:

  El niño debe tener ciertos déficits cognitivos o de aprendizaje para ser elegible para programas gratuitos de educación especial.

tratamiento del sindrome de Down

👉 Tratamiento del síndrome de Down (psicológico)

  Los profesionales médicos y psicológicos deben utilizar los resultados de la batería de evaluación para recomendar diferentes servicios a los padres de niños con síndrome de Down. Los psicólogos comúnmente harán recomendaciones para la colocación en educación especial, terapias específicas como el habla y el lenguaje, el manejo del comportamiento y la derivación a servicios comunitarios para el apoyo de los padres. Es importante que los profesionales se aseguren de que los niños con los que trabajan reciban todos los servicios para los que son elegibles.

Problemas comunes:

  Hay muchos problemas psicológicos comunes con los que se diagnostica a las personas con síndrome de Down. Los profesionales deben ser conscientes de esto para poder comenzar a tratarlos lo antes posible.

Tratamiento del TDAH:

  El TDAH es uno de los problemas psicológicos más comúnmente diagnosticados en personas con síndrome de Down. Aproximadamente el 15% de los niños con síndrome de Down también tienen TDAH. Los medicamentos estimulantes no son efectivos para la mayoría de los niños, pero funcionan para una pequeña muestra de la población. Las mejores estrategias de tratamiento son las estrategias conductuales y terapéuticas que se centran en aumentar el funcionamiento adaptativo y el rendimiento en el hogar y la escuela.

tratamiento del sindrome de Down

Tratamiento de problemas de sueño:

  Otro problema común son las dificultades para dormir. Las técnicas de modificación del comportamiento se pueden utilizar para ayudar a tratar los problemas de sueño conductuales (renuencia a irse a la cama, problemas de vigilia nocturna). Las técnicas de modificación del comportamiento comienzan por llevar un diario de sueño para registrar los posibles desencadenantes del problema del sueño, los detalles del comportamiento que ocurre y lo que sucede directamente después del comportamiento.

Terapia para el síndrome de Down

  La mayoría de los niños con síndrome de Down se beneficiarán de recibir fisioterapia, terapia del habla y terapia ocupacional. La fisioterapia se usa para ayudar al niño a aprender a mover su cuerpo de manera apropiada. Sin fisioterapia, el cuerpo del niño puede desarrollarse de manera inapropiada y provocar dolor físico en el futuro. El objetivo de la terapia del habla es enseñar a los niños cómo comunicarse de manera apropiada y significativa.

Terapia de grupo:

  Si bien no se han realizado estudios sobre la eficacia de la terapia grupal para niños con síndrome de Down, es un tipo de terapia que puede ser efectiva para los niños. El psicólogo que realiza las sesiones de terapia podría enseñar a los niños habilidades de socialización adecuadas.

Este tipo de habilidades son importantes ya que la mayoría de los niños con síndrome de Down tienen problemas para hacer amigos porque no saben cómo interactuar adecuadamente con sus compañeros. La terapia grupal también sería beneficiosa porque proporciona un sistema de apoyo para niños con síndrome de Down.

terapia para el sindrome de Down

🔹 Diagnóstico para el tratamiento de fisioterapia en el síndrome de Down

Fuerza muscular relucida

  La masa ósea y la geometría ósea están influenciadas por el crecimiento y el desarrollo muscular en niños y adolescentes. Este proceso se modifica aún más por señales hormonales.

  La función motora en individuos con síndrome de Down se caracteriza por hipotonía e hiperflexibilidad, lo que resulta en un mayor riesgo de luxación articular y retraso en las habilidades motoras.

La masa ósea

  La acumulación de masa ósea durante la infancia es un determinante clave de la salud ósea en la edad adulta, y una masa esquelética de pico bajo se considera un factor de riesgo importante para la osteoporosis en la vida adulta.

  El análisis multivariado mostró que el síndrome de Down se asoció con una baja densidad mineral ósea, DMO, de la columna vertebral. La falta de ejercicio físico, la baja fuerza muscular, la exposición insuficiente al sol, los bajos niveles de vitamina D y el uso prolongado de anticonvulsivos son factores de riesgo adicionales para una baja DMO.

  Algunos expertos plantean la hipótesis de que la copia adicional del cromosoma 21 podría ser responsable de la baja estatura, las anomalías esqueléticas y el envejecimiento temprano que se observan en pacientes con síndrome de Down.

tratamiento del sindrome de Down

Tratamiento de fisioterapia

  El objetivo de la fisioterapia es minimizar el desarrollo de los patrones de movimiento compensatorio que los niños con síndrome de Down son propensos a desarrollar. Trabajar con sus músculos y movimientos ayudará a los niños a alcanzar algunos de sus hitos motores y evitará que desarrollen problemas, como una mala postura del tronco y problemas de marcha.

Problemas de marcha

  Los niños con síndrome de Down generalmente aprenden a caminar con los pies bien separados, las rodillas rígidas y los pies doblados. Lo hacen de esa manera porque debido a la hipotonía y a la debilidad en las articulaciones no es posible que se paren totalmente derechos.

  La fisioterapia debe comenzar enseñando al niño con síndrome de Down la postura correcta de pie cuando aún es muy pequeño.

terapias para el sindrome de Down

Postura del tronco

  Los niños con síndrome de Down típicamente aprenden a sentarse con una inclinación pélvica posterior, el tronco redondeado y la cabeza apoyada sobre los hombros. El tratamiento fisioterapéutico debe enseñarle al niño la manera correcta de sentarse brindándole apoyo incluso antes de que pueda sentarse por su cuenta.

No te vayas sin antes ver un video que explica con mas detalle este tipo de terapias